Cartagena de indias - Colombia
Miércoles 23 Agosto de 2017

Ediciones anteriores


Iniciar sesión

“Ocuparse” cura

La sabiduría popular nunca deja de sacudirnos el escepticismo. Hace algún tiempo, durante un viaje de Cartagena a Magangué hicimos parada en San Jacinto para satisfacer la caprichosa altanería del hambre…

Justo una casa antes del restaurante, un letrero en madera anunciaba la redención para cualquier quebranto de salud que ser humano alguno pueda padecer, incluyendo el cáncer del tipo que sea y pasando, por supuesto, por toda clase de maleficios, imposibles de revertir hasta para el mismísimo Harry Potter.

La lista estaba precedida, en letra más grande, del nombre del iluminado sanador: “El Indio Miguel”, así de sencillo. Seguramente era sólo el preludio de varias paredes atiborradas de diplomas y títulos que dan fe de los poderes curativos, pero afuera bastaba con saber que se trataba de “El Indio Miguel”, tal vez descendiente del célebre “Manuel María” de Guayacanal, inmortalizado en una canción vallenata.

Antes de ordenar la comida, uno de los viajeros preguntó a la anfitriona, obviamente con una dosis de ironía, si sería buena idea acudir al Indio Miguel para que le ayudara con algunos problemas del corazón, “afortunadamente más sentimentales que físicos”- aclaré yo.

Y ahí empezó la historia. –¡Nooo mijo, no diga eso! Pídale a Dios que le ayude. Esas cosas las soluciona Dios, no el indio ese. No crea en esas cosas- dijo la señora alarmada.

Preocupada más por nuestro atrevimiento que por el menú, replicó: -Vea, tenga fe en Dios y verá. A mi me curó. Yo estuve paralizada de la cintura pa’bajo. Estuve tan mal que mi marido no me podía ocupá.

¿Ocupá? Sí. Señalándose la pelvis la señora nos hizo entender su simbología: no podía entregarse a los placeres libidinosos del cuerpo con su marido.

Pero gracias a la fe en Dios y, según ella, a que el médico le sugirió a su marido que aun así la siguiera “ocupando”, pues eso “le servía de terapia”, la señora pudo superar la parálisis y hoy está completamente curada.

Lo que había empezado con una simple pregunta que sirviera de saludo, terminó en un testimonio de vida y claro está, en un curso intensivo para conocer la extraordinaria aplicación de un verbo en la explicación gráfica de las relaciones sexuales.

Con semejante prueba, el Indio Miguel no tenía chance. No había fama ni brebaje garantizado que pudiera ser más efectivo que el tratamiento espiritual y ligeramente lujurioso que nos reveló nuestra anfitriona, con toda la naturalidad del mundo servida en la mesa, como otra fórmula mágica de llamar al amor.

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.
Este es un espacio de participación de los usuarios Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Blogger

Imagen de gonzalop

Magangué-1970. Espec. en Comunicación para el Desarrollo y Ciencia Política.
Artículos acerca de hechos cotidianos, costumbristas, de actualidad y de cultura política y ciudadana.

Últimos comentarios

legion1978

​se entiende que a este individuo nunca le han interrumpido la paz del hogar con la estridencia del famoso picó por 3 dias ininterumpidos.

manifestación cultural? tal vez (de las peores,...

Defensa (folclórica) del ruido
darioyepez

Las vainas de mi pueblo. Hace poco un compositor inédito le compuso una canción a los peces del rio magdalena y una señora que leyó la composición vio que no estaba incluido el barbulito. Por...

La época de la vela
darioyepez

Y que decir de la que nunca dejan de hacer los periodistas a los que visitan el país: que tal le ha parecido Colombia?, o el funcionario o político corrupto, que todo lo hace con "...

Respuestas aprendidas
papo 1

Muy acertado viejo man! muchos en esta epoca cometemos el error de medir nuestra felicidad en la cantidad de plata que tenemos para gastar en las tres R's (RUMBA, ROPA,REGALOS) de ahi que entre...

Los decembrino-depresivos
darioyepez

Como identificar un chismoso: no mantiene un secreto, es por lo general un vago (e excepción de aquellos que hacen de el un oficio), mezcla la verdad con la calumnia para darle más pimienta al...

Versión científica del chisme