Cartagena de indias - Colombia
Sábado 10 Diciembre de 2016

Ediciones anteriores


Iniciar sesión

Social Media, Dependencia o Adicción

nenaordenador.jpg

Hace unos meses, en mi incursión por saber más, estuve en una conferencia donde hablaban de una de las redes sociales. Es curioso porque a medida que hablaban se generaban en mi cabeza una gran cantidad de ideas, por el interés que despierta y el futuro que ofrece. No obstante, en cierto punto de la conferencia, en mi cabeza solo aparecía una pregunta de forma constante, ¿cuánto tiempo he de dedicar a esto de las redes sociales o Social Media?, la respuesta te la dejo a ti para que te contestes.

Los Social Media me recuerdan, comparativamente en la necesidad de alimentarlos, a los famosos Tamagotchi, que eran unas mascotas virtuales, que venían en unos llaveros con una pequeña pantalla. Estas mascotas se tenían que cuidar y alimentar, ya que si dejabas de hacerlo se morían. La metáfora es que cualquier perfil en una red social si no se alimenta ni se cuida también acaba muriendo, y eso requiere de ser disciplinado y dedicar cierto tiempo para nutrir nuestras relaciones virtuales.

Es importante controlar los peligros, no de las Social Media en si mismos, si no de los efectos que pueden generar en nosotros dedicar tiempos excesivos a las redes sociales, dejando de lado otras actividades o relaciones.

Cuando dedicamos mucho tiempo a una actividad, olvidando otras que veníamos haciendo de forma habitual, estamos iniciando una espiral del “me gusta” al “me adicta”, por un uso excesivo, aún teniendo en cuenta que en la red hay aplicaciones que te ayudan a gestionar los Social Media.

Recordar una de las premisas que he indicado anteriormente: Ser disciplinado con las horas que vas a dedicar. Yo cuando era pequeño (supongo que también lo hacen los papas de ahora, quizás más con dispositivos como el ordenador o el móvil), los padres gestionaba las horas que sus hijos podían ver la tele, pero ¿quién nos gestiona a nosotros, si no somos nosotros mismos?

No obstante y aunque no me gusta la palabra “adicción” por su connotación negativa, tengo que decir que la adicción a los Social Media en sentido amplio pueden ser de varios tipos, o moverse entre ellas (saludables, patológicas o una mezcla de ambas).

Una persona que se sienta fascinada por tener como hobby a los Social Media y en el que invierte mucho tiempo tiene la posibilidad de aprender, fomentar la creatividad y comunicarse. La dificultad se sitúa en el punto en que debe trazarse la línea entre un uso intenso de los Social Media y la aparición de consecuencias derivadas directamente de la actividad (deterioro de las relaciones familiares, de pareja o amistades) con lo que eso pueda conllevar.

Hasta este momento no he hablado de los dispositivos móviles (tablets, smartphones, etc), y para ello utilizo como ejemplo otra conferencia donde asistí donde el ponente ilustró un ejemplo haciendo la broma de los dispositivos móviles; decía que un día se quedó sin batería en el móvil, no llevaba el cargador y estaba fuera de la cuidad, y que esa situación le generó una sensación de perdida, de sentirse desnudo, incómoda… Todo el mundo se reía ante esta situación, claro, casi seguro que todos hemos pasado por alguna circunstancia similar. No obstante, si lo miran fríamente no tiene nada de gracioso, ya que uno se da cuenta de la dependencia o necesidad a la que está sometido (y ¿si me llaman...?)

Para discernir entre necesidad y adicción, y teniendo en cuenta la situación anterior encontramos al menos dos tipos de personas, los que después de unos minutos de no encontrar un cargador continúan con su vida habitual a la espera de llegar a casa (personas con dependencia leve, donde se sitúan la mayoría de la población general), y los que mueven cielo y tierra para recargarlo, incluso dejando su trabajo o actividades importantes para desplazarse a distancias kilométricas para conseguir satisfacer su necesidad (estas son personas con dependencia elevada, personas con una “adicción”).

Para que no lleguen a traspasar esa línea recuerden tener o instalar mecanismos de control internos y externos para controlar lo que actualmente es dependencia leve (normalizada), y que no genere consecuencias para su salud personal y familiar. Si están en la otra situación “adicción” les recomiendo que busquen ayuda profesional.

Los Social Media son eso un medio, no una necesidad, no pierdan el rumbo.

josemanuel.jpeg
Por: Jose Manuel Santos
Miembro de RedTIC. Coach Certificado PCC por ICF Global, especializado en Coaching integral. Licenciado en Psicología y Diplomado en Enfermería. Especialista en Riesgos Psicosociales, Psicosociologia y Formación.

Blogs:
Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.
Este es un espacio de participación de los usuarios Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Blogger

Imagen de RedTIC

RedTIC es la Red de Tecnologías de la Información y el Conocimiento,  una red de profesionales dedicados a investigar, generar, transmitir y transferir conocimientos y experiencias sobre TIC.

Últimos comentarios

El turismo cultural sostenible debe ser una bandera para el Barrio Getsemani, convirtiéndole en un EJEMPLO en CARTAGENA como un verdadero destino turístico, donde la oferta, la demanda y el...

5to DELM Cartagena, Turismo Cultural Sostenible