Los preliminares de ellos

14/11/2018 - 20:56

De los preliminares masculinos casi no se habla. Se da por sentado que como nos excitamos más rápido, no necesitamos de esos juegos previos sino pasar de inmediato a la estimulación genital. Sin embargo, eso no es cierto. Nosotros disfrutamos de ser tocados y besados. Los hombres no nos reducimos a un pene.

Para familiarizarte con el concepto, los juegos preliminares son todos aquellos estímulos sexuales que preceden al acto sexual. Preparan el terreno, disponen al encuentro y provocan  sensaciones más intensas.

Como dije, los hombres no se reducen a un pene. Así que no debe inquietar que al iniciar los juegos no haya una erección inmediata. Hay que tomarse su tiempo, divertirse y de seguro la excitación será mayor a la esperada. Los preliminares provocan todo un volcán de respuestas fisiológicas, emociones, sensaciones.

Ahora, ¿qué tipo de juegos preliminares excita más a los hombres? Basta con una breve encuesta  para darse cuenta que las respuestas son muy variadas, pero que coinciden en algunos puntos y no implican técnicas elaboradas de seducción; incluso, en un beso profundo y prolongado puede estar la clave. Aquí les comparto los juegos predilectos, que combinados, resultan explosivos:

Jugar con la mente: son todos esos estímulos dirigidos a despertar la imaginación antes del encuentro como las conversaciones provocativas susurradas al oído,  a través de un mensaje por celular o escrito en una servilleta. Saber que la pareja está excitada y que describa lo que hará es altamente poderoso, así que nada de temores o pena para manifestar abiertamente lo que se desea.

Besos potentes: a los hombres les encantan los besos y no solo en los labios. Pueden ser variados en intensidad, ritmo y sobretodo lugar. No te límites a la boca. La piel es el órgano de mayor excitación, así que recorrer el cuerpo a besos es tan importante como centrarse sólo en la parte genital.

Variedad en el contacto físico: un buen masaje corporal, morder las tetillas, manoseo intenso, lamer orejas, acariciar el cabello, un agarrón de nalgas o simplemente un abrazo. Ese contacto sexual puede ser intermitente, suave y/o duro, sin lastimar; a menos que eso lo excite.  Para algunos hay movimientos o juegos en áreas “prohibidas” que lo desconectan completamente del momento.

De las preliminares dependen que los encuentros sexuales sean cada vez mejores y contrario a lo que se cree, a los hombres nos encantan. Es vital la comunicación en pareja para potenciarlos, no teman hablar de ellos y practicarlos. Así que a aguantarse la mano directa a los genitales porque a nosotros también nos gusta jugar un rato. 

Hasta la proxima. 

 

Jorge Novoa Romero

Psicólogo

Mg en Salud Sexual y Reproductiva – U El Bosque

Estudiante Master en sexología - UCJC

 


TAMBIEN TE PUEDE GUSTAR