Yo fui alumna del papá de Rafael Uribe Noguera

11/12/2016 - 10:39

[inline:15338747_10154874702933395_8798755212495649814_n.jpg]

[inline:10858524_10153646012283395_8024372620431084124_n.jpg]

Alexa Cuesta es una arquitecta y prestigiosa artista plástica cartagenera, que fue alumna en la Universidad Javeriana de Rafael Uribe Rivera, padre del señalado secuestrador, torturador y asesino de la niña de siete años Yuliana Andrea Samboní. Esta premiada artista, quién se desempeña actualmente como profesora de cátedra en la Unibac- Cartagena y es investigadora, curadora independiente, estudió arquitectura en la Universidad Javeriana sede Bogotá (1989-1994), igualmente tiene el pregrado en Artes Plásticas de la Universidad Nacional, posteriormente hizo una especialización en Arte Público en la Universidad Politécnica de Valencia (España), y una especialización de Arquitectura y montaje de espacios efímeros en la Universidad Politécnica de Cataluña (España). De su paso por la Universidad Javeriana, recuerda muy amargamente al señor Rafael Uribe Rivera, padre del supuesto asesino de Yuliana Yamboní, Rafael Uribe Noguera. Accedió a hablar con nosotros y aquí la entrevista:

¿Qué recuerdos tienes del señor Rafael Uribe Rivera?

- Solo puedo decir que ese desprecio del hijo por los demás es de familia, el papá es un ser totalmente perverso. No sé cómo pudo durar tanto tiempo como decano de arquitectura de la Universidad Javeriana (1992 – 1999). Los jesuitas a pesar de ser elitistas, se les abona que en manejo académico siempre buscan la excelencia. Yo era buena en diseño arquitectónico cuando estudiaba. Aún me precio de hacer cosas interesantes. Pero con este señor...uff fue como un mazazo en la cabeza. Hasta pensé en retirarme de la carrera. Sus comentarios eran siempre clasistas, denigrantes y despreciativos de la dignidad de la gente, para él todo era dinero, lo demás no importaba. Reconocer que el decano de la facultad donde estudiaba con tanta entrega y dedicación era de esa calaña es algo que me avergonzaba. Al perder aquel séptimo semestre fue muy doloroso, sobretodo porque había sido becada por mi colegio (Comfenalco) para estudiar una carrera tan costosa, en esa época la asignatura de diseño tenía 10 créditos y las demás 3 o 2, si se perdía diseño se perdía semestre. Esa era la asignatura que me tramaba, vivía fascinada con hacer planos, maquetas, en otros semestres me ponían de ejemplo, hasta que llegué a dar clases con este miserable

¿Cuál era el problema con el señor Uribe Rivera?

- El entró como decano arrasando con todo, con una prepotencia e ínfulas de mandamás. Y fue justo por el año 1992 que me dió las clases. No sé qué opinan los demás compañeros. Ser déspota hacía parte de su personalidad. La gota que rebosó la copa fue lo del compañero al que se le murió un familiar y no perdonarle eso en una entrega, recuerdo sus palabras: "Si yo pude asistir al trabajo al saber de la muerte de mi padre por qué este no puede venir a entregar el trabajo" cogió y le puso cero.

¿Y por qué te querías retirar por su causa?

- En ese momento estábamos realizando un diseño de vivienda de interés social cerca de Corabastos. El lote era grande e irregular, tocaba normalmente ir al lugar hacer medidas, saber el norte, ver el paisaje, analizar el contexto, las zonas colindantes. Él nos decía: “Nada de eso sirve, calculen cuántos metros cuadrados serán los construidos y a cómo les cobrarán el metro cuadrado a la entidad que les contratará... porque la gente que vivirá allí todo se lo subsidiarán”. Decía que la gente de estrato 3 para abajo no necesita diseño. Ufff eso me mató. Para él los pobres son como animales, sin ningún derecho. Y no nos dejaba diseñar con curvas o diagonales, decía que eso salía costoso. Todo tenía que ser por cajitas, y los materiales más económicos del mercado.

¿Pero nadie le contradecía?

-En esa época Rafael Uribe Rivera era el contratista de todo el mobiliario urbano de Bogotá. Infligía miedo, físico terror. Tenía una forma de hablar como general a sus subalternos. Creo que venía de familia militar. Todos le tenían miedo, eso sí era un profesor puntual y no permitía fallas. Calificaba duro (aunque sólo los que estudiábamos arquitectura sabemos que un 3.0 es la gloria). Teníamos profesores severos pero aprendíamos de sus experiencias, pero de este nada de nada, y el tema por favor! Estábamos diseñando para gente de escasos recursos, gente que no merecía nada, según él.
Su forma de vestir era muy llamativa: los mejores trajes de paño y corbatas de seda, no sé cuantos mercedes deportivos tenía pero llegaba en varios. Yo estaba totalmente traumatizada e indignada con su filosofía nazi de la vida, así que con tal de no darle la mano en la ceremonia de graduación, pedí que me entregaran mi diploma por ventanilla, y allí fue Troya! Me llamó a su oficina cuando fui a buscar mi diploma, para insultarme porque no quise asistir a la ceremonia, como si estuviera dolido. Sé que se acuerda de mi...

¿Cómo fue eso?

- Yo regué en la Universidad que no iba a asistir a la ceremonia de grado para no darle la mano cuando me entregara el diploma, así que me llamó a puyengue a su oficina. La oficina del decano es toda de madera noble y paredes de cemento corrugado (no sé si haya cambiado) me quería hacer sentir mal a toda costa, que bajara la cabeza ante él, yo no le contesté nada, lo miré sin pronunciar palabra. Me dijo una retahila de cosas nefastas y deseándome lo peor para mi carrera de arquitecta

¿Pero por qué te daba tanta importancia?, ¿Se sentiría atraído por ti?

- No, nada que ver, por ahí no era la cosa. Él se sintió ofendido por lo que hice, el no asistir a su clase y pasarle por enfrente para asistir a otra que no tenía importancia en el pensum. Fueron varios días que hice eso. Esa fue mi manera de despreciarlo. Creo que le dolió en el ego. Y luego enterarse que no iba a la graduación para no estrecharle la mano, también lo tocó. Por eso me tenía guardado el momento de hablarme cuando fuera a recoger el diploma. La secretaria estaba advertida, cuando fui por mi diploma la humillación que me hizo este señor fue terrible. Porque una persona con tanto ego y tanta prepotencia no permite ese tipo de nimiedades, aparte él sabía que yo no era rica, que venía de la costa, que estaba becada. Ese señor detestaba a la gente que no fuera de estatus.

¿Qué piensas de lo que ha pasado con su hijo Rafael Uribe Noguera, acusado de un crimen tan terrible?

- Pienso que hay un hilo conductor en todo esto. El hijo acechó, secuestró, violó, torturó y estranguló a una niña pobre e indígena. Ahora alcanzo a entender algunas cosas, el exdecano tuvo que enseñar a sus hijos a despreciar a los pobres, a que el dinero lo puede comprar todo, a saltarse las normas con tal de conseguir todo (supe que el hijo plagió su tesis de pregrado y como él era el decano aún, hizo que se disipara la investigación interna, y terminó graduándose de arquitecto) Bueno, por lo menos lo agarraron y hay un psicópata menos suelto en las calles


TAMBIEN TE PUEDE GUSTAR