Daño Irreparable al patrimonio histórico, ¿Y donde está el alcalde?

15/05/2017 - 13:49

Cuatro edificaciones invaluables de la calle de la Media Luna, en pleno centro histórico, protegidas e intocables por ser coloniales y repúblicanas, y que estaban en perfecto estado, han sido demolidas en las barbas del alcalde, mejor dicho, en la panza del alcalde, porque barba no tiene pero panza si, y Manolo no ha dicho esta boca es mía.

Ya en serio, esto es tan absurdo que dan ganas de hacer chistes pero es demasiado trágico en realidad... ¿Donde está el alcalde? O la pregunta sería: ¿Hay alcalde en Cartagena? ¿En serio?

¿De quién es esa obra? ¿Quién tiene tanto poder para hacerle tanto daño impunemente a la ciudad?

No estamos hablando de Blas de Lezo, ni de Ternera, ni de Nelson Mandela, ni de Olaya, ni de Pozón, donde viven esos "negros", "jediondos", "prehumanos" , "sin derechos" que tanto desprecio y tanto asco despiertan en la élite cartagenera. Estamos hablando del centro histórico, de la "joya de la corona", sexto destino turístico del mundo, capital alterna del país.

Los turistas no vienen a Cartagena por sus playas, que no son nada especial, sucias y llenas del acoso de los vendedores. Vienen por su patrimonio arquitectónico, el cuál está siendo literalmente demolido en las narices de la curaduría, del Instituto de Patrimonio y Cultura de Cartagena (IPCC), de Control Urbano, de la Alcaldía Local Numero 1, de la Sociedad de Mejoras Publicas, de la Sociedad de Arquitectos Restauradores, de la Sociedad de Ingenieros, a solo unos metros de la Escuela Taller de Restauradores, en las narices de toda la prensa cartagenera, la cual está calladita, aceitada, enmermelada, maniatada y extorsionada por la pauta publicitaria oficial.

El patrimonio arquitectónico de Cartagena no hay quien lo defienda. INCREÍBLE.

En una zona que por ley y normatividad vigente no puede tener más de dos pisos de alto, este inmundo adefesio que es un insulto a la vista y a la ciudad, ya lleva cuatro pisos.

Además el letrero de la curaduría dice que es una restauración tipológica, esto quiere decir que podían restaurar pero no tumbar una sola sola pared, y hemos asistido a una demolición completa, dejaron los cascarones nada más.

El letrero, que no sabemos si es real y legal o es falso, como lo era el de Portales de Blas de lezo 2, autoriza a la construcción de tres pisos, y el adefesio en cuestión lleva cuatro.

Es que Manolo está peor que Shakira: ciego, tonto, sordo y testarudo. Se le explotó en las manos la ciudad y no sabe que hacer.

¿Cómo se repara este daño a la ciudad? ¿Quien responde? Porque no basta con detener esta aberración, tienen que demolerla y volver a construir las casas tal cual estaban.

Tendrá que ser el gobierno nacional el que meta la mano, porque en Cartagena no hay alcalde.

[inline:18199269_623571347842467_8224764411568078819_n.jpg]

[inline:20170502_112817.jpg]

[inline:20170502_112824.jpg]

[inline:20170502_112843.jpg]

[inline:20170502_112848.jpg]

[inline:20170502_112902.jpg]

[inline:20170502_113000.jpg]

[inline:20170502_113008.jpg]

[inline:20170502_113044.jpg]

[inline:20170502_113052.jpg]

[inline:20170502_113106.jpg]


TAMBIEN TE PUEDE GUSTAR