14

15/01/2013 - 18:10

Y al empezar a conocer los pormenores de la historia uno empieza a aterrarse.

No porque hayan dejado suelta a una mujer perturbada que decidió robar una niña, lo cual también está muy mal, pero lo verdaderamente aterrador es que una niña de 14 años, cuyos problemas deberían limitarse a su primer beso o a que no entiende matemáticas, debe asumir la responsabilidad de ser madre.

Y los resultados se ven. Solo una niña sin preparación puede dejarse llevar por otra joven y hacerle creer el cuento que llevó a que le robaran la bebe pues no está preparada para ello, porque es ingenua, porque tiene solo 14 años y seguramente su entorno familiar, social y educativo no le da para mas.

Tan ingenua y falta de preparación que termina embarazada de un tipo de 27 años, que seguramente no la violó, pero si aprovechó todos esos factores para dar rienda suelta a sus pederastas fantasías.

Y si, son pederastas fantasías, porque una niña de 14 años es una niña, no una mujer, ni mental ni físicamente, que un tipo de 27 años decida tener sexo con ella es una aberración moral así no sea un delito como descaradamente salió este señor a decir hoy, que el no la embarazó a las 13, si no a los 14 como si ese año marcara una diferencia real mas allá de la expresada por la ley.

Por supuesto que no se irá preso, pero este caso si desnuda nuestras falencias como sociedad, donde hay gente que permita que sus niñas, sin oportunidades de desarrollarse como personas, salgan embarazadas a asumir responsabilidades en familias disfuncionales que son una bola de nieve, que cada vez que da una vuelta crece y crece.

Porque en el fondo esas niñas son las mujeres que robaran niños mañana.


TAMBIEN TE PUEDE GUSTAR