Mr. Tourist: Please!! do not use carriages with horses in Cartagena!!!

13/04/2017 - 07:36

These horses are tortured with the complicity of the police, the mayor and other corrupt authorities Of Cartagena de Indias.

Those poor horses have miserable lives being force to work till they drop dead.

Your ride costs them allot of suffering and cruelty of innocent !!

Please do not use them.

[inline:13124842_1709318389334400_692737595469686092_n.jpg]

[inline:flyer_espanol.jpg]

Reiteramos nuestra denuncia nacional e internacional, de que la alcaldía de Cartagena, en cabeza de Manolo Duque, apoya de manera descarada y de frente la tortura y el abuso a los caballos cocheros de Cartagena.

El martirio de estos caballos es una infamia que clama al cielo. En esta ciudad reinan como en ningún otro lado la corrupción y la puteria, no hay un solo político local a ningún nivel que sienta el mínimo deseo por ayudar a los animales.

Por eso le toca a la sociedad civil asumir desde la independencia la defensa de los caballos.

No hay una sola institución ni pública ni privada a nivel local, que esté interesada en salvar a los caballos de esta tortura infame.

En toda una ciudad NO HAY NADIE!!

ES QUE ES INCREíBLE!! Si no lo estuviera viendo y viviendo en carne propia no lo creería.

Al contrario, todos apoyan la crueldad hacia los caballos, desde el alcalde, el concejo (tanto que además pretenden regalarles unas caballerizas distritales a unos delincuentes)

Parecería que los políticos locales van únicamente por la tula de dinero, no por lo mejor para el colectivo ciudadano ni por los valores morales y éticos que hacen de toda sociedad mínimamente vivible

¿Y los animalistas?

Las arribistas que han tomado por asalto y a la fuerza la vocería de un inexistente movimiento, no son animalistas en realidad, son politiqueras corruptas y torcidas que van por contratos distritales y departamentales, visibilización mediatica y faranduleria.

El propio concejo de la ciudad ha pasado por encima a la propia Procuraduría General de la Nación, quien ha ordenado el cese inmediato de esta aberración en dos oportunidades,

Por lo tanto, ninguna autoridad local hará nada, para meter en cintura a la Asociación de Cocheros de Cartagena, ni para multarlos, ni para sancionarlos, ni para obligarlos a que cumplan el decreto 0656 de 2014 que regula su actividad.

Por esto hacemos un llamado desesperado, urgente, a la Presidencia de la República, y a todas las instituciones del Estado Colombiano en su más alto nivel: Defensoría del Pueblo, a la Personería, la Contraloría, Procuraduría, Fiscalía, Dian, a la Oficina de Impuestos Nacionales, al Ministerio del Medio Ambiente, al Ministerio del Trabajo y Seguridad Social, al Ministerio de Turismo, a la Personería, para que intervengan de inmediato y si es necesario que manden un piquete de policias de Bogotá que no se dejen comprar y cierren esa inmundicia de inmediato, y le pongan fin a la estafa que la Asociación de Cocheros ha sostenido durante más de cuarenta años, burlándose y aprovechándose de la opinión pública de la sociedad colombiana y al mundo.

Los que nos hemos atrevido a denunciar estos crímenes hemos sido amenazados y perseguidos, por eso tantos se han retirado. Muy pocos tenemos el valor de seguir adelante ante tanta corrupción e indolencia.

Cartagena esta podrida totalmente a todos sus niveles. Desde acá mismo es imposible hacer nada para ayudar a estos martirizados animalitos

La situación es para llorar pero no me doy por vencida, nunca me daré por vencida, lucharé por los animales y por estos sufridos caballos hasta la muerte y más allá de la muerte si es preciso.

Por favor, si usted amigo lector tiene contacto directo con autoridades del orden nacional ayúdenos, SALVEMOS A LOS CABALLOS!!

USAR ESE ABERRANTE SERVICIO ES APOYAR EL MALTRATO, LA CORRUPCIÓN Y LA CRUELDAD

Los cocheros si son un símbolo pero de todo lo malo y de todo lo que debe acabarse y eliminarse para siempre de Cartagena, la explotación, la indolencia, el abuso, la mentira, la corrupción, a ver si por fin dejamos atrás tantas costumbres prehistóricas abyectas y entramos en el siglo 21.

¡¡LE CAE LA MADRE AL QUE SE MONTE EN ESA PORQUERÍA!!


TAMBIEN TE PUEDE GUSTAR