Cartagena de indias - Colombia
Martes 24 Enero de 2017

Ediciones anteriores


Iniciar sesión

¿Duele que un pastor participe en política pero no que las Farc o ELN?

¿Duele que un pastor participe en política, pero no duele que los terroristas lo hagan? ¿Doble moral?

Estos días me ha llamado la atención una serie de críticas de varios ciudadanos contra el pastor Miguel Arrazola de la iglesia cristiana Ríos de Vida en Cartagena, con insultos y agresiones verbales aseguran que este no debe participar en política. Los comentarios se originaron luego de que el líder religioso asistiera a la marcha ciudadana convocada el pasado 2 de abril.

Como ciudadana de un país democrático respeto todos los puntos de vista sobre el particular, sin embargo, me asalta una duda, ¿por qué esos que se indignan porque un pastor participe en política, no lo hacen de la misma manera al saber que quienes desangraron el país por más de 50 años ahora también participan en política?

Es decir, nos rasgamos las vestiduras porque el líder de una comunidad cristiana, que entre otras cosas es un ciudadano sin ninguna condena, sin delitos comprobados, sin investigaciones en su contra, opina sobre temas tan importantes para el país como lo es el proceso de paz, pero no decimos nada cuando las Farc y el ELN lo hacen, esos que si están condenados por la justicia, esos que desangraron el país por más de medio siglo, esos que mataron gente inocente, que violaron mujeres, que reclutaron niños, que secuestraron, que torturaron, que nos hicieron vivir por décadas llenos de miedo, esos que no nos dejaban viajar tranquilos por las carreteras del país, a esos hoy los están premiando, pero eso si no nos indigna, eso si no nos duele, eso nos da lo mismo, ¿Doble moral?

Para los que tienen mala memoria, aquí un pedazo de mi vida que puede ilustrar quienes son las Farc y por qué me indigno al ver que hoy les dan tantas concesiones:

Los recuerdos de mi infancia en San Jacinto (Bolívar) son oscuros y llenos de terror gracias al grupo guerrillero que hoy goza de todos los privilegios en La Habana, en las noches cuando la guerrilla “se metía” así decíamos en el pueblo cuando este grupo en armas se tomaba las calles y se enfrentaba al Ejército, teníamos que levantarnos y escondernos debajo de las camas durante largas horas por miedo a que una bala perdida nos quitara la vida. A las 5 de la tarde debíamos cerrar las puertas y los negocios comerciales no podrían permanecer abiertos después de esa hora. A mi madre quien vivía en Cartagena solo podía verla de vez en cuando, le daba miedo viajar por las pescas milagrosas y la quema de buses y no era para menos, si en la familia tenemos una tía que lo padeció, guerrilleros quemaron el bus donde viajaba, gracias a Dios pudo salir con vida.

Eso es solo una parte y es poco para lo que padecieron millones de colombianos a causa de los grupos armados ilegales. Yo por supuesto que quiero la paz, como no quererla si sufrí en carne propia la violencia de estos grupos, pero la paz no se alcanza con la firma de un papel. Yo no puedo creer en la voluntad de paz de esos que robaron mi niñez, de esos que no quieren entregar las armas, de esos que hoy después de matar a miles de compatriotas quieren llegar al poder, de esos que se lucran del narcotráfico, eso a mí sí me indigna, me duele.

A todos los colombianos de manera unánime debería indignarnos que quienes pongan las condiciones para una supuesta paz sean los grupos ilegales que tanto daño nos hicieron, hoy alegan que ellos quieren el bienestar para el país, lo dicen ahora después de cientos de secuestros, de soldados muertos, de mujeres violadas, hoy estamos a punto de permitir que estas personas lleguen al poder, yo no me imagino siendo gobernada por quien a sangre fría mato a tantos colombianos, no me imagino legislando a quienes no les tembló nunca la mano para atentar contra los ciudadanos, contra el medio ambiente, yo no me imagino viviendo en un país gobernado por terroristas. Por poner un ejemplo, no imagino a los franceses en un futuro gobernados por el grupo ISIS, solo decirlo genera rechazo y suena escalofriante. Bueno en Colombia ya está pasando, los terroristas están a punto de llegar al poder, eso si debería indignarnos y mucho!

Blogs:
Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.
Este es un espacio de participación de los usuarios Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Blogger

Imagen de lauraeklogue

Mi twitter e instagram: @lauraeklogue

Últimos comentarios

Y mientras tanto el Pastor en su Audi, Uribe con su Escoltas y los Usuga en PARO ARMADO por el DESGOBIERNO de Santos (La misma "Causa" de la Marcha) - Colombia el país donde se marcha en CONTRA de...

¿Duele que un pastor participe en política pero no que las Farc o ELN?
yank2000

Todo un blog para comentar semejante mamertada?? Que de nuevo hay en este escrito???? Proponga soluciones nuevas... Habla en tercera persona, no tiene los pantalones para dar nombres?? "Los...

¡Cartagena colapsó!