Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2017-01-22

Dólar (TRM)
$2.927,91
Dólar, Venta
$2.870,00
Dólar, Compra
$2.730,00
Café (Libra)
US$1,67
Euro
$3.112,95
UVR, Ayer
$242,71
UVR, Hoy
$242,74
Petróleo
US$52,42

Estado del tiempo
2017-01-22

marea

Marea min.: -19 cms.

Hora: 00:33

Marea max.: 12 cms.

Hora: 08:05

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 5 a 17 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.1 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 24 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-01-22

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

Colombia debe repensar el futuro de sus principales ríos: Magdalena y Cauca

-A A +A
 

A pesar de los duros efectos que ha generado el Fenómeno de El Niño en los dos principales ríos del país, el Magdalena y el Cauca, son varias las acciones que ha venido desarrollando el Gobierno Nacional para garantizar la recuperación de su navegabilidad.

Se trata de proyectos de largo aliento que vienen, en algunos casos, desde hace dos o tres años, pero que ya están incorporados al actual Plan Nacional de Desarrollo.

Según la Corporación Autónoma Regional para el Río Grande de La Magdalena (Cormagdalena), para ese afluente se han destinado más de 2,5 billones de pesos de inversión ya contratada con ese propósito mediante la estructuración de una Alianza Público Privada (ver entrevista con su director Luis Álvaro Mendoza).

El proyecto se adjudicó en septiembre de 2013 y comenzó a ejecutarse en diciembre del mismo año. En junio de 2014 se iniciaron las obras de mantenimiento y desde septiembre de 2015 el Grupo Anavelena comenzó a hacer las mediciones, pues es el consorcio encargado de las obras de acceso al puerto de Barranquilla y de garantizar los niveles de servicio -siete metros de profundidad, ancho de canal y radio de curvatura- entre el puente de Pumarejo y Puerto Salgar.

El proyecto está dividido en tres etapas: la primera es de preconstrucción y debe estar lista en 2018; la segunda fase es de diseño y la tercera corresponde a labores de mantenimiento. Todo el proyecto estará terminado en 2021.

El proyecto abarca 908 kilómetros, desde Puerto Salgar (Cundinamarca) hasta Barranquilla, pero hay tramos más difíciles como los 256 kilómetros entre Barrancabermeja y Cartagena que requieren obras de ingeniería más avanzadas debido a la pendiente del río.

A lo largo de sus casi mil kilómetros de extensión, el Magdalena cuenta con varias zonas portuarias de importancia como Barranquilla, Gamarra, Barrancabermeja, Puerto Salgar, Puerto Berrío y La Dorada, además de otros municipios con vocación portuaria e industrial.

En su recorrido, desde Puerto Salgar hasta el Puente de Pumarejo, Cormagdalena ha entregado 43 concesiones portuarias así: 26 en el departamento de Atlántico, 3 en Magdalena, 5 en Santander, 4 en Bolívar, 3 en Cesar, 1 en Antioquia y 1 en Cundinamarca y 7 más en solicitud.

Cormagdalena estima que el río tiene capacidad para movilizar 530 millones de toneladas de carga al año, y que con una profundidad promedio de siete pies (2,1 metros) y en 24 horas de servicio se pueden movilizar convoyes de hasta 7200 toneladas cada uno, equivalentes a 240 tractomulas en línea, pero con fletes más económicos entre 30 % y 40 % y con una reducción anual de 20 millones de toneladas de emisiones efecto invernadero. Cada convoy está compuesto por un remolcador y seis barcazas.

El proyecto prevé que en un año de ejecución de obras, el río tendrá habilitados 630 kilómetros con condiciones de profundidad, ancho de canal y radio de curvatura idóneos, beneficiando positiva y directamente a 57 municipios ribereños, pero conectará a toda la Nación. De hecho, el Magdalena atraviesa desde su nacimiento hasta su desembocadura en el Océano Atlántico un total de13 departamentos a lo largo de 128 municipios. 

“DEBEMOS REPENSAR NUESTRO RÍO MAGDALENA”

Luis Álvaro Mendoza, director Cormagdalena.

- ¿Hoy cuál es la situación del río Magdalena?
Está en su nivel histórico más bajo: en Barrancabermeja, por ejemplo, es de 17 centímetros. En el año 77 tuvimos allí un nivel de 25 centímetros. Es importante que la gente sepa que no debe pasar el río a pie, porque ese nivel se mide para comparar con niveles anteriores, pero se refiere es a la orilla, no al centro donde el río sigue siendo profundo.

- ¿Qué se está haciendo para recuperar la navegabilidad del río Magdalena?
Lo primero a destacar es la firma de una APP para la recuperación del río. Estamos apenas en la etapa de preconstrucción. Pero lo más importante es que debemos repensar nuestro río Magdalena, repensar sus usos y lo que estamos haciendo los colombianos con el agua. Necesitamos proteger los páramos para que se produzca el agua, los árboles de la cuenca para que retengan esa agua y la bajen hacia el río, los bosques de galería para proteger las orillas y se reforeste, y proteger los manantiales.
Tenemos que repensar qué hacer con nuestras ciénagas, que son los pulmones del río, porque fueron secadas por el hombre para sembrar pasto para el ganado. Entonces tenemos que repensar el cuidado de nuestros páramos, de nuestros bosques, de nuestros ríos, de nuestras ciénagas, para dejarle algo de agua a las próximas generaciones.

DESPEGÓ LA RECUPERACIÓN DE LA CUENCA ALTA DEL RÍO CAUCA

Desde finales del año pasado, la Corporación Autónoma Regional del Cauca (CRC) y el Fondo de Adaptación destinaron más de 1600 millones de pesos para la elaboración del Plan de Ordenamiento y Manejo de la cuenca alta del río Cauca.

Esta labor se desarrollará especialmente en los municipios de Popayán, Puracé y Sotará (Cauca) para beneficiar a más de 300 mil habitantes de la zona, entre ellos comunidades indígenas como Quintana, Puracé, Poblazón, Kokonucos, Paletara y Julumito.

El proyecto contempla un área aproximada de 85.430 Hectáreas, donde se desarrolla un ambicioso planeamiento del uso y manejo sostenible de sus recursos naturales renovables y la conservación de la estructura de la cuenca y sus recursos hídricos.

“ESTAMOS TRABAJANDO MUCHO EN LA PARTE AMBIENTAL”

Yesid González Duque, director de la CAR Cauca

- ¿Cuáles son los planes para la recuperación del río Cauca?
Hemos estado en permanente coordinación con las demás entidades del Estado para hacerle frente a los efectos del Fenómeno de El Niño. La CAR destinó más de 1500 millones de pesos para invertir en la cuenca alta del río, proyecto que está en ejecución. Se está haciendo un gran trabajo en los municipios de Popayán, Sotará, Puracé, municipios por donde pasan varios ríos que alimentan al río Cauca. Es un proceso interesante porque además nos permite con las otras instituciones del orden municipal, departamental y nacional mejorar las condiciones del río Cauca, el segundo más importante del país.
También tenemos otros programas como el de reforestación que nos permite mejorar las condiciones del río. El año pasado, por cuenta del efecto climático logramos con la ayuda de la CVC reforestar más de 900 hectáreas.

- ¿Para qué se hizo la cartografía del río Cauca?
Con la CVC también hicimos el año pasado un análisis de la topografía del río Cauca a escala 1:10 mil que no se tenía y que será muy importante para los procesos de intervención que haremos en los próximos años.
A final del año pasado también logramos firmar convenios con tres municipios del departamento para la construcción de pozos profundos para aliviar la situación de los tres municipios del Valle del Cauca más afectados por la escasez de agua: Santander, Sucre y Mercaderes.
Y con Gestión del Riesgo y otras entidades locales y nacionales, estamos adelantando otras acciones para llevar a cabo otro tipo de acciones y monitoreo que nos permita atender la situación provocada por esta situación.

- ¿Se ha afectado la navegabilidad del Cauca?
No tenemos navegabilidad en el río Cauca, salvo en la represa de La Salvajina para controlar el cauce a su paso por el Valle y para generar energía. Allí solamente hay paso por el río con planchones que maneja la Epsa. Lo demás es de embarcaciones pequeñas de los campesinos.

- ¿Hoy cuál es la prioridad?
Queremos trabajar mucho en la parte ambiental para que la gente se concientice de que con pequeñas acciones desde sus casas se puede contribuir significativamente al ahorro de agua y energía, a cuidar los árboles, a proteger las riberas de los ríos y mejorar las condiciones de vida hacia futuro y garantizar el suministro del líquido.

Notas recomendadas
Publicidad
Publicidad
2379 fotos
65884 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese