Desde mi cielo

28/04/2011 - 16:37

[inline:Cinemaniablog_lovely5mins.jpg]
Hay películas que logran abrirse un camino y llegar a lo más profundo del alma, tocar algún sentimiento, identificarse con algún recuerdo y volverse simplemente inolvidables.
Cuántas historias escalofriantes sobre asesinos en serie se han llevado a la pantalla cumpliendo su objetivo: impresionar, asustar ¿Tal vez?, mostrarnos la maldad sin consciencia que habita en algunos seres humanos, pero ninguna (me corrigen si me equivoco) había apelado a la belleza, a la estética visual para contrastar el aura macabra y solitaria que caracteriza a un psicópata asesino con la fantasía de un Limbo colorido y lleno de vida que sólo puede ser producto de un alma inocente.
[inline:the-lovely-bones.jpg]
“My name is Salmon, like the fish. First name: Susie. I was 14 years old, when I was murdered on December 6th 1973. I was here for a moment, and then I was gone”.

Susie Salomon es la protagonista de Lovely bones (2010), la víctima y también la heroína. Es la voz que guía al espectador por toda la historia y lo hace volver a su adolescencia cuando lo más importante era una mirada tímida desde la distancia y el anhelo por el primer beso de esa persona que despierta los primeros sentimientos de atracción.
No necesita ser cruda o visualmente explicita, la narración de Susie: inocente, atemorizada, impotente y perseverante, logra transmitir al espectador el caleidoscopio de sensaciones que ella experimenta.
Susie sólo tiene 14 años cuando se cruza en el camino de George Harvey, un vecino supuestamente inofensivo y solitario interpretado por un impresionante Stanley Tucci. Después de un fugaz primer encuentro, Susie se convierte en su obsesión, como un cazador experimentado diseña meticulosamente la trampa en la que cae Susie sin mucha resistencia y sin ninguna posibilidad de salir con vida.
[inline:The-Lovely-Bones-International-Poster-10-12-09-kc.jpg]
“I wasn't lost, or frozen, or gone... I was alive; I was alive in my own perfect world”, Susi Salomon.

Mientras sus padres la buscan desesperadamente, se resignan a su muerte y se consuelan con la esperanza de hallar al asesino y los restos de su hija, Susie se va a otro mundo, una especie de Limbo que se convierte en sueño o en pesadilla dependiendo de su estado de ánimo.
Un Limbo donde el director de la película Peter Jackson, deja ver toda su magia y capacidad narrativa, las imágenes de un mundo irreal que se combinan y complementa con la vida que continúa para la familia Salomon a pesar de permanece estancados en el dolor de su muerte.
Desde ese cielo, Susie libra sus propias batallas, se siente atada a la vida que le fue arrebatada y antes de irse definitivamente debe enfrentarse al recuerdo de su asesino y cumplir una cita que pacto antes de morir.
Es una historia triste que desde el inicio plantea su desenlace sin que en el resto de la película se pierda por un segundo la atención. Muestra la vida con sus momentos más hermosos y uno de los acontecimientos más terribles como es la muerte violenta e inexplicable de un hijo narrado desde los ojos de la inocencia.
Susie es interpretada por Saorise Ronan, la misma que personificó a la niña fría e imperturbable que destruye el romance y el futuro de Keira Knightley y James McAvoy en Atonement (2007); ambos personajes tienen una carga psicológica muy fuerte y requieren una actuación exigente que Saorise logra con soltura.
[inline:RONAN.jpg]
Con esos personajes pasó a hacer parte del grupo de niños actores con una fuerza interpretativa tan convincente como la de cualquier adulto consagrado a la actuación, niños como Natalie Portman y Dakota Finning que transmitían madurez y serenidad desde sus primeros trabajos, características pocas veces vista en los niños de Hollywood.
El último trabajo de Saorise es un thriller de acción, Hanna, sobre una chica de 16 años que es entrenada por su papá, un ex agente de la CIA, para convertirse en una asesina implacable, esperemos que llegue pronto al país.
Por ahora, los que tengan el canal Moviecity pueden verse este domingo 30 de abril Lovely bones (Desde mi cielo) y me cuentan qué les pareció.


TAMBIEN TE PUEDE GUSTAR