Ante el Alza Criminal del IVA a la Mesa de los Humildes:Boicot al Consumo .

21/11/2018 - 10:38

Ante el alza Criminal del  IVA a las Mesas de los Humildes:

Boicot al Consumo y el Consumismo.

Escribir sobre  boicot, es hacerlo sobre una actitud individual o colectiva  de negarse a comprar o a establecer cualquier otra relación comercial con un individuo, empresa o grupos de empresas, con el objetivo de mostrar los desacuerdos frente a una determinada política impopular o frente a cualquier norma o acción gubernamental o empresarial, que vulnere os derechos humanos, la dignidad individual o comunitaria o que atente contra la seguridad alimentaria de una persona o grupos de personas.

El boicot, conocido también como desobediencia civil, tiene una vieja historia que data desde el siglo pasado, cuando en 1830 la Nathional Negro Convention animó a los pueblos del mundo a no comprar ni consumir productos fabricados por esclavo negros.

Otro hito importante se da en   Irlanda (1880-1890) cuando el capitán Charles Boycott expulsó de unas tierras que administraba, a los campesinos que  le exigieron arriendos menos onerosos.

Los campesinos convencieron a las comunidades cercanas a las tierras de no establecer relación alguna con Boycott, quien salió derrotado de la contienda pacífica.

Importante es también 1955-56. Cuando las acciones de desobediencia civil de Rosa Parks y Martin Luther King obligan a la Corte Suprema de Justicia de los Estados Unidos de América, a dar por finalizada la segregación  a que eran sometidos los afrodescendientes quienes no podían ocupar los asientos de los blancos en los buses de transporte público de Alabama.

Sin embargo, tal vez el boicot más difundido en el mundo es el liderado por Mahatma Gandhi en la India, movimiento que  con diferentes momentos y perfiles dio por resultado la independencia de la India, frente al colonialismo impuesto por Inglaterra; todo ello entre 1915 y 1947.

Convocada la desobediencia civil y la resistencia  pacífica por Gandhi y sus líderes locales, millones de Indios, se negaron a comprar y consumir las mercancías inglesas, lo cual obligó al gobierno a conceder la independencia a una de las naciones más pobladas del mundo.

Es este uno de los ejemplos más representativos y simbólicos para llamar a los colombianos en general, y a los bolivarenses y cartageneros  en especial, a decir MIL VECES NO a la universalización criminal del IVA  a la mesa de los pobres, a la canasta familiar que consumimos a diario, que conseguimos a diario, con gran trabajo, más de 43 millones de colombianos que no pertenecemos a los todopoderosos, a las élites gobernantes, ni  a la alta burocracia de lo público y de lo privado.

Desafiando cualquier posición sensata en materia económica, olvidando que el aumento del IVA, impuesto por el gobierno de Santos metió en la recesión al país, quebró a muchas  pequeñas y medianas empresas y  saqueó el bolsillo de los humildes, enlodando el apellidoque tan alto puso a nivel nacional e internacional el gran escritor Tomás Carrasquilla, defensor acérrimo en sus obras de los humildes, el actual ministro de Hacienda?????? Pretende  lo impensable.

Lo impensable es querer sacar avante con el disfraz de Reforma Tributaria el atentado criminal contra las clases desposeídas, el proyecto de universalización de este impuesto agregado al  consumo a la canasta familiar, ya de por sí, exigua y fuera del alcance de millones de colombianos, que ni aún con el salario mínimo acceden a ella.

Sin embargo, las políticas del capitalismo salvaje, es decir, de quienes todo lo quieren para ellos y su clase social, no pasarán:

Primero, porque los humildes haremos el boicot, si se produce el criminal atentado anunciado.

Segundo, porque gran parte de   los mismos que los llevaron al poder están en aparente desacuerdo con él.

Tercero, porque al presidente que aplaude al cuestionado ministro, con el mismo cinismo de él, sólo lo respaldan 33 de cada 100 colombianos, mientras que los 67 restantes, estamos en desacuerdo con sus políticas; es decir el 67% de los colombianos estamos diciendo : MIL VECES NO AL IVA TOTAL   DE LA CANASTA FAMILIAR.

Cuarta, porque un sector importante de los gremios está en desacuerdo también con el proyecto de Ley, por considerarlo recesivo  para las actividades industriales y comerciales.

Quinto, pues no hay quinto malo (sólo uno de malas en Cartagena) y los colombianos y de manera especial bolivarenses y cartageneros haremos  el boicot a las compras en diciembre, precisamente ahora, cuando  es  la alta temporada de compras y ventas en la nación y el mundo occidental.

Leamos algunas  propuestas para el boicot en el caso que de nuevo la canasta familiar salga afectada  con la mal llamada ley de financiamiento:

*Celebremos las fiestas de navidad y año nuevo,  estrenando un solo vestido que se usará el 24 y el 31 de diciembre, rompiendo la tradición de estrenar en cada celebración.

*Festejemos en común con  dos grupos de familiares o de amistades compartiendo gastos y consumiendo menos, ahorrando  dos terceras partes de los gastos tradicionales.

*Obsequio  de aguinaldos sencillos para los niños y niñas; aguinaldos espirituales (buenos deseos, bendiciones, oraciones por la buena vida y la salud) de toda clase para los adultos

*Día sin compra en uno o varios centros comerciales.

*El 31 de diciembre juremos que nuestros gastos suntuarios, en el año nuevo se reducirán hasta llegar a un 50% de menor consumo.

*Convoquemos y convenzamos a los familiares y amigos a vincularse a esta cruzada por la seguridad alimentaria, por la vida y la dignidad de los pobres y las clases medias.

En el 2019, hagamos días o conjunto de  días de movilización con los siguientes sentidos:

-Día de No al  CONSUMO , de uno o varios productos determinados.

 -Puente festivo sin salir a ninguna parte.

-Trimestre de cumpleaños con sólo regalos espirituales

*Así continuaríamos  radicalizando la  movilización, hasta llegar a situaciones parecidas a la de la India, diciendo No al CONSUMO  del grupo de productos que consideremos son los de mayores precios al consumidor; de igual forma, continuaríamos practicando nuevas y creativas formas de movilización social, contra la política de hambruna de los humildes y la pauperización de las ya maltrechas clases medias.

Así, todo este conjunto de prácticas sociales, nos servirán para  alejar de nuestras vidas cotidianas , la filosofía y praxis del  consumismo, al cual cada día nos inducen los dueños de los medios de producción, las grandes cadenas de comerciantes y las Tics,  de manera especial,y demás medios de información social.

*Finalmente, no queda más opción que vincularnos  a las protestas pacíficas que están convocando los sectores organizados comprometidos con el bienestar de todos los colombianos, y no nos dejemos embaucar de los falsos profetas que aparentan estar en contra de las medidas presidenciales, cuando, entre bambalinas,  son los auténticos  autores y aparentan la oposición a la impopular medida, para luego aparecer como los mesías y salvadores.

Con los afectos de siempre,

 recargados con mayor intensidad, en este 2018 que se acaba.

UBALDO JOSÉ ELLES QUINTANA.

uellesq@hotmail.com

 

 

 

 


TAMBIEN TE PUEDE GUSTAR