Drummond sí tendrá que pagar multa de $1700 millones

08 de agosto de 2018 09:29 PM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

El Consejo de Estado se declaró inhibido para resolver la pretensión de nulidad que solicitó la empresa Drummond contra la resolución del Ministerio de Ambiente, con la que la sancionó a pagar cerca 1700 millones de pesos por construir obras en el departamento de Cesar sin licencia ambiental.

Las obras se realizaron en el año 2006, cuando se construyó un corredor de aproximadamente 70 metros de ancho y 5,44 kilómetros de longitud entre el río calenturitas y arroyo Paraluz, y sus obras conexas. Según el Ministerio, se habrían intervenido los cauces de los cuerpos de los ríos Calenturistas, Caño NN y el arroyo Paraluz. También, por haber realizado la desviación del cauce del arroyo Paraluz, sin contar con autorización del Ministerio de Ambiente.  

El Minambiente además señaló a la Drummond de presuntamente haber realizado el vertimiento de aguas residuales en dicha zona. Adicionalmente, habría la alteración del flujo de las aguas y la sedimentación de los cuerpos de agua de los mismos afluentes, todo esto con licencia otorgada por la Corporación Autónoma de Cesar (Corpocesar) y no una licencia ambiental del Ministerio, como se debió haber hecho.

La compañía interpuso una acción de nulidad a dos resoluciones al respecto que emitió el Ministerio de Ambiente, las cuales fueron tramitadas por el Tribunal Administrado del Cesar, la cual no fue aceptada, por lo que el caso lo envió para revisión en el Consejo de Estado, el cual decidió no pronunciarse al respecto.

Sin embargo, en los alegatos de conclusión en segunda instancia, el Ministerio de Ambiente explicó que “luego de hacer una breve referencia a las funciones de la Anla (Agencia Nacional de licencias Ambientales), los presupuestos de validez de los actos administrativos y los hechos tema de controversia, manifestó que la demandante en efecto había ejecutado unas obras que no estaban contenidas en la solicitud de licencia ambiental, a pesar de estar relacionadas con el proyecto de explotación carbonífera, que por ser de gran minería el MinAmbiente –y hoy la Anla- era el responsable de otorgar la licencia ambiental”.

Dicha multa ya fue cancelada por la Drummond, sin embargo, aspiraba a que el Consejo de Estado ordenara la devolución del dinero, petición que tampoco fue aceptada.

El Consejo de Estado se declaró inhibido para resolver la pretensión de nulidad que solicitó la empresa Drummond contra la resolución del Ministerio de Ambiente, con la que la sancionó a pagar cerca 1700 millones de pesos por construir obras en el departamento de Cesar sin licencia ambiental.

Las obras se realizaron en el año 2006, cuando se construyó un corredor de aproximadamente 70 metros de ancho y 5,44 kilómetros de longitud entre el río calenturitas y arroyo Paraluz, y sus obras conexas. Según el Ministerio, se habrían intervenido los cauces de los cuerpos de los ríos Calenturistas, Caño NN y el arroyo Paraluz. También, por haber realizado la desviación del cauce del arroyo Paraluz, sin contar con autorización del Ministerio de Ambiente.  

El Minambiente además señaló a la Drummond de presuntamente haber realizado el vertimiento de aguas residuales en dicha zona. Adicionalmente, habría la alteración del flujo de las aguas y la sedimentación de los cuerpos de agua de los mismos afluentes, todo esto con licencia otorgada por la Corporación Autónoma de Cesar (Corpocesar) y no una licencia ambiental del Ministerio, como se debió haber hecho.

La compañía interpuso una acción de nulidad a dos resoluciones al respecto que emitió el Ministerio de Ambiente, las cuales fueron tramitadas por el Tribunal Administrado del Cesar, la cual no fue aceptada, por lo que el caso lo envió para revisión en el Consejo de Estado, el cual decidió no pronunciarse al respecto.

Sin embargo, en los alegatos de conclusión en segunda instancia, el Ministerio de Ambiente explicó que “luego de hacer una breve referencia a las funciones de la Anla (Agencia Nacional de licencias Ambientales), los presupuestos de validez de los actos administrativos y los hechos tema de controversia, manifestó que la demandante en efecto había ejecutado unas obras que no estaban contenidas en la solicitud de licencia ambiental, a pesar de estar relacionadas con el proyecto de explotación carbonífera, que por ser de gran minería el MinAmbiente –y hoy la Anla- era el responsable de otorgar la licencia ambiental”.

Dicha multa ya fue cancelada por la Drummond, sin embargo, aspiraba a que el Consejo de Estado ordenara la devolución del dinero, petición que tampoco fue aceptada.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Ambiente

DE INTERÉS