Se te está cayendo?

06/12/2015 - 18:33

La caída del cabello es un problema frecuente en hombres, y en un porcentaje mayor en mujeres. Las causas son múltiples; sin embargo, en la consulta dermatológica abundan los casos en que esta situación es consecuencia del exceso de grasa en el cuero cabelludo, lo cual frecuentemente se encuentra asociado a un tipo de caspa, llamada dermatitis seborreica o caspa seborreica, donde la caspa ya no se ve como polvillo blanco, sino como escamas amarillentas gruesas, de apariencia grasa, adheridas al cuero cabelludo, pero también al entrecejo, a los lados de las alas de la nariz, en las orejas y tórax.

La dermatitis seborreica en hombres, puede causar tanta pérdida de cabello, que imita la calvicie de origen genético. Entre otras causas importantes de caída de cabello, encontramos la anemia y los desajustes hormonales, especialmente del tiroides. Las deficiencias nutritivas consecuencia de las dietas inadecuadas, como las diseñadas para ser usadas indiscriminadamente por todas las personas, independientemente de su edad, actividad y condición previa de salud, pueden conducir a la pérdida del cabello, al debilitar su estructura, produciéndose roturas en el tallo capilar y enlentecimiento en su regeneración. El cabello al igual que las uñas, se encuentran en constante renovación y por eso son muy vulnerables a las deficiencias nutricionales, producidas al disminuir el aporte de proteínas, minerales y vitaminas.

Entre los minerales y vitaminas que participan en la integridad del tallo capilar y su normal permanencia en el cuero cabelludo, encontramos principalmente el cobre, hierro zinc y magnesio. Intervienen también biotina, vitamina C, vitamina A y la vitamina C, sin olvidar la importancia de proteínas y agua. Todos estos elementos están presentes en una dieta balanceada y en la mayoría de los casos no es necesario suministrarlos en cápsulas inyecciones y mucho menos en champús, lociones y tratamientos capilares. En los últimos años, se ha asociado la caída del cabello, al estrés físico o emocional, algunos medicamentos y tratamientos agresivos como las cremas alisadoras y el cepillado enérgico acompañado de calor intenso.

Existen muchos malentendidos con respecto al cuidado y la salud del cabello. No es cierto que el cabello se nutra con champús y tratamientos aplicados. La nutrición del cabello se da a través los vasos sanguíneos que llegan a su raíz, por lo tanto, una buena nutrición es fundamental. Los tratamientos externos, en la mayoría de los casos pueden brindar una mejor apariencia -lo cual es importante- pero no reemplazan un buen aporte nutricional. El tratamiento de la caspa seborreica, se realiza con champus especiales, los cuales hoy, a diferencia de los que se usaban en el pasado, contienen además de agentes terapéuticos, suavizantes y agradables fragancias. Una vez controlada la caspa, se pueden alternar con los champús de uso previo, tratando de evitar acondicionadores y productos grasos en los tratamientos capilares.

Es importante no olvidar que la seborrea es una condición con la cual nacemos y que no desaparece definitivamente con ningún tratamiento, pero puede permanecer controlada con los tratamientos y recomendaciones del dermatólogo.


TAMBIEN TE PUEDE GUSTAR