Éxodo de jugadores a China; una razón Macroeconómica

19/02/2016 - 23:05

El tema central por estos días en los espacio deportivos es el gran número de jugadores que han emigrado al continente asiático en busca de un mejor futuro soportado con unos buenos pesitos de mas, nuestro país no es ajeno a este fenómeno y ya hay varios nombres que se suman a esta liga que para muchos en un futuro será una liga muy poderosa en materia futbolística, aunque a mi parecer será fuerte pero no precisamente por la calidad y la fundamentación deportiva.

Hoy la Súper Liga China tiene en sus filas a los Colombianos; Jackson Martínez, al Guangzhou Evergrande, Fredy Guarín, al Shanghái Shenhua, y Fredy Montero, al Tianjin Teda, todos en la primera división. Allí ya estaba Giovanny Moreno, también en el Shanghái Shenhua. En segunda división hay cinco jugadores colombianos: Carmelo Valencia juega en Beijing Enterprises, Ricardo Steer y Jair Reinoso (este último en el equipo de reservas), en Zhejiang Yiteng, y Luis Carlos Cabezas y Jhon Eduar Valoy (que acaba de llegar a ese país), en el Hunan Billows.

Sin contar con que cada día toma más fuerza el rumor del posible paso de Radamel Falcao García al futbol del continente asiático, al no ser tenido en cuenta en los planes del Chelsea y la imposibilidad de fichar para esta temporada por otra liga importante.

Hay que sumar que la súper liga china este 2016 saco la chequera para hacer la diferencia, además de los colombianos ya mencionados se le suman nombres de gran trayectoria y mundialistas como lo son: Ezequiel Lavezzi quien estará con el Hebei Fortune, así también están los brasileños Ramires y Alex Texeira, en el Jiangsu Suning, Elkeson, al Shanghai SIPG, Pauliño, al Guanhzhou Evergrande Gil. Al SD Luneng y Renato Augusto, al BJ Guoan, los africanos Gervinho, al Heibei China Fortune, Asamoah Gyan, al Shanghai SIPG, Stéphane Mbia, al Hebei Fortune El francés Demba Ba, al Shanghai Shenua, Los Turcos Burak Yilmaz, al BJ Guoan y Ersan Gülüm, al Hebei Fortune, estos son algunos de los nuevos jugadores del fútbol chino.

Hoy por hoy con lo que se lleva pagado de momento, 269 millones de euros, la Liga china se ha transformado en la que más gastó en el mercado de invierno, por encima de la Premier League, de acuerdo al portal Transfermarkt. Es un giro de 180 grados con respecto a la situación que vivía la Liga china hace menos de cuatro años. Pese a una acelerada pasión de los aficionados por el deporte rey, el nivel futbolístico era bajo y los escándalos de corrupción eran el pan de cada día. No podemos olvidar que los fichajes anunciados en su momento de cartel; Nicolás Anelka y Didier Drogba terminaron en catástrofe cuando ninguno de los dos, supuestamente, recibió los millones que les habían ofrecido.

Hoy la calidad del fútbol chino sigue dejando mucho que desear hoy es la número 93 en el ranking de la FIFA, pero las circunstancias que buscan son muy diferentes dentro del cambio de modelo económico que busca China, "el Gobierno está intentando que el deporte contribuya de manera significativa al PIB, y el fútbol está en la vanguardia de ese concepto", afirma Mark Dreyer, fundador de la página webchinasportsinsider.com. Los grandes conglomerados se han apresurado a seguir las directrices de por qué invertir en el sector "porque es algo políticamente sensato, pero también representa una gran oportunidad de negocio".

La SuperLiga China fluye ahora de dinero. Grandes industriales de divisiones muy diferentes, como el del comercio electrónico Alibaba, la cadena de productos electrónicos Suning o el conglomerado Wanda, con sus compañías que son grandes en construcción y producción de cine, resolvieron invertir en fútbol. Se suma a ello el rimbombante contrato de derechos televisivos de la Liga firmado esta temporada por China Media Capital, por valor de 1.150 millones de euros para 5 años y que ha multiplicado por 32 el monto anterior.

Transformar la economía de aquel país colocando todas las fuerzas financieras en el fútbol es una forma en que los empresarios Chinos dicen presente vinculando también a la política en todos los negocios y utilidades que proyecta dejar este nuevo foco generador de capital, vale la pena recordar que no solo son las estrellas que intervienen en esta nueva corriente, los grandes conglomerados han salido ya a comprar al exterior, en España el inversionista Chen Yansheng es el máximo accionista del Espanyol desde noviembre, le había precedido Wang Jianlin, el hombre más rico de China y dueño de Wanda, al hacerse con un 20% del Atlético de Madrid, sumado a estas capsulas quieren unirse los propios clubes europeos. Real Madrid ya cuenta con oficinas en Pekín y un acuerdo de cooperación en formación infantil con el Evergrande de Guanzhou, Barcelona y Manchester United en Hong Kong. Manchester City y el Bayern Munich, entre otros, también tienen planes de iniciar actividad formal en la capital china.

A nivel futbolístico la Liga China estará muy lejos de competir con las ligas de peso, pero en materia económica y de generación de capital lo más seguro es que estará casi a sus niveles y por qué no, algún día por encima, esperemos ver que le depara el futuro a esta liga y no se extrañen si pronto la ven en sus operadores de cable.


TAMBIEN TE PUEDE GUSTAR