Pancho, el oso perezoso que sobrevivió milagrosamente tras ser atropellado

26 de julio de 2018 04:33 PM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Pancho, el oso perezoso, estuvo cerca de morir luego de ser atropellado en una de las carreteras del trópico de Cocachabamba, departamento del país boliviano.

El animal iba en busca de alimento, cuando se presume, fue embestido por un taxi que luego huyó del lugar del accidente, una vía que atraviesa una zona tropical donde se refugiaba. Otra persona le brindó ayuda y lo llevó a la Veteriana Agroflori, un centro asistencial que se encarga del cuidado y la protección de animales.

El accidente dejó a Pancho con una fractura en su húmero (brazo) derecho y sufrió una contusión craneal y un traumatismo ocular en su ojo izquierdo que le imposibilita ver bien. Sólo podrá ver con un ojo.

Debió ser operado

La operación del Pancho tardó alrededor de tres horas. En el húmero derecho, una de las zonas de su cuerpo más afectadas, le insertaron cuatro tornillos al oso perezoso y en su ojo izquierdo fue retirado el glóbulo ocular.

Recuperación

Pancho deberá estar en bajo cuidado médico al menos dos semanas, recibiendo analgésicos y antibióticos. El oso perezoso no podrá ser dejado en libertad y ahora tendrá que vivir fuera de su hábitat natural, porque se dificultaría para él trepar arboles y tener el alimento entre los bosques. La fractura, además, le tomará un gran tiempo para su recuperación y su futuro podría estar en un refugio o en un zoológico.

Campaña para ayudarle

La veterinaria realizó una campaña, que tuvo una gran acogida en la población de Cochabamba y gran parte del país boliviano, para poder llevar a cabo el costoso tratamiento de recuperación que necesita recibir Pancho.

La campaña no es solo para recibir la ayuda médica para el oso perezoso, sino también para concienciar a la población que este tipo de animales deben vivir en su hábitat natural.

“En Cochabamba no existen perezosos, entonces, cuando uno ve a uno se tiene la seguridad de que se trata de un acto cruel de tráfico de animales (…) Éste no es su clima ni su hábitat ni están las fuentes de alimento suficientes para su sobrevivencia, lo que reduce considerablemente su tiempo de vida”, aseguró al periódico Los Tiempos de Bolivia, Soledad Vargas, socia del refugio Agroflori, lugar que acogió a Pancho.

La historia de Pancho nos invita a tener más cuidado con los animales y también a respetar el hábitat en el que cada uno de ellos debe vivir.

Así se encuentra luego de la operación:

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Ambiente

DE INTERÉS