Cuando te encuentre

04/09/2012 - 22:44

El domingo en la tarde, aburrida y llevada por un impulso de amor adolescente alquilé una película protagonizada por Zac Efron.
Si, lo confieso con vergüenza, fue un momento de crisis, y no hay excusa ni justificación que valga pero a veces son necesarias altas dosis romanticismo empedernido para superar el tedio de los domingos.
De High School Musical para acá Zac Efron creció y ahora se ve mejor que Brad Pitt en su falsa post adolescencia en El curioso caso de Bejamin Button o de lo que pudo verse en la vida real hace unas décadas atrás, mucho antes de Thelma and Louise.
Éramos entonces Zac y yo un domingo en la tarde y como en cualquier primera cita había una mínima expectativa. The lucky one o Cuando te encuentre (en español) resultó ser agradable, cursi en todas las formas posibles y con todos los recursos narrativos y visuales que pudieron encontrar pero dentro de los estándares de un drama romanticón muy efectiva para superar el síndrome Brigitte Jones.
Siendo escueta podría decir que es otra adaptación del video de Green Day Wake me up when september ends: hay un soldado, una rubia, una guerra, un amor con obstáculos, muchos traumas y una escena de amor bajo el agua.
Ya es la segunda película que me veo con esos ingredientes y sospecho que hay más.
El soldado (Zac Efron) en medio de un bombardeo en Iraq encuentra la fotografía de una rubia que le salva la vida, se propone que al regresar a casa la buscará para darle las gracias.
Contra todas las probabilidades, sin tener ni un nombre o dirección, encuentra a la rubia y termina trabajando para ella y su abuela.
La rubia también tiene sus traumas, es madre separada, el ex esposo es un troglodita que la vive amenazando con quitarle el hijo y además perdió a su hermano en la guerra.
Como sin confusión no hay amor en el cine, el soldado no encuentra las palabras para decirle a la rubia por qué llegó hasta ese pueblo y simplemente se hace el pendejo y los dos se enamoran perdida e irremediablemente.
El secreto se descubre, la rubia se ofende y el amor perfecto se ve amenazado. Entre una cosa y la otra se suceden la escena de amor bajo el agua -y otras más en las que la única piel que se ve es la Zac Efron-, escenas de actos desinteresados y enternecedores y de momentos heroicos que cambiarán el curso de la historia.
Lo mejor de la película (a parte de Zac sin camisa) es Blythe Danner - mamá de Gwnyth Paltrow y una señora actriz- en el papel de Ellie, la abuela y voz de la conciencia de la rubia.
Mientras Vietnam inspiró crudas y desesperanzadoras películas como Nacido el 4 de julio, Apocalypse now, Goodmorning Vietnam, Platoon, Pecados de Guerra y otras que no recuerdo o no me he visto; las guerras recientes de Estados Unidos han propiciado un subgénero con una visión romantizada de la guerra dirigido a las novias, esposas, hermanas y madres que esperan el regreso de los suyos.
Lo decepcionante es que aunque sirvan para espantar el aburrimiento de los domingos vendiendo la ilusión efímera del destino y el amor perfecto, la realidad debe ser más parecida a las recreaciones de Oliver Stone, Francis Ford Coppola, Brian de Palma y demás…


TAMBIEN TE PUEDE GUSTAR