Efectos a corto plazo en la economía si gana Petro.

13/06/2018 - 19:32

El próximo 17 de junio, Colombia elegirá al nuevo presidente de la República. Es evidente que la contienda electoral actual, entre Ivan Duque y Gustavo Petro ha sido una de las más álgidas en la historia reciente de nuestro país.

Los colombianos debemos decidir entre dos opuestos, derecha o izquierda, por eso, muchos aún se encuentran dudosos sobre qué camino elegir, ya que no existen medias tintas y la decisión que se tome el domingo, sin duda alguna marcará un antes y un después, y definirá el futuro político, económico y social de la nación al menos durante los próximos cuatro años.

Por lo cual, resulta importante analizar cuáles podrían ser los posibles efectos económicos de una eventual subida al poder de Gustavo Petro, no por el hecho de que sea de izquierda, sino porque si él gana, es un cambio radical en la forma de gobierno, porque el país históricamente ha sido liderado por una corriente de derecha.

Como Colombia es una economía abierta al comercio internacional, es decir, donde se exportan materias primas y productos a otros países y a la vez, también se importan o traen del extranjero productos, maquinaria, tecnología, entre otros insumos, la dinámica económica depende en mayor o menor medida de lo que suceda en el exterior y de la imagen que tengamos como país frente al resto de naciones.

Asimismo, los niveles de inversión extranjera que recibimos, y que son colocados en empresas para que produzcan y generen empleo, dependen del clima político y económico que se respire en el país, este factor, se puede ver afectado ante condiciones de incertidumbre e inestabilidad en la forma de hacer negocios.

Por otro lado, existe otra clase de inversión no productiva, conocida como capitales golondrinas, que inversionistas del extranjero colocan en países donde ganen una mayor rentabilidad, y tengan políticas claras y fiables, y que ante la mas mínima sospecha de desmejora en las condiciones pactadas, vuelan sin el más mínimo reparo hacia otros lugares. Esto generaría en la economía local una disminución de la cantidad de dólares disponible en el mercado, por lo tanto, se produciría una depreciación del peso frente al dólar, es decir, se tendrían que pagar más pesos por un dólar; bajo este panorama, sería menos rentable para los importadores realizar su actividad, ya que tendrían que pagar más por traer la misma cantidad de productos que están trayendo actualmente, y aunque las exportaciones se podrían ver beneficiadas, así como el turismo nacional, se debe recordar que el éxito de estas dos últimas, depende de que los extranjeros quieran hacer negocios con Colombia y de que los turistas quieran venir a nuestro país, así, ante un paisaje desalentador desde el punto de vista político, es muy probable que tanto las compras y el turismo proveniente del exterior produzcan resultados no tan positivos.

En resúmen, de ganar Gustavo Petro las próximas elecciones, es muy probable que las importaciones sufran, bajando sus niveles por una tasa de cambio que no les favorece, y que disminuya el empleo, porque las empresas tanto extranjeras como nacionales pueden entrar en pánico ante solo tener incertidumbre del futuro que les deparará y esto generará movilización de capitales, reduciéndose notablemente el número de empleados en el país y por consiguiente, esto conllevará a una reducción del poder de compra de los ciudadanos, a una disminución generalizada de las ventas, y por lo tanto a una caída de la economía, al menos en el corto plazo.

Por eso, si está pensando todavía por quién votar y es empleado de una empresa, sin importar si es nacional o extranjera, reflexione en los puntos que le acabo de mencionar porque de su decisión, depende el futuro económico, político y social de nuestro país.


TAMBIEN TE PUEDE GUSTAR