¿Existe o no control a la tala de árboles en Cartagena?

18 de febrero de 2018 10:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

La encuesta de percepción ciudadana 2017 del programa Cartagena Cómo Vamos reveló que el 43 % de los cartageneros se siente insatisfecho con la cantidad de árboles que hay en la ciudad.

En 2014, Cartagena tenía 1 árbol por cada 17 habitantes, un dato muy inferior si tenemos en cuenta que la Organización Mundial de Salud (OMS) recomienda un árbol por cada tres habitantes. 

El panorama se torna más desalentador pues el Establecimiento Público Ambiental, EPA, no tiene calculado el dato hasta hoy de árboles por habitante, hecho que genera dudas frente a la calidad del aire que estamos respirando y la urgente necesidad de un plan de arborización.

El pasado 7 de diciembre el EPA sancionó a la Clínica Madre Bernarda por podar de manera ‘drástica’ un frondoso árbol de caucho que reposaba en el antejardín de esta clínica, el hecho generó indignación entre la ciudadanía y llamó la atención frente al control de estos procesos en el arbolado de la ciudad.

Lo grave del asunto es que el Establecimiento Público Ambiental (EPA), como organismo ambiental, es el encargado de otorgar los permisos para podar y talar árboles. No obstante, existe una falta de 'control' en la concesión de estos permisos que terminan ocasionando graves daños a la vegetación ornamental de Cartagena.

Conceder “luz verde” a este tipo de procedimientos, sin realizar la inspección previa en el árbol, es el principal problema que denuncian los ambientalistas. “Como este tipo de permisos se dan sin ningún control e inspección previa por parte de los funcionarios del EPA; a persona que tiene el permiso contrata a cualquiera para que realice la poda de los árboles”, sostiene Haroldo Rodríguez, director de la Fundación Verde te quiero verde.

En la actualidad Electricaribe tiene una licencia concedida por el EPA para ejecutar podas en aquellas redes que tengan contacto con las ramas de los árboles. Esta empresa contrata una cuadrilla en la zona que requiera dicha intervención.

¿Dónde queda el control de calidad? ¿Las personas que terminan realizando la poda tienen los conocimientos suficientes? ¿Se verifica el procediendo? Además de la evidente falta de árboles en Cartagena, nos encontramos todos los días podas y talas ineficientes y en algunos casos innecesarias.

En compañía de Haroldo Rodríguez, director de la Fundación Verde que te quiero verde, ElUniversal.com.co realizó un recorrido por la ciudad e identificamos cinco árboles que fueron víctimas de una poda indebida.  

1. Tipo de árbol: Caucho
Ubicación: Castillogrande, carrera 8 con calle 5A

"Estos cortes periódicos a cargo del subcontratista de Electricaribe no son eficientes. En este árbol no cicatrizaron y esterilizaron estos cortes. Aunque está bastante bien, porque ha crecido el nuevo follaje, se denota la asimetría", indicó Haroldo Rodriguez, ambientalista. 

2. Tipo de árbol: Caucho

Ubicación: Laguito, Avenida Chile.

“Esta es una pre-tala inducida o encubierta porque a este árbol se le tenía que hacer una poda de equilibrio para que el ramaje no fuera a parar a los postes, y además tuvieron el coraje (quienes lo cortaron) de no aplicar el debido cicatrizante”, indicó el ambientalista.

3. Tipo de árbol: Caucho

Ubicación: Manga, Calle del Bouquet.

“Este árbol fue podado a la carrera, no cicatrizaron los postes y el Epa no ha emitido ningún tipo de sanción”, sostuvo Rodríguez.

4. Tipo de árbol: Caucho

Ubicación: Bocagrande, avenida tercera con séptima.

“Aquí vemos la falta de control por parte de los técnicos del EPA para que se ejecutara una mala poda equilibrada. Aquí se le quitó la razón de ser del árbol, la biomasa que necesitamos. Aquí se ha podido dejar la gran copa arriba para que no afectara los cables, pero no se hizo así”.

5. Tipo de árbol: Ceiba 

Ubicación: Crespo, calle 70

"Estos árboles han sufrido una mutilación completa. Se les ha truncado el copete antes se tiempo", sostiene Rodriguez.

El ambientalista denuncia que las agresiones al patrimonio forestal de Cartagena obedecen a la 'crisis administrativa y operativa' al interior del Establecimiento Público Ambiental.

“El problema de las podas indebidas es que no tienen el control del EPA, es decir, estos funcionarios no brindan un acompañamiento porque tienen dificultades de flujo de caja, de transporte, no dan los permisos a tiempo y no realizan el acompañamiento necesario”.

Y agrega “El EPA ya se devaluó a nivel operativo y a nivel jurídico-administrativo por eso la gente termina podando a sus anchas, porque los funcionarios del EPA ante la solicitud de la comunidad, que cada día es consciente del tema ambiental, adopta una actitud extorsionista, es decir, solicitando coimas para agilizar los permisos. Este ente no cumple con al acompañamiento técnico”.

EPA responde

Irvin Pérez Muñoz, director encargado de esta entidad, le salió al paso a las críticas del ambientalista asegurando que sí existe control sobre la tala de árboles en la ciudad y manifiesta que todas se realizan bajo un criterio técnico.

“Las podas drásticas se realizan cuando el árbol está demasiado contaminado con planta parásita pajarita para bajarle peso y recuperarlo, pero esto debe ser determinado por el criterio técnico del EPA Cartagena que tiene personal técnico y profesional calificado para conceptuar cuál debe ser el procedimiento adecuado para recuperar la especie arbórea”, indicó.

¿Cómo solicitar una poda? 

Pérez Muñoz explica que existe un procedimiento que deben cumplir las personas y empresas al momento de requerir una poda.

Si es en propiedad privada se deben presentar los siguientes requisitos: cédula de ciudadanía, cámara de comercio, fotos del árbol, certificado de tradición y libertad, georreferenciación, y el formulario único nacional para árboles alados.

Si es en espacio público se debe realizar una solicitud por escrito y anexar la cédula de ciudadanía de la persona que solicita el trabajo y las fotos del árbol.

“Para determinar si se realizaron bien o mal los procedimientos de poda, el Epa debe practicar una inspección al sitio”, remata.

Según datos recopilados por la Fundación verde que te quiero verde, la poda de árbol debe durar entre 7 a 10 días y su costo aproximado es de $1.700.000, que incluye Dos personas en altura, dos motosierras, cinco personas en superficies, señalizaciones pertinentes.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Ambiente

DE INTERÉS