200 Mejores Orquestas Salseras 9: Tres Johnny de la Salsa.

05/03/2017 - 19:33

200 Mejores Orquestas Salseras 9: Tres Johnny de la Salsa.
Después de una extensa y profunda búsqueda a través de las redes sociales para identificar la popularidad del nombre “Johnny” entre los más grandes salseros del mundo, tomé la sabia decisión de desistir de ésta y aferrarme al álbum de mis recuerdos de “melómano empedernido” encontrando además del gran Johnny Pacheco, ya reseñado, tres nuevos Johnny:
1. Johnny Ventura de República Dominicana
2. Johnny Colón de Estados Unidos de América
3. Johnny “El Bravo” López de Puerto Rico.

10. El Combo Show de Johnny Ventura.
Johnny, El Caballo Mayor, el 8 de marzo Día Internacional de La Mujer cumplirá sus primeros 76 años, en medio del júbilo y de la admiración, de quienes valoramos sus aportes al cancionero popular del Caribe y gozamos con sus canciones.
Reconocido entre nosotros desde los años 60, de manera más exacta 1965, cuando popularizó su mejor canción, símbolo de la salsa romántica de antaño: “Dilema “el dominicano revolucionó el merengue tradicional, imprimiendo más velocidad a su ritmo, e introduciendo nuevos instrumentos a las orquestas merengueras , como se aprecia en éxitos más cercanos a nosotros: Patacón Pisao, grabado también con éxito pionero por nuestro compatriota el Maestro Juan Carlos Coronel, La Resbalosa, 1920, (1965) y pare de cantar.
Wikipedia señala al respecto:
“Ventura modernizó el ritmo merengue, introduciendo a este saxofones, trompetas, pianos, efectos electrónicos, y timbales incorporando elementos de otros ritmos, pero sin perder la esencia y los colores naturales del merengue, cuando este sólo contaba con la güira, tambora y el acordeón y era tocado a un ritmo más lento del que se conoce actualmente”.
El ejemplo más significativo del merengue de antaño lo presenta El conjunto Típico Cibaeño de Ángel Viloria con sus canciones inmortales: A lo Oscuro, Vironay
y Amoríos(1957), entre otras, las cuales reviven los gratos recuerdos de las fiestas familiares de mí, muy lejana segunda infancia.
Hoy, Johnny Ventura, continúa con su larga y exitosa historia de vida, con el mismo vigor y sabor con que lo conocimos desde los años 60, alternando la música en vivo y grabada: la salsa y el merengue, con la política, la composición y sus pensamientos de hombre de avanzada, sin olvidar jamás sus humildes orígenes, a pesar de la enorme gloria que cubre su trayectoria
11. Orquesta de Johnny Colón.
Un día antes de la celebración del Día Mundial de La Tierra, el próximo 21 de abril, Johnny Colón, “Mr. Bogaloo Blues”, el intérprete de Canallón (67) Mi Querida Bomba (1967), Cuero Estirao y Merecumbé, entre otras, cumplirá 75 años.
El neoyorkino, quien grabó seis álbumes entre 1967 y 1972 y otro en el 2008, hasta donde llegan mis recuerdos, continúa hoy ofreciendo su música y dirigiendo su academia musical East Harlem Músic School
Johnny Colón, al igual que muy pocos músicos en el mundo, es percusionista, pianista, trombonista, compositor, arreglista y líder de su propia orquesta desde 1967, cuando editó su primer Lp. “Bogaloo Blues 1967”.
Sus canciones de ayer llenaron toda una época, cuando la salsa era el pan de cada día en Cartagena, cuando las emisoras radiales y los picós, eran su principal medio de difusión acompañados de los escasos equipos de sonido familiares, existentes entonces en los barrios populares, en los cuales la música con los sones del bolero y los demás ritmos del Caribe, era uno de los mejores ingredientes de la felicidad de nuestras gentes.
Hoy, las notas y la letra de Canallón suenan en un moderno equipo de sonido, hilvanando en mi mente un mundo de recuerdos inolvidables:
Canallón, Canallón, Canallón,
Componte Canallón…
Mamá yo quiero saber
de dónde son los cantantes…
Mientras, el director de la academia musical East Harlem, continúa con sus presentaciones personales y con sus canciones inolvidables inspiradas en las vivencias y refranes populares, “Cuero Estirao” suena a todo timbal en una portería del Pie de La Popa, a través de una de las escasas emisoras cartageneras que de manera muy inteligente, no han marginado la salsa clásica.
Aquella, como las demás canciones de Johnny nos pone el corazón contento, como lo hacen los instrumentos de percusión cuando suenan y como lo hace también el estómago cuando está lleno; si cabe alguna duda , pongan a sonar esta:
Cueros, yo traigo los cueros,
Para el bongosero, también timbalero
y el tambor.
Oye: también traigo cueros para los rumberos
y para el que aspira a ser bailador…
…Cuero estirao, corazón contento,
Cuero estirao, cuero estirao, corazón contento…
Pero… si Ud. desea leerlo de otra manera, y conocer el motivo de inspiración de Johnny, acuérdese del refrán: ¡Barriga Llena, corazón contento! CONTINUARÁ…Johnny “El Bravo López”.


TAMBIEN TE PUEDE GUSTAR