Calixto Ochoa No Ha Muerto:Vivirá por Siempre en sus canciones

19/11/2015 - 12:35

¡Calixto  Ochoa No Ha Muerto. Vivirá Por Siempre en Sus Canciones…  

En  el aciago miércoles 18 de noviembre del año 2015, los medios informaron que el maestro Calixto Ochoa Ocampo falleció en su ciudad adoptiva: Sincelejo.

Sin embargo, pese a que su noble alma abandonó su cuerpo material, nuestro juglar no ha muerto;  sus canciones son un legado valiosísimo eterno y  para la eternidad, y por siempre vivirá en ellas.

El Gran Maestro del acordeón, el cantante, el compositor  y  en suma: el Juglar, con sus canciones

  Continuará  viviendo  por siempre en:

1. En el alma de aquellas y aquellos quienes amamos el  mar y saboreamos centenares de besos de la mujer amada en las playas  y quienes hicimos el himno de nuestro amor de entonces, la canción del maestro: “Playas Marinas”:

…Porque estabas tú y tú boca rica me dio frescura,

porque estabas tú y tú boca fresca me  dio dulzura.

Oh!playas marinas, oh! playas marinas.

2. En la mente de quienes  tenemos  el privilegio de haber amado a una bella mujer de las sabanas del caribe, y disfrutar de su amor  en esos sabanales, y hoy:

Cuando llegan las horas de la tarde,

 que me encuentro tan sólo,

y muy lejos de ti…

Vivo aquí, pintando el paisaje sabanero,

 porque allí,

 es donde  están tan todos mis recuerdos…

3. En el ser  de aquellos  quienes durante años hemos   disfrutado  de la amistad de sabaneras y sabaneros, especialmente de Sampués y Sincelejo  aunque les hayamos “mamado  gallo”  con  esta canción:

Una vez salió del monte para Sampués,

Y allí no hallaba que hacer,

 cuando vio la luz prendida…

4. En el alma de todos los colombianos y latinoamericanos, quienes amamos el porro, especialmente este, uno de los mejores  del mundo y que dice así:

Mata de Caña es un bello porro,

 que tiene todo el sabor costeño

porque  en sus notas todos sentimos

 es alegría de nuestro folclor…

 En un rinconcito de nuestra costa,

 hay un caserío: es Mata de Caña,

que queda allá a orillas del río…

5. En el goce de todos las caribeñas y caribeños, quienes vibramos con el sonido de una charanga, ejecutando una pachanga y tal como decimos hoy , en el goce de la salsa, porque Calixto también fue pionero de la salsa en los años  70 del siglo pasado con su estilo original,     con su “Charanga Campesina”:

Esta nota melodiosa,

que sale de este acordeón,

esa que lleva este son,

  de esta charanga sabrosa…

6. En los sentimientos de  nosotros los  hombres que no dimos nuestro brazo a torcer hasta conseguir a aquella mujer  que consideramos en su momento el amor  de nuestra vida y  cantamos con el maestro:

…Hasta cuando piensas martirizarme,

con el maltrato de tu rebeldía.

yo te seguiré adorando

Y te seguiré esperando,

Hasta lograr en la vida,

las aspiraciones mías…

Mi palabra es sagrada como la luz,

Que ilumina el pesebre del niño Dios…

7. En los espacios más recónditos del corazón de aquellas y aquellos  que a pesar del paso de los  tiempos y de adversas circunstancias    aún continuamos  con:

Anhelos, tengo de verte vida mía,

anhelos de sentirte cerca de mí,

 anhelos de besarte noche y día,

 y es que mi amor sólo existe para ti…

8. En el corazón agradecido de miles de padres quienes acompañamos  a dos de nuestras   hijas ante el despacho de un notario, o ante  un altar de la iglesia católica, celebrando una  unión matrimonial, forjando una nueva familia…cantando con Calixto:

Divino rostro bendice su aventura,

de corazón esto yo voy a pedirte:

que su destino sea una lluvia de fortuna,

que se comprendan,

 y que vivan muy felices…

9. En  la mente  de todos aquellos  caribeños quienes tenemos  sentido del humor  y nos divertimos  con  las aventuras de los personajes que creó el maestro y  que todavía nos devanamos los sesos pensando  con la chica de “El Africano”:

Mama ¿Qué será lo quiere  el negro?

10. En  todos quienes amamos las canciones de: Diomedes Díaz Maestre, porque las composiciones de Calixto, son de las mejores interpretaciones del Cacique; de Los Corraleros de Majagual, sus compañeros del alma; de Alfredo Gutiérrez a quien convirtió en su hijo adoptivo y la estrella central de Los Corraleros  y con quien cantó  a dúo  preciosas canciones, joyas de la música popular del mundo entero.

Calixto Ochoa no ha muerto…con sus canciones vivirá por siempre en nuestras almas… en nuestros seres, en nuestras vidas…


TAMBIEN TE PUEDE GUSTAR