Indicadores económicos
2017-06-24

Dólar (TRM)
$3.010,68
Dólar, Venta
$2.905,00
Dólar, Compra
$2.715,00
Café (Libra)
US$1,37
Euro
$3.363,83
UVR, Ayer
$251,06
UVR, Hoy
$251,08
Petróleo
US$43,01

Estado del tiempo
2017-06-24

marea

Marea min.: -18 cms.

Hora: 07:07

Marea max.: -10 cms.

Hora: 11:57

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 11 a 21 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.2 a 2.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 36 ºC

Pico y placa
2017-06-24

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

Sábados de 7 a.m a 3 p.m

1 - 2
Taxis
N/A - N/A
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

Banda sonora urbana

Cada ciudad, cada casco urbano en el mundo tiene su propia banda sonora. Es cuestión de cerrar los ojos en ciertos lugares claves, en ciertos momentos claves del espacio urbano para percibir un aspecto importante del paisaje simbólico, como es la sonoridad.

En efecto se trata del sonido envolvente y vital que marca un aspecto importante de los modos de ser que habitan la ciudad. Una banda sonora que es múltiple y diversa porque, habitando Cartagena, uno sabe que Crespo suena diferente al Socorro en un lunes al final de la tarde. O que El Pozón suena diferente que Manga un domingo hacia el medio día. O que Bruselas suena muy distinto a Manga el sábado por la noche. Dentro de la banda sonora urbana cartagenera hay un aspecto que predomina, en especial, en los sectores populares: se trata de la música.
La música en contexto cotidiano deviene como un atributo de la identidad urbana y Cartagena, casi en todo momento y en todos sus pliegues, suena. Suena a Champeta, a Reggaetón y a Vallenato. Se trata de músicas hegemónicas que se postulan como la banda sonora de la película de la vida de cientos de miles de personas que salen a la calle a aprender a ser cartageneros. Se trata, pues, de una ciudad muy musical la nuestra.
Aquí vale la pena preguntar si la sonoridad en Cartagena siempre fue la misma. Habría que investigar cómo sonaba la ciudad a principios del siglo XX, cómo sonaba Cartagena después que llegaron los primeros gramófonos a sus muelles hacia 1910. Cómo sonaba la ciudad cuando llegaban en los primeros cruceros de los años veinte, las orquestas de gran formato o las llamadas Big Band. Cómo sonaba Cartagena después de la popularización de los aparatos de radio a mediados de los años treinta. Cómo sonaba Cartagena cuando en sus sectores populares los técnicos espontáneos, los curiosos de la casa, comenzaron a fabricar los primeros picós caseros, entre los años cuarenta y cincuenta.
Las formas musicales que habitan la ciudad, pues, están en constante intercambio con lo que en ella ocurre. Los pregones callejeros de los vendedores ambulantes de siempre, fueron fuente de muchos compositores que se anotaron éxitos en la industria discográfica colombiana que, valga la pena recordar, nació aquí en los años treinta con Discos Fuentes. Hacia los años setenta y ochenta Cartagena experimenta un fenómeno de expansión urbana con la aparición de muchos y nuevos barrios: Socorro, Campestre, Chile, Almirante Colón entre muchos otros. Dicha expansión coincidió con la formación de una clase social que tenía capacidad económica para hacerse a una de esas nuevas casas lo que, al parecer, fundamentó una suerte de optimismo generalizado que se respiraba entonces. Un optimismo que, además, nos hacía ver el futuro con mucha confianza: el año dos mil, se veía lejísimos y se esperaba lo mejor de él. Buena parte de la banda sonora de la ciudad estaba muy marcada por el Vallenato, la música tropical colombiana y el merengue dominicano.
A lo anterior hay que agregarle la aparición de la programación de la música “solle” por la emisora Victoria en A.M. y después en la banda FM. La música “solle” como se recordará integraba todo el repertorio que venía de Estados Unidos y de Europa de cientos de artistas y grupos musicales. Un repertorio musical donde el rock, el pop y la disco music, predominaban. Música “solle” que hoy fundamenta las fiestas setenteras y ochenteras donde el optimismo –arriba mencionado- se convirtió en nostalgia y la expansión urbana siguió su curso de manera extraordinariamente caótica.
Si uno saca el vallenato de las fiestas, se da cuenta que predomina la banda sonora de hoy en la ciudad y en Colombia entera. No obstante, hay que tener en cuenta, los efectos de la tecnología de recepción con Internet a la cabeza, pues, es posible que cada quien programe la música que le venga en gana. Es por eso que hoy les recomiendo visitar a www.afromontreal.com y seleccionar de su playlist la emisora zouk radio caraibes. Y me cuentan qué les parece.

ricardo_chica@hotmail.com

TEMAS

LEA MÁS SOBRE Dominical

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

hey region caribe deja la

hey region caribe deja la contaminacion politica para otros espacios por Dios el senado deveria ser una istitucion sin animo de lucro a ver si tanta politiqueria dejara de ensuciar la ciudad ahora hatsa en internet x(