Cartagena de indias - Colombia
Sábado 16 Diciembre de 2017

Ediciones anteriores


Iniciar sesión

La tele de los Millennials

La infancia y adolescencia están llenas de momentos que merecen un lugar en la retina para llevarlos a todas partes y sonreír al recordar. Nuestra sociedad, entorno familiar y escolar y costumbres en general aportan valores diferenciales a la crianza pero hay patrones comunes de los cuales nos enorgullece coincidir y compartir cuando nos encontramos con algún contemporáneo.

Siguiendo con mi homenaje a los Millennials, somos la última generación que vio televisión en familia. En nuestro tiempo la oferta televisiva era limitada, la TV por cable apenas se abría paso en los hogares, en alguna época, incluso, la programación comenzaba a las 4:00 pm e iba dirigida a todo público, por lo que era todo un acontecimiento esperar la hora para disfrutar todos de la emisión.

Vivimos la experiencia de tener un televisor familiar en la sala, pues tenerlo en el cuarto (como es común hoy en día) era un logro, significaba haberlo pedido como regalo de navidad y era un objetivo para lograr independencia de la parrilla de programación o bien, para jugar Nintendo o Play Station, videojuegos como alternativa permanente de diversión.

En aquel tiempo esperábamos con ansias el domingo para ver De pies a Cabeza y nos emocionaban sus partidos e historias, tan parecidas a las nuestras. Series como Conjunto Cerrado, Clase Aparte y Sabor a Limón, nos encantaban por sus personajes y bandas sonoras. Seriados semanales de jóvenes como nosotros era el boom, imponían gustos musicales como el rock en español de los Enanitos Verdes y Maná y modas como los jeans descaderados.

¿Tambien te viste Las Juanas y Yo amo a Paquita Gallego? Seguramente tuviste la edición limitada de calzado que sacaron para cada una de ellas. Pero las noches de los emergentes canales privados nacionales esperaban por ver el fenómeno televisivo de nuestro tiempo: Yo soy Betty, la fea, una novela que incluso a los niños nos encantaba, ícono de la época por romper esquemas y estereotipos.

Para todos nuestra propia generación tendrá los mejores recursos y acontecimientos para ser inolvidable e inigualable, y no se busca entrar a comparar porque estos son conceptos subjetivos, pero se que al mencionarte a Sailor Moon, Caballeros del Zodiaco, Power Rangers, Aventuras en pañales, Tortugas Ninja, Súper Campeones, Pokemon, Digimon, Los Simpsons, Dragon Ball Z sentirás nostalgia al recordar cuánto te gustaban y lo buenos que te parecían. Estos programas junto a sus bandas sonoras constituyen parte importante del ADN de nuestro tiempo.

Las novelas mexicanas del horario de la tarde acompañaron a muchas niñas a hacer tareas: Luz Clarita, Gotita de Amor, Caritas de Angel o de la noche Soñadoras, Locura de Amor, Primer Amor y Amigas y Rivales nos conectaron totalmente en el despertar de nuestra adolescencia. Eso, sin mencionar la serie Rebelde, un monstruo, que vale la pena abordar detenidamente.

Fuimos televidentes pioneros de canales como Cartoon Network, Fox Kids, Nickelodeon, Discovery y MTV, cuando era en realidad un canal de música, entonces el plan era ver los videos musicales de bandas nacionales e internacionales con puestas en escena vanguardistas, de ahí que muchos videos fueran mejores que las canciones mismas. Podríamos pasar días completos viendo sólo un canal, pues tenian programas de nuestro total agrado, la novedad en nuestro tiempo, la posibilidad de elegir entre inmejorables opciones.

Fenómenos televisivos de los que aún hoy hablamos y que incluso heredamos dichos y costumbres, se dieron en nuestro tiempo: Tentaciones, Dejémonos de vainas, La brújula mágica, Pedro el escamoso, Francisco el matemático, Padres e hijos, El príncipe del rap y los nuevos formatos: reallitys como Protagonistas de Novela y el Desafío que se convirtieron en "sagas" pero que al momento de lanzarse fueron la sensación.

Como personas, somos un conjunto entre genética y tendencias socioculturales, nuestros sentidos son esponjas frente al entorno. Todavía falta tela por cortar, en este caso "contar", si quieres seguir rebuscando en el baúl de los recuerdos Millennial, no dejes de leer la próxima publicación por este mismo canal y a esta misma hora.

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.
Este es un espacio de participación de los usuarios Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Blogger

Imagen de mafepineres

Comunicadora Social y Periodista de profesión, pasión y convicción. Especialista en Gerencia de Mercadeo. Cartagenera, soñadora, admiradora del arte, melómana. Tengo Fe hasta en el nombre.

Últimos comentarios

Nobody

Al parecer eres una persona relativamente joven como para decir que el Messenger es el abuelo del WhatsApp. Si quisieras hacer ese tipo de analogías cronológicas sería más adecuado decir que el...

De Messenger a Whatsapp
Nobody

Soy costeño de nacimiento pero me crié en el interior del país. Cuando volví ya adulto a vivir en Cartagena me tocó hacer un esfuerzo grande para comprenderlos. Ese "costeñol" que hablan en...

Tuteos y sustantivos costeños
Nobody

Nota refrescante entre tanta nota amarillista de EU. Siempre es un placer leer a esta señorita así no estemos de acuerdo.

Soy de un lugar donde no es común usar diminutivos, apodos y el...

Pronombres y apodos costeños
Nobody

Nota refrescante entre tanta nota amarillista de EU. Siempre es un placer leer a esta señorita así no estemos de acuerdo.

Soy de un lugar donde no es común usar diminutivos, apodos y el...

Pronombres y apodos costeños
Nobody

En ese orden de idéas me vas a perdonar y no lo tomes a mal pero decir algo como:

...

Anestesia gramatical