Cartagena de indias - Colombia
Sábado 03 Diciembre de 2016

Ediciones anteriores


Iniciar sesión

Los Oscar: 127 Horas

Las historias de superación nunca me han gustado, me recuerdan esas películas baratas de Hallmark Channel de lágrimas, sufrimiento y desesperación con moraleja incluida, pero toda regla tiene su excepción y este sería el caso de 127 Horas de Danny Boyle.

127 HORAS.png
Aron Ralston (James Franco) es amante de las experiencias extremas al aire libre, un fin de semana decide irse a explorar las grietas formadas en el paisaje rocoso y desértico de Uthah sin avisarle a nadie dónde iba a estar.
La aventura empieza de maravilla. Conoce a unas chicas, pasan un buen rato, lo invitan a una fiesta al día siguiente y él sigue su camino solo. Confiado por ser un terreno que cree conocer como la palma de su mano cuando avanza por uno de los cañones las piedras en las que se apoya ceden y su brazo queda atrapado entre una gran piedra y la montaña.
Una sencilla historia de vida, un hombre que logra sobrevivir a un accidente traumático, en las manos de Danny Boyle se convirtió en una experiencia frenética y vertiginosa en gran parte por la forma en la que fue filmada.
Usualmente las películas grabadas con cámaras “nerviosas” que parecen videos caseros (de moda luego de Blair Witch Project) nunca me han gustado, dan mareo, ansiedad y se pierde el punto de atención; pero utilizarlas para contar la historia de Ralston fue un completo acierto y me atrevería a decir que no había otra forma de hacerla.
En su paseo, Ralston cargaba un morral con lo esencial: agua (muy poca), dos burritos, sogas de escalar, una navaja pequeña, vieja y sin filo, una linterna, una cámara fotográfica y una de video. Cuando se dio cuenta que era imposible liberar su brazo de la presión de la roca empezó a registrar sus pensamientos con las cámaras. Los videos y fotos que resultaron fueron el soporte narrativo que Boyle utilizó para mantenerse fiel a la historia adicionándole el toque cinematográfico necesario.
JAMES FRANCO CAM.png
La música, las escenas que recrean lo que Ralston imagina, recuerda y en cierto punto alucina; el contraste entre las tomas muy abiertas del paisaje desolado y los acercamientos al rostro de Franco, a veces irracionalmente sereno y otras desesperado; hicieron el resto. El resultado: a pesar de ser una historia conocida y de saber en cierta medida lo que va a pasar, la forma en la que se desarrolla es completamente inesperada.
Hay dos escenas que en particular me gustaron. La primera, la que da inicio. Una cámara subjetiva nos ubica desde el principio del lado de Ralston, desde su punto de vista, y dicta desde ese momento la forma tan personal en la que se va a sumergir la película.
La segunda (y lamento si al contar esto le daño la película a alguien) cuando decide que la única forma de salir de allí es cortarse el brazo.
Toda la secuencia es cruda y directa, sobre todo cuando está cortando los nervios. Las imágenes, acompañadas por un efecto sonoro (que en comunicación recibe el complejo y rebuscado nombre de “ruido”) transmiten vívidamente el dolor que se estaba provocando. El sistema nervioso es una especie de canal de comunicación del cuerpo, por allí se “transmiten” todas las sensaciones para ser procesadas en el cerebro y utilizar el recurso narrativo del ruido=dolor para mí fue simplemente perfecto.
Aron Ralston.jpg
Ralston, quien escribió un libro sobre su experiencia y se volvió conferencista, quería interpretarse él mismo pero (gracias a Dios) Boyle lo convenció de dejarle el trabajo a alguien con experiencia en eso de la actuación (ver enlaces), quedando James Franco con la responsabilidad de interpretarlo.
127 Horas tiene todos los elementos para ser una inolvidable experiencia audiovisual: fidelidad a todos los elementos de la historia, una actuación entregada e impresionante de James Franco más el sello particular que Boyle imprime a todas sus películas aceleradas, vibrantes y con una banda sonora que marca el ritmo y crea las atmosferas.

Nominada a mejor película, mejor actor (James Franco) y mejor guión adaptado.

Enlaces:
Artículo sobre Aron Ralston en Semana:
http://www.semana.com/noticias-gente/filo-muerte/151706.aspx

Primer capítulo de un reportaje sobre Aron Ralston transmitido por NBC: http://www.youtube.com/watch?v=SyPBTblkzBI

Soundtrack:
http://www.youtube.com/watch?v=ZktosfSpvRc&feature=related

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.
Este es un espacio de participación de los usuarios Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Blogger

Imagen de jrojas

Cinéfila por vocación, comunicadora social de profesión, especialista en periodismo de la Universidad de los Andes por terquedad, y con algunos estudios en fotografía y análisis fílmico por puro gusto y placer.
Letras de cine es una bitácora de las películas que se encuentran en cartelera, de las que no llegan a las salas de cine pero se consiguen en videos improvisados, de las que repiten en televisión los festivos y valen la pena recordar, y de los clásicos que se pueden ver una y otra vez.
Facebook: Letras de Cine.

Últimos comentarios

Te felicito por tu blog. también soy un cinéfilo pero nada mas, me gusta que hay gente como tu incentivando el interés de la gente pro el séptimo arte. Soy un admirador de los X- men, me parece...

X-Men: First Class
RoadRunner

Solo llegue a la parte donde el dice "cierra las piernas, que se te ve todo", "no hablaba contigo, hablaba con el". Y es que ya la tenia atorada y no me pasaba de la garganta. me parecio ordinaria...

Salvajes

que bueno!

Cuando te encuentre

que bueno!

Cuando te encuentre
RoadRunner

Ya la ví, y ciertamente me parecio la mejor de las 3. tiene a un Batman mas sensible, mas vulnerable que le da mayor agonia al espectador. un final inesperado y la reivindicacion del heroe....

De Spiderman a Batman