Urticaria

16/03/2015 - 10:43

Es una afección cuya, manifestación cutánea consiste en elevaciones de color rojizo en la superficie de la piel, conocidas con el nombre de ronchas o habones. En la gran mayoría de los casos causa picazón y tiene como característica importante, que al presionarlas se tornan blanquecinas. Las lesiones de la urticaria desaparecen espontáneamente en algunas horas y aparecen nuevas lesiones de acuerdo a su causa, curso y tratamiento. Se localizan con mayor frecuencia en el tronco, aunque en ocasiones pueden ser generalizadas.

La urticaria puede ser aguda o crónica de acuerdo a su duración. Una duración menor a seis semanas se considera aguda, más de seis semanas crónica. Las lesiones de urticaria crónica pueden dejar sombras oscuras en la piel. Las urticarias agudas son más frecuentes en niños. En algunas personas pueden presentarse períodos intermitentes de urticaria.

Las causas de la urticaria pueden ser múltiples: reacciones a medicamentos o alimentos, procesos infecciosos, parásitosis, picaduras de insectos, contacto con ciertas sustancias, estrés psíquico, excesivo calor o frío, enfermedades generales, sin embargo, hasta en un 90% de los casos no es posible determinar la causa.

La urticaria como cualquier otro proceso alérgico, puede cursar con otros síntomas como fiebre, dolor en las articulaciones, asma, rinitis, entre otras. Una forma severa de la urticaria, llamada angioedema, puede presionar y obstruir las vías respiratorias, constituyéndose en una verdadera urgencia por el peligro de ahogamiento, y la persona debe recibir atención médica de inmediato.

El tratamiento inicial de la urticaria se hace de acuerdo a los síntomas. Lo primero que se debe hacer es calmar el prurito, que puede ser desesperante en algunas personas. El médico hará un interrogatorio exhaustivo, en algunos casos se practican algunas pruebas como test de alergia y exámenes de laboratorio, todo esto sin la seguridad total de hallar la causa.

En algunos casos el interrogatorio a la persona permitirá conocer la causa desencadenante, especialmente cuando esta se relaciona con alimentos o medicamentos. En la mayoría de los casos los ataques de urticaria revierten espontáneamente, aún sin tratamiento médico.


TAMBIEN TE PUEDE GUSTAR