Pasos para hacer menos tramposo el fútbol

13/06/2016 - 22:12

El fútbol es el único deporte en el mundo donde no utiliza la tecnología para hacer transparente el espectáculo, es decir, para validar goles que son, o invalidar goles que no son; o incluso, para castigar actitudes de jugadores, técnicos o dirigentes que atentan contra el espectáculo.
Iluso pensar que en los deportes no hay trampa, pero hay controles para evitarlas, en algunos casos más, y en otros menos. En el ciclismo, por ejemplo, se despoja de los títulos a quienes hayan ganado con trampa, como el caso de Armstrong en el Tour. Y se castiga a los autores. En el fútbol pasa lo contrario, se ratifica el título, se avala la trampa y en muchos casos se ufanan de la trampa. Y el tramposo termina héroe, como pasó con el gol que hizo Maradona con la mano en el Mundial de México 1986.

El fútbol no es un deporte serio ni creíble porque no hay transparencia, no hay controles para hacerlo creíble, pero algo peor, sus dirigentes, desde la FIFA para abajo, pasando por nuestros directivos, no quieren dar ese paso, quizá porque les asusta quedar al descubierto.

Y el primer paso, si el fútbol quiere ganar un poquito de credibilidad, es ayudar a dirimir las jugadas polémicas y trascendentales a través de la tecnología. Es más, si el fútbol quisiera ser aún más creíble, la tecnología debería utilizarse para castigar a los jugadores que simulen lesiones con el fin de ganar tiempo o para hacer expulsar al contrario.

Y si quisiera, de verdad, ser serio, no debe estar rodeada de una cultura mafiosa y corrupta. Si lo dudan, piense en la FIFA, (Los Blatter, Los Infantino) en nuestros dirigentes del fútbol. (Los Bedoya, etc…).

Y si el fútbol fuera serio los aficionados no terminarían justificando cualquier barbaridad o trampa, al contrario, la censurarían y no la justificarían como lo hacen ahora.

Y si el fútbol fuera serio no validaría, por ejemplo, el gol con la mano que hizo Perú en la Copa América que se está jugando y que terminó eliminando a Brasil. Pero, ya sé, eso es mucho pedirle al fútbol, a sus dirigentes, a su gente…


TAMBIEN TE PUEDE GUSTAR