Cartagena de indias - Colombia
Sábado 03 Diciembre de 2016

Ediciones anteriores


Iniciar sesión

El Cauca se derrumba y el país de rumba

Manifestaron su intención de "continuar en asamblea permanente y con las acciones de hecho de control territorial, para garantizar el respeto por la vida de las comunidades indígenas, campesinas y afro de la región, siguiendo sus principios ancestrales de autonomía y dignidad". mientras el país espera el partido de la final del fútbol colombiano.

600050_10151086628444066_2122997044_n.jpg

El siguiente es el pronunciamiento de la Minga y El Congreso de los Pueblos sobre ésta situación que entristece a muchos colombianos, pero que también nos da una lección de resistencia y valentía.

CAUCA: LA PAZ EN LAS MANOS DEL PUEBLO

El presidente Santos y sus ministros llevaron al municipio de Toribio el mismo discurso de la militarización y de las promesas sociales, que repiten una y otra vez y que sólo cumplen en la primera parte. Cerca de 15.000 efectivos ocupan esta región y las balas y las bombas continúan cruzando la vida de los pueblos caucanos. Por esa razón la Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca-ACIN y el Consejo Regional Indígena del Cauca-CRIC, ratificaron la continuidad de la asamblea permanente y las acciones de hecho de control territorial, para garantizar el respeto por la vida de las comunidades indígenas, campesinas y afro de la región, siguiendo sus principios ancestrales de autonomía y dignidad.

Durante los últimos años el Cauca ha soportado las barbaridades del conflicto armado que vive el país, con momentos de gran intensidad como el que se ha manifestado en estas dos semanas. Solamente el municipio de Toribío acumula ya cerca de 400 hostigamientos entre guerrilla y Fuerza Pública, y en esta ocasión sus habitantes estuvieron cuatro días bajo fuego constante que dejaron 14 personas heridas, 40 casas afectadas y cerca de mil desplazados. Por esta misma fecha, hace un año, Toribío fue sacudido con similares impactos por un bus-bomba.

Para los sectores democráticos y populares del país, es claro que el conflicto armado en el Cauca tiene un trasfondo particular: los intereses geoeconómicos y geopolíticos que configuran los corredores internacionales que cruzan estos territorios, con límites en el promisorio mercado del Pacífico. Explotación de recursos naturales, comercio legal e ilegal, militarización nacional y extranjera, infraestructura transnacional y una institucionalidad adaptada para tales fines, conforman ese teatro de operaciones viabilizadas por la guerra.

Desde tiempo atrás, los pueblos del Cauca han mandatado la realización de diálogos humanitarios regionales por iniciativa propia con todos los actores armados, han desarrollado acciones concretas para aislar el conflicto armado de la población civil y han conminado a todas las fuerzas militares a retirar sus trincheras de las comunidades indígenas. Precisamente hoy, cuando nuevamente la guerra arrecia en contra de las poblaciones del norte del Cauca, la ACIN y el CRIC han puesto en práctica este último mandato y han iniciado el desmonte de los distintos campamentos que los grupos armados, legales e ilegales, han instalado en sus territorios indígenas y en donde despliegan sus confrontaciones bélicas.

Diferentes escenarios de articulación social y política en los que hemos participado activamente, como el Congreso de los Pueblos, el Encuentro de Paz en Barrancabermeja o el Congreso de Tierras y Territorios, el conjunto de organizaciones sociales allí convocadas hicieron propios los mandatos que las comunidades del Cauca han planteado. Hoy lo ratificamos de manera indeclinable, por lo que legitimamos las iniciativas que actualmente se encuentran desarrollando en defensa de la vida, la tierra y los territorios.

Coincidimos en que la fuerza de los movimientos sociales, ahora vigorizados con los procesos unitarios que se han manifestado especialmente en estos tres años, y con una mayor conciencia de país digno, se constituyen hoy en un actor determinante en la perspectiva de desbrozar un camino cierto de superación del conflicto armado que vive el país. En tal sentido apreciamos altamente la resistencia civil que los pueblos indígenas caucanos asumen con gran valentía, apuntalando una opción social y política hacia la Colombia sin violencia que buscamos todas y todos.

Nos convocamos a desplegar todas las iniciativas posibles que expresen nuestro apoyo a las acciones de los pueblos caucanos, en su ardua lucha para enfrentar la guerra, sus actores, y las multinacionales que se benefician de ella y de las políticas gubernamentales. Llamamos a que las tensiones entre las comunidades de la región sean superadas, especialmente en estos momentos cruciales de defensa del territorio.

Minga de Resistencia Social y Comunitaria
Congreso de los Pueblos

ImgArticulo_T2_114543_2012711_120139.jpg

F7523662EC949121AFCA8D5CFF52.jpg

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.
Este es un espacio de participación de los usuarios Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Blogger

Imagen de riveraenlinea

Comunicador Social con estudios en Cooperación Internacional y Desarrollo Sostenible. Ciudadano en ejercicio. Freelance.

wwwelespejonegro.blogspot.com
www.facebook.com/ElEspejoNegro
Twitter: @elespejonegro1

Últimos comentarios

El tema es que Ensuncho queda sin empleo en Bogotá y se va para Cartagena. Decide conseguir unos pesos a través del Festival y hace sus gestiones ante el Alcalde y el Gobernador que por supuesto...

Los rollos del Festival de Cine de Mompox

Más del libertario de Ensuncho. Qué arrogancia para corregir al articulista, agradeciendo su 'intención' de equilibrio. El señor Vacca no había dicho nada a pesar de que Juan nunca movió un dedo...

Cancelan el FICIM por falta de plata

El tema es que Ensuncho queda sin empleo en Bogotá y se va para Cartagena. Decide conseguir unos pesos a través del Festival y hace sus gestiones ante el Alcalde y el Gobernador que por supuesto...

Los rollos del Festival de Cine de Mompox

Más del libertario de Ensuncho. Qué arrogancia para corregir al articulista, agradeciendo su 'intención' de equilibrio. El señor Vacca no había dicho nada a pesar de que Juan nunca movió un dedo...

Cancelan el FICIM por falta de plata

El tema es que Ensuncho queda sin empleo en Bogotá y se va para Cartagena. Decide conseguir unos pesos a través del Festival y hace sus gestiones ante el Alcalde y el Gobernador que por supuesto...

Los rollos del Festival de Cine de Mompox