¿Quien era el más importante en el Salón de la Justicia?

28/12/2016 - 11:51

Hace poco conversaba con mi hija sobre lo distinto que era ver dibujos animados en mi época y hacerlo en la de ella. Le asombraba que yo le dijera que cuando era niño soñaba con una canal de televisión que diera dibujos animados las veinticuatro horas del día y se quedo perpleja a decirle que la única posibilidad de verlos era entre semana de 4:30 y 6:30 pm. abriendo con “Las Aventuras de Tom Sawyer” y los fines de semana de 8:30 a 11 am. comenzando la mañana con “La voz del Papa” y los muy recordados “Tierra de Gigantes”.

No había muchas posibilidades de elección con dos canales y muy poco se diferenciaba entre lo que era para niñas y lo que era para niños; pero en medio de todo ese colorido crisol de programas resaltaba uno que era del gusto de todos, una opción comercial ya probada y que poco tenia que perder. Los Súper Amigos conjugaba tantos héroes como villanos en un escenario en el que podías sentirte identificado con cualquiera.

De vez en cuando en los juegos, solo para variar, uno podía creerse Acuaman; o quizá Linterna Verde, pero no había dudas, el favorito de todos y el que se llevaba todos los créditos era el mismo de siempre, el hombre de acero, Kal-El, el muchas veces interpretado y de éxito garantizado, ese era Superman.
El nativo de Kripton era una formula de éxito para el resto de los súper héroes, todos tenían poderes, todos eran valientes, todos contaban con una carga de valores que los hacía únicos para esa organización, pero no había discusión, era una ficha indispensable para la confianza del resto del equipo y garantizaba el éxito de cualquier aventura que tenían que emprender, el factor clave de éxito de ese equipo era el hombre de acero.

Tener un factor clave de éxito es preponderante para cualquier organización, resultara imposible ser verdaderamente competitivo si no se tiene uno; me hará elevarme por encima de mis competidores y debe convertirse en una ventaja difícil de emular y que genere un diferencial de mercado valorado por mis consumidores.

Los factores claves de éxito pueden estar en cualquiera de los engranajes que hacen parte de la organización y el talento humano es uno de ellos; no debemos temer a centrar nuestras fortalezas en uno de los miembros de nuestro equipo pues capacitarlos y retenerlos hacen parte del día a día del quehacer gerencial.

El éxito de la organización lo garantizara la búsqueda continua de nuevos factores claves de éxito y es en esta tarea donde no debemos fallar; debemos ponernos en la titánica misión de emprender una búsqueda constate de talentos y fortalezas dentro de nuestro equipo, apalancara nuestro negocio por encima de mis competidores y generara valores agregados al proceso administrativo.

Quizá era eso lo que de niño buscábamos al personificar a otros superhéroes, quizá al ahondar en distintas personalidades y alter egos de personajes épicos lo que queríamos era encontrar un nuevo factor clave de éxito para el salón de la justicia.

Aburría a ratos que no perdiera Superman, era sin lugar a dudas uno de los vestuarios mas aburridos y quizá contaba con los poderes menos creativos; pero era pieza indispensable en un equipo que buscaba el éxito por encima de todo; además de ser una buena transición en una tarde que terminaba algunas veces con “Tom y Jerry” y algunas con “Los Picapiedra”.


TAMBIEN TE PUEDE GUSTAR