Cartagena de indias - Colombia
Domingo 19 Noviembre de 2017

Ediciones anteriores


Iniciar sesión

Escrito a mano

Blog de artículos acerca de hechos cotidianos, algunos costumbristas y otros de actualidad tratados con sátira, humor y crítica. También se publicarán trabajos académicos relacionados con cultura política y ciudadana, medio ambiente, ecoturismo y comunicación para el desarrollo.
(www.gonzaloposadaviana.blogspot.com)

No es solo educación (versión pesimista)

Muchos pueden haber tenido el mejor hogar y haber pasado por las mejores universidades y sin embargo siguen en estado natural...

Saludar, ceder el asiento, dar las gracias, disculparse, respetar a los demás, perdonar, ser paciente, entender el regaño de los padres, respetar lo ajeno, defender lo público… son algunos hábitos que con frecuencia hacen parte de la solución lógica que la gente le da a nuestros problemas de intolerancia, violencia, corrupción y subdesarrollo.

Milagro en el rio

Sucedió durante las terribles inundaciones del año 2011 que afectaron a casi toda la Costa Caribe de Colombia.

Sucedió durante las terribles inundaciones del año 2011 que afectaron a casi toda la Costa Caribe de Colombia. En Magangué, población bendecida pero también castigada por el majestuoso Rio Grande de la Magdalena, el agua entró hasta las calles y las casas del Centro y por supuesto, en los barrios que circundan las ciénagas.

Salvaguarda vallenata

“Ya los músicos de hoy no quieren grabar merengue dicen que eso no se vende, para mí eso es un error (…)”

“Ya los músicos de hoy no quieren grabar merengue
dicen que eso no se vende, para mí eso es un error (…)” 

“Ya lo hacen con su sentido de manera inteligente, 
para engañar a la gente ponen un poco de ruido 
porque no lo han aprendido a cantarlo con deseo 
mejor graban un paseo con más de dos mil palabras, 
que al final no dicen nada y en eso es que yo no creo”.

Mucho gusto, Capricornio…

¿Qué pensaría usted si le dicen que no pertenece, por ejemplo, al signo cáncer, como había creído toda la vida, sino a géminis? Quizás nada, y con toda razón, porque jamás le han interesado los intríngulis del zodíaco o de la influencia de los astros en nuestras vidas.

 

¿Qué pensaría usted si le dicen que no pertenece, por ejemplo, al signo cáncer, como había creído toda la vida, sino a géminis?  Quizás nada, y con toda razón, porque jamás le han interesado los intríngulis del zodíaco o de la influencia de los astros en nuestras vidas.

El Doctor Regular

El Doctor Regular debía su apodo a la respuesta inalterable que acostumbraba dar a quienes le indagaban sobre su vida reciente; preguntas que tácitamente se referían a sus pacientes.

El Doctor Regular debía su apodo a la respuesta inalterable que acostumbraba dar a quienes le indagaban sobre su vida reciente; preguntas que tácitamente se referían a sus pacientes.

Era cuentero de profesión y médico por substracción de materia, pero en ambos casos, titulado. Algo similar a lo del viejo amigo Miguel Cabrera Castilla quien siempre sostuvo que era cantante de profesión y abogado de “hobby”.

Defensa (folclórica) del ruido

El ruido, ese resplandor de la fisonomía caribe que nos hace repudiables entre los andinos y cada vez más entre nosotros, está seriamente amenazado, por lo menos en materia de estridencia musical.

El ruido, ese resplandor de la fisonomía caribe que nos hace repudiables entre los andinos y cada vez más entre nosotros, está seriamente amenazado, por lo menos en materia de estridencia musical.

Y con el ruido, la decoración cultural de los “barrios populares” en los que la música de los picós hace parte del paisaje urbano del fin de semana.

Las causas: el auge de la lucha contra la contaminación auditiva, por un lado, y la violencia que puede llegar a propiciarse con el éxtasis de música y alcohol, por otro.

Historia breve de tres amoricidios

Historia breve de tres amoricidios

En estos días en que se enaltece al amor y la amistad, sea por fortuna o desdicha, recuerdo la historia de tres amigos que hace muchos años, en la Bogotá de los 90, vinieron a refugiar en mí sus angustias sentimentales como si yo hiciera horóscopos.

De entrada les advertí que me declaraba incompetente para aconsejarles porque en esta materia me era difícil manejar la duda existencial.

La época de la vela

Con los homenajes a Gabriel García Márquez regresamos a la génesis de su inspiración, fundamentada en buena parte en personajes a los que todos hemos visto multiplicarse en cada rincón del caribe colombiano, depositarios de un don especial para narrar historias, naturales para ellos, imaginarias para el mundo.

Con los homenajes a Gabriel García Márquez regresamos a la génesis de su inspiración, fundamentada en buena parte en personajes a los que todos hemos visto multiplicarse en cada rincón del caribe colombiano, depositarios de un don especial para narrar historias, naturales para ellos, imaginarias para el mundo.

Al tablero en Semana Santa

Mi contribución a la reflexión de estos días santos es, más que un extenso rosario de buenos propósitos, un práctico cuestionario que nos puede ayudar a determinar qué tan alejados estamos de Cristo. Pase al tablero y califíquese.

¡Reflexión, meditación!, son algunas de las palabras que más se escuchan en Semana Santa, y que nos invitan a renovar nuestra fe en el evangelio de Cristo, milenaria carta de navegación que nos ayuda a ser mejores seres humanos.

Mi contribución a la reflexión de estos días santos es, más que un extenso rosario de buenos propósitos, un práctico cuestionario que nos puede ayudar a determinar qué tan alejados estamos de Cristo. Pase al tablero y califíquese.

Respuestas aprendidas

¿Se han preguntado por qué todas las respuestas que escuchamos de ciertos personajes en los medios de comunicación son siempre las mismas?

Reinas, políticos, funcionarios públicos, deportistas, artistas, etc., parecen no poder eludir el libreto establecido para algunas situaciones.  Vamos con los ejemplos: para explicar el problema del narcotráfico en Colombia no hay otra salida que acusar a los países consumidores, bajo la premisa de que mientras estos sigan necesitando droga aquí se seguirá produciendo, cuando lo cercano a la realidad es que muchos colombianos cohabitaron felices con las bondades del narcotráfico.

¿Lo mataste Carme?

Miguel Cabrera Castilla, cultor de la cuentería popular y autoproclamado Archiduque de La Mojana, nos llevó hasta el corregimiento de Hatonuevo (Corozal, Sucre) según él, capital mundial del ñeque, una especie de licor artesanal que en muchos pueblos caribes es todo un elixir de sabiduría y tertulia espontánea.

Detuvo su carro justo frente a la iglesia y señalándola dijo: - aquí es!   Todos nos miramos y él prosiguió: - es la única parte donde no venden ñeque en Hatonuevo.

Entonces recordó que algún día, o más bien una noche, su padre, médico de profesión, caminaba solitario con algo de ñeque en las venas, y decidió seguir de cerca, sin que lo notara, a su compadre Carmelo que perseguía con escopeta en mano a un conejo furtivo.

Diario de motocicleta

El título es tomado de una película pero bien podría ser, algo al revés, el epílogo de tanta muerte que casi a diario se pasea en motocicleta por esta ciudad.

No la que dispara desde las motos. Ese es otro tema y de esa muerte hablará la historia cuando la historia pueda hablar, sino la que atropella o anda buscando postes, paredes y carros para detener trágicamente la locura de tantas cabezas imprudentes.

Desde hace unos ¿diez? años para acá muchos cartageneros parecen fascinados con matarse o terminar matando a otros en accidentes de motocicleta cada vez menos accidentales y más intencionales.

El pesebre de la calle

Un mes había completado sin dormir aquel niño gracias a una tarea que le exigía llevar un pesebre a la escuela, pues, si en su casa habría para un pesebre no habría para comer.

Los decembrino-depresivos

¡Con diciembre llegan las depresiones!, es el sentir de varios amigos míos que desean que la Navidad pase pronto de largo. Y cada vez son más los que piensan así.

Versión científica del chisme

Una de las frases que en la Costa Atlántica estigmatizó a quienes se dedican a la nunca bien señalada tarea de crear o transmitir chismes y enterarse de la vida ajena fue aquel grito callejero nacido en la historia de “El Flecha”, escrita por David Sánchez Juliao: -¡Pero Doña Tulia, si la pelea no es con usté!

La nueva “vieja clase política”

No hay consigna guerrillera ni discurso de político novato que no incluya una arremetida feroz contra lo que se ha llamado “la vieja clase política”. Pero lo desconcertante es que todos se refieren a ella sólo porque eso parece dar autoridad para presentarse como la salvación de los problemas sociales, sin saber que quizás están hablando de ellos mismos.

Pedagogía casera

La educación de los niños en casa es tema de preocupación en este país por cuenta de las noticias que el maltrato infantil nos trae a diario. Sin embargo, hoy, con más comedia que tragedia, vamos a hablar de algunos intentos de pedagogía que los padres aplican a sus hijos, unas veces exitosos y otras no tanto.

CITA CON EL DOLOR

La genialidad de la cuentería popular me ha traído noticias del Doctor Regular, un médico al que le pertenecía la mitad del cementerio de un pueblo de la Costa atascado en el tiempo y resignado a las curaciones con aspirina y “vipvaporú”.

¿Hasta cuándo “el pueblo”?

Para efectos de este escrito definamos algunas palabras: “pueblo” no es la gente ni lo que ella quiere o necesita, solo es algo abstracto como “nación” o “soberanía”. “Político” es cualquiera menos el que hace política. “Política” es una licuadora en la que todo cabe y se mezcla. “Representante” puede ser de cualquier cosa menos del pueblo.

¿A quién hay que llorar?

Solo y sin avisar, tal como había llegado al pueblo, le dio por morirse en un domingo de interminable calor de sabana caribe. El cachaco de las baratijas no tenía familia, pero quienes lo conocieron acordaron no enterrarlo sin el llanto bendito de una plañidera y decidieron buscar a quien mejor ejercía el oficio: Evangelina.

Solo y sin avisar, tal como había llegado al pueblo, le dio por morirse en un domingo de interminable calor de sabana caribe. El cachaco de las baratijas no tenía familia, pero quienes lo conocieron acordaron no enterrarlo sin el llanto bendito de una plañidera y decidieron buscar a quien mejor ejercía el oficio: Evangelina.

Blogger

Imagen de gonzalop

Magangué-1970. Espec. en Comunicación para el Desarrollo y Ciencia Política.
Artículos acerca de hechos cotidianos, costumbristas, de actualidad y de cultura política y ciudadana.

Últimos comentarios

legion1978

​se entiende que a este individuo nunca le han interrumpido la paz del hogar con la estridencia del famoso picó por 3 dias ininterumpidos.

manifestación cultural? tal vez (de las peores,...

Defensa (folclórica) del ruido
darioyepez

Las vainas de mi pueblo. Hace poco un compositor inédito le compuso una canción a los peces del rio magdalena y una señora que leyó la composición vio que no estaba incluido el barbulito. Por...

La época de la vela
darioyepez

Y que decir de la que nunca dejan de hacer los periodistas a los que visitan el país: que tal le ha parecido Colombia?, o el funcionario o político corrupto, que todo lo hace con "...

Respuestas aprendidas
papo 1

Muy acertado viejo man! muchos en esta epoca cometemos el error de medir nuestra felicidad en la cantidad de plata que tenemos para gastar en las tres R's (RUMBA, ROPA,REGALOS) de ahi que entre...

Los decembrino-depresivos
darioyepez

Como identificar un chismoso: no mantiene un secreto, es por lo general un vago (e excepción de aquellos que hacen de el un oficio), mezcla la verdad con la calumnia para darle más pimienta al...

Versión científica del chisme