Entre el ser, decir y hacer..el trecho es muy largo.

11/05/2017 - 17:21

Cuando una persona asume desde su discurso que lo más importante para su vida pública o política, es el ser humano, está poniendo toda una carga filosófica de interiorizar al otro-a como parte suya y por tanto razón de su ser y actuar donde quiera que sus pasos le lleven.

No debe ser baladí que con el discurso de luchar por el bienestar de los otros aun a costa del propio se llegue a ocupar altas dignidades como la de ser Alcalde o Alcaldesa de una ciudad con un sino de martirio histórico como lo es nuestra amada Cartagena de Indias .

El actual mandatario surgido de las entrañas del pueblo, que ha vivido en carne propia la herencia maldita de la colonia, prometió según su slogan que primero sería la gente y eso dicho más allá de lo poético que suena , tenía serias implicaciones socio-políticas y económicas a la hora de llegar a ser gobernante.

El prometió en pocas palabras que pasara lo que pasara. Dijeran lo que dijeran. El estando en el Palacio de la Aduana siempre tomaría decisiones que favorecieran a ese pueblo que lo eligió con la confianza que mejores vientos soplarían por las calles de esta ciudad, porque ese era su derrotero político y su convicción filosófica.

Al decir primero la gente puso en lugar de supremacía todas las acciones políticas que dieran cuenta que la pobreza rampante , la exclusión social, el desempleo, la inseguridad, la educación pública, la salud, el saneamiento básico, la infraestructura urbana, la movilidad , se pensarían con la gente ,por la gente y para la gente con alto sentido de proporcionar bienestar y calidad de vida. No importarían las presiones de los que siempre están a la sombra recordándole que las cosas así como están y funcionan van bien. Que meterse a hacer cambios sustanciales en la política social son riesgos políticos de alto precio si en ello compromete ser justo con quienes siempre han sido excluidos.

Nada de eso se ha visto hasta ahora. Da tristeza ver que todo lo de primero la gente no es más que un cliché publicitario que enganchó a muchos de manera mediática y hoy en la ciudad alguien que es de sus propias entrañas da muestras evidentes de cómo es que no se trabaja por la gente que lo eligió.

Tenemos hoy toda una suerte de situaciones que por acción u omisión comprometen al Alcalde Manolo Duque con respecto a su misión como dignatario de la ciudad que lo vio nacer, entre otras, atender a que una cosa es tener un buen amigo-a con experticia en un tema de ciudad y otra cosa es ejercer un cargo público que exige formación en la gerencia de planes, programas y proyectos de alto impacto para los ciudadanos, no es suficiente el título, hay que saber qué hacer en ese escenario y hacerlo bien. Trasladar el emblemático y descuidado mercado de Bazurto para dar paso a unos ambientes más sanos y proclives a generar economías solidarias tampoco ha sido posible cumplir quedando mucha gente del común pendiente de cualificar su ejercicio comercial y tener más aceptación social con mejoras sustanciales en su economia, el plan de drenajes pluviales como un asunto inmediato para que las lluvias no paralicen la ciudad y en general el caos vehicular , la suciedad y los daños colaterales puedan ser contenidos ante un aguacero de esos que nos llegan con ímpetu periódicamente. Esos asuntos de marca mayor siguen un curso mas lento que el de una tortuga perezosa.

La cereza que adorna todo este tutti fruti de incoherencias gubernamentales frente a pensar y actuar primero por la gente ha sido el que, en materia de Educación Publica a la fecha hayan pasado dos meses sin que los niños-as de las IE distritales reciban su desayuno- merienda y almuerzo como un mecanismo de protección y garantías de los derechos conexos con el de la Educación y hay que decir que la prestación del servicio ha sido bastante irregular, de tal suerte que los infantes no han estado en el centro de las decisiones políticas de esta Alcaldía.

21 muertos dejo el desplome del Edificio Portal de Blas de Lezo II y ahí sí que toca rasgarse la vestidura porque no se alcanza a comprender como fue que Songo le dio a Borondongo y Borondongo a Bernabe cuando los entendidos dicen que las competencias sobre el control en la construcción de edificaciones para habitar están muy claras en la ley y sin embargo son muchos los portales de Blas de Lezo que pululan en la ciudad y aquí las puse y no las encontré.

Entonces con toda esa suerte de hechos será que en el gobierno de Primero la Gente, si hay coherencia entre ese slogan y lo que la realidad nos muestra en el día a día y es que la pobreza asfixia a la ciudad más querida por todos los colombianos-as, sin que se vea un compromiso de vida para superar esta desgracia.

Les dejo los resultados de esta investigación de Cedetrabajo Capitulo Cartagena con la frase de todos los abogados: La evidencia habla por si sola:

http://cedetrabajo.org/blog/2017/03/28/el-aumento-de-la-pobreza-y-de-la-pobreza-extrema-en-cartagena/

Cartagena, Mayo 11 de 2017.


TAMBIEN TE PUEDE GUSTAR