El abogado del diablo

26/07/2012 - 12:00

Hace poco alguien me decía que era increíble como la justicia había alargado el proceso del joven Colmenares y como un culpable estaba libre.

Pero vamos por partes.

Si, nuestra muy imperfecta justicia recibió un dictamen medico obviamente errado por quien sabe que oscuras razones y determinó inicialmente que Colmenares se había suicidado, pero también esa Justicia reabrió el caso e investigó para poder llegar a acusar a personas que están involucradas en un evidente asesinato.

Y es que sabemos con seguridad, según el nuevo dictamen forense, que Colmenares fue asesinado y que por lo mismo lo que dicen Laura Moreno y Jessy Quintero tiene altas probabilidades de ser una mentira y por lo tanto ellas están encubriendo a un supuesto asesino.

Ahora, ¿fue Cardenas su asesino?, pues no podemos saberlo.

Y no podemos saberlo porque si bien hay pruebas de su asesinato no hay una sola prueba real y contundente de que fuera el quien lo hizo, que pudiera estar motivado a hacerlo no lo hace culpable.

Menos aun la declaración de un testigo que a todas las luces no es confiable y que genera muchas dudas del proceder profesional de la Fiscalía que parece que, contrario a lo que si hizo la Defensa, no estudió bien a su testigo y encarceló a una persona "inocente hasta que no se haya demostrado su culpabilidad" abriendo las puertas para una posible demanda contra el estado después, que lógicamente no pagará el fiscal, si no nosotros, los colombianos.

Que tal vez se hayan escondido y desaparecido pruebas, que tal vez haya habido presiones, que haya primado el dinero y las influencias sobre la justicia, estoy casi seguro que así fue, pero también es cierto que es mejor dejar un culpable libre que un inocente preso y que bien o mal aun no hay nada que inculpe a Cardenas.

Y si lo condenamos así entonces agregaríamos mas imperfecciones a nuestra justicia, porque incluso así fuera el diablo, hay que respetarle sus derechos.


TAMBIEN TE PUEDE GUSTAR