Cartagena de indias - Colombia
Lunes 20 Noviembre de 2017

Ediciones anteriores


Iniciar sesión

No defiendo a los taxistas, pero tampoco me gusta Uber

En Colombia las palabras dignidad y transporte público no suelen ir de la mano. A diario millones de colombianos deben padecer las vicisitudes a las que les somete el transporte público masivo, apretujones, empujones, trancones, acoso; y a las que les somete el servicio de taxi, falta de disponibilidad, sobrecosto en las tarifas, maltrato por parte de los conductores.

Sin embargo, de un tiempo a esta parte, se ha generalizado la idea de que con relación a los problemas del servicio de taxi, la solución ha llegado: Uber. Cada día esta empresa se fortalece en el imaginario de los colombianos como la salvación que los usuarios de taxi anhelaban. Y es que Uber es la única empresa cuya mejor publicidad corre por cuenta de su competencia. Son los taxistas quienes han logrado que mucha gente, cansada del mal servicio que prestan, prefiera utilizar la famosa aplicación. Uber ya está disponible en varias ciudades del país y su descarga va en aumento. Una de las estrategias para acaparar nuevos clientes es ofrecer la primera carrera gratis.

Sin embargo, a medida que aumenta su cobertura y clientes, percibo que cada vez más Uber se parece a los taxistas corrientes. Lo bueno de esta opción era que supuestamente nunca decía que no a una carrera y cobraba lo justo. Sin embargo, se ha vuelto frecuente, sobre todo en horas pico, en la lluvia o a la salida de grandes eventos, que el servicio básico (Uber X) no está disponible, y si quieres que uno de sus autos te recoja, debes tomar el servicio avanzado, llamado Uber Black, aceptando la denominada “tarifa dinámica”, en la que una carrera de $20.000 cuesta $50.000.

Un ejemplo real: A la salida de un concierto, para llegar a mi casa, la carrera en Uber X (servicio básico) me costaba $12.000, pero ningún Uber X estaba disponible. En cambio sí había muchos Uber Black con tarifa dinámica, con lo cual la misma carrera me costaba $54.000. Por supuesto preferí irme en bus. Porque pensé, ¿cuál es la diferencia entre esta variación en la tarifa del servicio de Uber y las veces en que los taxistas no quisieron llevarme o por llevarme me cobraban el triple? Luego, no es cierto que Uber nunca se niegue a un servicio. Sucede que en circunstancias de mayor demanda, te dice que el servicio corriente no está disponible y que si quieres que te recojan tienes que re-pagar.

A diario los taxistas deben trabajar duro para lograr un producido que se reparte entre el mantenimiento del taxi, el ingreso del dueño y el del conductor, a quien incluso debe alcanzarle para pagar su salud y pensión. Así las cosas, uno comprende (no es que los justifique) que prefieran hacer carreras cortas para que les rinda el día. Sin descontar que para circular han comprado un cupo que en muchas ciudades del país supera el valor del mismo taxi. En Cartagena un cupo cuesta más de cincuenta millones de pesos.

Ahora, tratándose de Uber, ¿cuál es la justificación para cobrar en exceso según su denominada “tarifa dinámica”? Ellos no compran cupo, no pagan los impuestos que pagan los taxistas, no son un servicio legalizado; son, por decirlo con el nombre que es, un servicio pirata. Entonces cuál es la gran salvación que ofrece Uber al servicio de taxi, cuando, sin justificación alguna, han comenzado a comportarse peor que los taxistas.

Pero como la idea de lujo sirve para seducir, noto que muchas personas dicen que le pagan a Uber lo que sea con tal de que los lleve. No entiendo cómo eso es bueno y en cambio cuando los taxistas cobran de más son unos malvados.

Deberíamos exigirle al gobierno que de inmediato regule esta situación, primero legalizando el servicio de parataxi que presta Uber, para que éste no incurra en arbitrariedades y se regule lo de la tal “tarifa dinámica”. A su vez, el gobierno debe ofrecerle a los taxistas una mejora en su situación laboral que les permita prestar un óptimo servicio.

Si Uber se sigue fortaleciendo y el mal servicio de taxi legal persiste, ¿qué pasa con las personas que no tienen un teléfono inteligente y tarjeta de crédito? ¿Qué deben hacer la mayoría de colombianos, cuando tienen la urgencia de tomar un taxi, pero no hacen parte de la minoría que puede costear el servicio de lujo que ofrece Uber?

Tomar un taxi no debe ser un lujo en este país, debe ser un servicio democrático, al alcance de todos los bolsillos, las 24 horas, a cualquier destino y por el precio justo.

http://www.cabezadegato.com/

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.
Este es un espacio de participación de los usuarios Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Blogger

Imagen de AlterNativo

Cartagenero. Escritor. Abogado. Animal político, cultural y alternativo. Director de la revista cultural cartagenera Cabeza de Gato: @cbzdegato http://www.cabezadegato.com/. Estudiante de la Maestría en Escritura Creativa de la Universidad de Nueva York.

Últimos comentarios

Nobody

...Y no ganó señor Sánchez. Su falsa sensación de seguridad lo embargó al punto de creer en algo que era factible que no sucediera. Lo percibo como una persona de fe. De todos modos no importa...

El Oscar para Colombia, un orgullo sin peros
Nobody

Estoy de acuerdo con usted en casi todo lo expresado, pero difiero de su definición de belleza.

Cito:

...

Adiós al Concurso Nacional de Belleza
Nobody

Estoy de acuerdo con usted en casi todo lo expresado, pero difiero de su definición de belleza.

Cito:

...

Adiós al Concurso Nacional de Belleza
Nobody

Asumo que cuando se refiere a la antena parabólica se refiere en realidad al servicio de TV Cable o televisión por cable o televisión por...

Érase una vez la Antena Parabólica

Hola. Totalmente de acuerdo contigo. La columna no ofrece nada más que un recuento de los males de la ciudad mil veces contados previamente. Es agresiva y su título es amarillista. Lástima que El...

¿Una vergüenza llamada Cartagena?