Costa Rica evalúa daño ambiental en zona fronteriza atribuido a Nicaragua

25 de octubre de 2010 12:01 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

El Ministerio del Ambiente de Costa Rica comenzó este domingo a evaluar el daño ecológico que habría causado Nicaragua en una isla fluvial costarricense, en una disputa que llevó a San José a desplegar policías con armas de guerra en la frontera. Siete profesionales del Ministerio, escoltados por un guardaparques armado con fusil, llegaron navegando en lanchas hasta la base instalada por la fuerza policial costarricense en Barra del Colorado Sur, una aldea de 370 habitantes en la isla Samay, en un delta próximo al Caribe y a la frontera nicaragüense. Los funcionarios comenzaron este mismo domingo a evaluar el daño causado supuestamente por las obras de dragado del río San Juan, iniciadas la semana pasada por Managua, que llevaron a San José a presentar una protesta diplomática el jueves y a ordenar el mayor despliegue armado en la frontera de las últimas tres décadas por parte de este país que no tiene ejército. "Vamos a hacer una evaluación de los daños ecológicos para hacer una estimación económica" de los perjuicios, dijo a la AFP Víctor Montero, miembro del grupo enviado por el Ministerio del Ambiente. Unos 150 policías costarricenses con uniformes de camuflaje, cascos de guerra, fusiles M-16 y ametralladoras M-60 custodian desde el viernes esta calurosa zona limítrofe donde Nicaragua realiza el dragado del río San Juan, denunciado por San José como una violación de su soberanía. Nicaragua, por su parte, envió tropas el sábado a la frontera sur en una acción que dijo estar motivada por acciones del narcotráfico y no por la movilización policial costarricense, según el portavoz del Ejército, coronel Juan Ramón Morales. El funcionario militar dijo que el despliegue militar busca "golpear al narcotráfico en esta área", y el gobierno de Managua reforzó estos dichos solicitando el apoyo de San José para capturar a una "peligrosa" banda de narcotraficantes nicaragüenses que operaban cerca de la frontera y que habrían huido hacia territorio costarricense. San José alega que el equipo nicaragüense que limpia con una draga el lecho del río arrojó el sedimento a la isla Calero, que le pertenece, y que integra una reserva natural protegida. Además, en la isla los nicaragüenses talaron unas siete hectáreas de "bosque natural virgen", según dijo Montero. "Se va a hacer una estimación del número de árboles cortados", indicó. El equipo evaluador del Ministerio lo conforman también Olman Mena, Miguel Araya y Joaquín Vargas, estos dos últimos del área de manejo forestal, así como otras tres funcionarias. Los vuelos de aprovisionamiento a la fuerza policial continuaron este domingo, con la llegada a la pequeña pista aérea de Barra del Colorado Sur de un avión de transporte 'Caribú' con suministros despachados desde San José. Los lugareños han dicho que nunca habían visto tal despliegue de uniformados armados en la zona, pues Costa Rica carece de Ejército desde 1948. Tampoco habían visto hasta ahora un rezo colectivo como el del domingo, cuando los policías oraron tomados de sus manos mientras un sacerdote dirigía sus plegarias desde San José con un radiotransmisor. San José no había ordenado una movilización de su fuerza policial desde los años 80, época en la que la frontera con Nicaragua se vio envuelta en incidentes por las operaciones de los rebeldes 'Contras' nicaragüenses financiados por Washington que combatían al gobierno sandinista de Managua. Uno de los protagonistas de los combates que desangraron a Centroamérica, el ex comandante guerrillero nicaragüense Edén Pastora, ahora dirige las faenas de dragado del río San Juan por encargo del presidente Daniel Ortega. Pastora, quien luchó con los sandinistas y luego contra ellos, ha sido responsabilizado por funcionarios costarricenses por los supuestos daños causados en la isla Calero.

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Ambiente

DE INTERÉS