Cartagena de indias - Colombia
Sábado 03 Diciembre de 2016

Ediciones anteriores


Iniciar sesión

De la feliz a la Heroica: ¡Sueño cumplido! ¡¡¡Gracias!!!

El Amaracá, arbolito errante, ha llegado a su primer destino y desde aquí; la hermosa cartagena, fijaremos nuevos rumbos.

El fragmento que leerás hace parte de ILUYAÑA 0415, Gacetilla ilustrada de las Américas: noticias cortas sobre los quehaceres del continente, un vistazo a la creatvidad de nuestras culturas.

En ellas participaron artistas del continente y pretende convertirse en un documento de publicación periodica y distribución gratuita. Vamos a ver cómo nos va ese nuevo proyecto.

"Deudas eternas con la banca mundial, fuga premeditada de materias primas, detrimento de una identidad que aún no terminamos de configurar; represas y más represas, mucha agua que toma otros rumbos, perjudicando la siembra, las alacenas de nuestras familias, los cerebros de nuestro futuro, “en vía de desarrollo” incivilizados, incultos, pero ¡ah, qué paraíso! Colonización y recolonización, explotación laboral; ese esclavismo sofisticado. Un cúmulo de flagelos y millares de índices señalándonos entre todos. Todos, “menos yo”, son culpables de la entronización del dinero, los estándares estéticos son seguidos a pie juntillas, justamente esos que descalifican nuestra configuración racial, mestizaje que identifica. La visión de nuestras creaciones está supeditada a los contenidos de otros esquemas. Disfrutamos del discurso alrededor de la tierra y su reivindicación pero otras conductas son las que asumimos en nuestro cotidiano vivir. El estado de cosas de nuestro continente es un reflejo de su conciencia; la realidad es una responsabilidad de esa conciencia. Seremos culpables, por acción y omisión, de toda  debacle a la que asistimos: “la crisis es mental” anotó un carismático líder político del continente; la crisis es también en valores, los tiempos exigen otra actitud frente a la productividad: debemos educarnos en el arte del crear esferas que realcen la estima por lo que somos desde lo más recóndito que nos compone; afirmaciones del yo hacen falta si encontramos el equilibrio entre nuestro proyecto de vida y la concordia con los demás. La recapitulación de nuestra historia debe ser también un ejercicio enfocado a nuevos procesos de avance, que no es lo mismo que progreso, que más lugares forrados en cemento donde el calor y el frio son insostenibles. No es el mundo el que se acaba, la vida es muy sabia para permitírselo, son las condiciones para nuestra existencia las que están en peligro y América urge tomar medidas para contrarrestar el asecho a sus bondades, el maltrato a su terreno.

Iluyaña es una iniciativa piloto que busca visibilizar proyectos artísticos independientes y autofinanciados, artistas libres de técnica, loquitos de las mil y una batallas de la vida mientras estimula la lectura y alienta a los procesos creativos. Bienvenidos, es nuestra primera edición "

Lea más, aquí:

https://www.facebook.com/media/set/?set=a.614730055293449.1073741839.430092820423841&type=1

 

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.
Este es un espacio de participación de los usuarios Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Blogger

Imagen de taniadelpilar

Tengo la edad de mis sobrinos; eso implica que todo lo que soy se lo debo al influjo de su energía. Llevo a cuestas el aroma de la marea en mi ciudad