Asedio

13/04/2013 - 07:57

El remoquete de "Ciudad Heróica" que Simón Bolívar quiso dar a Cartagena tras el sitio de 1815 quizá sea un oxímoron. La verdad es que la ciudad ha vivido en permanente asedio y el horizonte no suscita pensar lo contrario.

Cartagena es un paraíso en el que todo el mundo quiere estar pero al que todo el mundo le saca el cuerpo al momento de pararse a afrontar los problemas. Me preguntaba dónde queda la responsabilidad del pueblo que eligió a sus gobernantes en un post que escribí para mi blog http://lahoragaviria.blogspot.com/2012/10/quien-sembro-ese-campo.html. Aún me lo pregunto porque no se ve más que bruma en la resolución de los problemas que lo aquejan. Quizá tenemos a los gobernantes que nos merecemos y los elegimos porque quizá nos parecemos a ellos. Sencillamente desolador.

En poco más de un año, en la silla máxima del Palacio de la Aduana, los cartageneros han visto pasar a un desfile de alcaldes encargados, distintos al elegido originalmente. Hoy, tras su renuncia, ya empieza el revoloteo y aparecen -si es que nunca se han ido- aquellos que pretenden tras un nuevo proceso electoral atípico, con el gasto público que conlleva, hacerse con el poder y con los contratos que ésta ciudad ofrece. Ahora sí, para ellos, es tiempo de denunciar y de hacerse ver como la mejor opción para la ciudad. Y mientras la ciudad se desangraba en un limbo político, ¿qué?

Nunca acabaré de entender porqué tardó tanto la renuncia de Campo Elías Terán. Su inhabilidad ya no era política sino corpórea. Respeto profundamente su decisión y aunque el Campo Elías político fracasó rotundamente, deseo que el Campo Elías hombre se recupere. Siempre, siempre será más importante el segundo que el primero.

Pero más allá de los problemas públicos que nos azotan y son por todos conocidos, pues los vivimos a diario, nos asedia la indiferencia y la intolerancia. Y lo peor, es que con el paso del tiempo nos acostumbramos a ello. Porque lo que no es blanco es negro, entonces el que era mi vecino ahora es mi enemigo. Hago un llamado de atención para hacer un alto en el camino y reflexionar. A medida que se resuelvan estos dos males, se abrirán caminos y espacios para que los problemas grandes se resuelvan. Desde lo más simple, desde lo básico.
------

SORBO FINAL: Con cierta preocupación veo que Francisco Santos se ha embarcado en una peculiar campaña con mensajes como el que aparece en esta imagen https://twitter.com/RevistaSemana/status/322793863053979649. Quizás el hombre se haya encontrado la cartilla que dejó Goebbels antes de dejar este mundo.
Quisiera recordarle que el pueblo no es tonto. Esto es así.


TAMBIEN TE PUEDE GUSTAR