Diciembre Alegre con Héctor Lavoe, Daniel Santos, Fania y Yomo Toro

27/12/2018 - 17:52

Fue allí: en uno de los bastiones de la música popular en Cartagena de Indias donde encontré a estos tres grandes de la canción del Caribe; juntos, frente al Parque del Centenario de nuestra independencia, ahora en tierra firme  de lo que antes fue la laguna o la Matuna  de los amerindios Caribes, la cual comunicaba a la bahía de las Ánimas con la Laguna de Chambacú y el caño del Ahorcado (hoy, del Cabrero) con la intermediación del Caño San Anastasio.

 En este  importante sitio, juntos los tres en “Discos Cartagena”, custodiados por Oscar  Gamba, estaban los  artistas, con su música y sus músicos, grabados en el disco compacto: “Héctor, Yomo y Daniel: Feliz Navidad”.

Sólo bastó romper la envoltura, para escuchar canciones de navidad que muy poco se oyeron en vida de los artistas o en el tiempo físico -existencial de la más grande orquesta de salsa,(Fania) que jamás haya creado un  humano u organización alguna bajo la dirección de Johnny Pacheco  y el coliderazgo de Jerry Masucci

Una a una, bajo el haz del rayo láser, fueron desfilando los cantantes y la orquesta, con canciones alegres y jocosas, propias del  temperamento del hombre caribeño, canciones en cuya ejecución los instrumentos sonidifican el murmullo de las olas del Mar, el sabor del Monte Adentro traído de las islas,  y los sentimientos latinos de los  nacidos y acogidos como emigrantes en El Bronx, East Harlem, Brooklyn y otros guetos de Nueva York.

Tal vez, la canción más interesante es la “Parranda Fania” en la cual Héctor se sobra con sus soneos y saludos navideños; sin embargo lo más delicioso de la parranda es el cuatro de Yomo Toro, con sucesivas y cortas intervenciones que  demuestran el talento que en vida tuvo, eternizado en el acetato en 1979 y después remasterizado el año 2007; así, deliciosos es también este par de coros:

Agarra el cuatro y el güiro,

que ya es tiempo de fiestar…

…Aquí está tu amigo Héctor

 que te va a felicitar.

Cántale Héctor Lavoe,

cántale una y no te detengas,

que ya en realidad empezó la fiesta…

“El lechón de cachete”, es sin duda alguna la estampa clásica de la navidad caribeña, con el ron caña a raudales, el lechón asado, al cual nos acostumbraron los grandes cantantes y sus orquestas del ayer, acompañado de turrones, pasteles y otros frutos gastronómicos del Caribe, que de una u otra manera salpican nuestra costa colombiana, haciéndonos partícipes de la fiesta del nacimiento de Jesús El Mesías, quien con su verbo transformó la ideología religiosa politeísta del antiguo imperio romano.

Jocoso y alegre es “Joven contra Viejo, un verdadero contrapunteo entre Héctor y El Jefe Daniel Santos, en el cual se impone, la experiencia del bolerista ante las insolencias y mamaderas de gallo, del joven Héctor Lavoe; Mis recomendaciones para gozarla en el vacile de una reunión amistosa o familiar, en estos días de relax. Leamos un fragmento:

Que le pasa a usted viejito,

que me ha mandado a buscar,

si es que quiere usted cantar,

 yo sé de todo un poquito…

Como yo soy un pollito,

que las muchachas me lloran,

ellas mismas me enamoran…

A usted, tan sólo lo mira,

una vieja por si acaso.

Póngame oído: Una vieja por si acaso…

Sin embargo, todos sabemos que Héctor, Yomo y Fania, acompañados de Willie Colón van mucho más acá  de estas canciones pues, desde 1971 y 1974 grabaron Asalto Navideño 1 y 2, que se convirtieron en los discos más vendidos de la música latina.

 Con una temática casi exclusiva de navidad, Héctor, Willie, Yomo y otros músicos y compositores crearon varias de las canciones más icónicas de la música  caribeña, en tiempos de diciembre, música que después de casi 50 años suena tan fresca como el primer diciembre del año 71.

Hoy, cuando la ventolera de diciembre, del Maestro Rufo Garrido, nos conduce a los recuerdos de la niñez, las canciones de Héctor y los demás artistas acompañantes nos invitan a recordar los tiempos de la navidad feliz, durante la juventud, evocando las melodías y las letras, entre otras de:

Canto a Borinquen.

Aires de Navidad.

Esta Navidad.

Cantemos,

Doña Santos,

y otras joyas musicales, extensas de continuar reseñando, las cuales llenan de alegría a muchos millones de caribeños en estos días de navidad y año nuevo.

Pero El Jefe Daniel jamás se quedó atrás, y aunque parezca increíble, también grabó su colección de navidad, la cual de manera  desafortunada no se escuchó por estos lares-por lo menos, no la disfrutó este melómano empedernido- pero tiene algunos clásicos que combina canciones de Europa, el Caribe y México, cuyo  aporte es tal vez el polo opuesto al tema de alegría que nos ocupa.

De esta manera, en la  voz de Daniel Santos es posible escuchar,  por lo menos de  tres LP. (Navidad en el Palmar, Navidad en Puerto Rico     y  Concierto de Navidad) una interesante serie de canciones alusivas al tema y año nuevo, con aires  de villancicos-quien lo creyera del Jefe-con diferentes organizaciones musicales como son Claudio Ferrer y Sus Jíbaros, Daniel Santos y sus Jíbaros y Daniel Santos y Su Conjunto.

Así, en un ámbito de más de 30 canciones se destacan por su cercanía, a nosotros los costeños del Caribe colombiano,  las siguientes:

“Feliz Navidad”, reconocida por todos; alguna de sus estrofas dice:
Feliz navidad,

 feliz navidad,

Feliz navidad,

Próspero año nuevo y felicidad…

De   modo semejante, sonó y suena todavía entre nosotros “Cantares de Navidad”, al igual que el villancico anterior objeto de múltiples interpretaciones, entre estas la de Billos Caracas Boys de Venezuela; algunos fragmentos se conservan aún en mi memoria:

 Navidad que vuelve, tradición  del año,

 unos van alegres y otros van llorando…

Hay quien todo, todo lo que quieren,

y sus navidades siempre son alegres

Hay otros muy pobres,

 que no tienen nada,

 son los que prefieren que nunca llegara.

Traigo un ramillete, traigo un ramillete,

 de un lindo rosal,

 un año  que viene, y otro que se va.

No obstante, como dicen “Los Cantares”, en navidad, “unos van alegres y otros van llorando”; por esta razón, El Jefe le apostó al desamor,(contrario al tema que nos ocupa, como ya afirmé) y después de inspirarse , en uno de los 1.000 poemas del cantautor mexicano José Alfredo Jiménez grabó  con todos sus mejores-peores sentimientos: “Amarga Navidad”, interpretando tal vez a millares de latinos:

Acaba de una vez de un solo golpe,

 porqué quieres matarme poco a poco,

 si va a llegar el día que me abandones,

 prefiero corazón, que sea esta noche.

Diciembre me gustó pa’ que te vayas,

 que sea tu cruel adiós mi navidad,

 no quiero comenzar el año nuevo,

con este mismo amor que me hace tanto mal…

Tal vez, no le falten razones a los artistas y así es mejor comenzar un año nuevo, sin amores que hagan mal, pues el sinónimo de amor es bienestar material, corporal y espiritual.

Con los mejores afectos de siempre, recargados este 2018 que se acabó.

Mucho bienestar, prosperidad y trabajo en el 2019.

Y como canta la Típica Novel:

Salud, Dinero y Amor, hoy, mañana y siempre para todos y todas, y de manera especial para Uds. amigos y amigas lectores y lectoras. Que las bendiciones de Dios, Jesús El Mesías y María Santísima nos lleguen de mejor manera,  en el año nuevo.


TAMBIEN TE PUEDE GUSTAR