Eddie Palmieri: Azúcar Pa'Ti con Ajiaco Caliente y Bilongo

29/11/2017 - 20:49

Eddie Palmieri: Azúcar Pa’ Ti con Ajiaco Caliente y Bilongo.
200 Mejores Orquestas Salseras (22).
De manera definitiva debe aceptarse que el año 1965 es una fecha crucial en la historia de la salsa:
Una breve muestra, documentada en las fuentes de Discogs, denota que la fecha referenciada, es el tiempo exacto cuando se consolidan, y/ o se posicionan en el mundo de la música del Caribe un conjunto de agrupaciones que estructuran para siempre el movimiento salsero y producen centenares de canciones cuyas melodías y letras aún recordamos y disfrutamos con un goce especial en el ámbito espiritual y corporal.
Así un montón de discos de larga duración (L.P) a la vista y a las manos muestran las creaciones artísticas de:
Tito Rodríguez El Inolvidable, Tito Puente el Rey del Timbal con La Lupe, Dámaso Pérez Prado el Rey del Mambo, la Orquesta Broadway, The Alegre All Stars, Ricardo Ray y Bobby Cruz, Joe Cuba, Orquesta La Playa, Orquesta de Loui Ramírez, Johnny Pacheco, Orquesta de Bobby Valentín, de Tommy Olivencia, Johnny Ventura, Machito, Celia Cruz, Cortijo y Su Combo y pare de contar para no caer en una sobredosis de buena música.
Es en este espacio temporal, en el cual aparece el neoyorkino de origen puertorriqueño Eddie Palmieri (1936), quien con su orquesta La Perfecta cambia la manera de hacer música, o mejor de grabar canciones en nuestra región caribeña, al pasar de los dos y medio o tres minutos, tiempo de la duración clásica de una canción grabada, a una duración de más de ocho minutos,(9’34 en una versión) centrada en la mágica interpretación del piano, cuyos “solos” hicieron inmortal a Eddie, sin olvidar los solos de la flauta magistral y la trompeta que le acompañaron en la grabación.
Al Maestro Eddie Palmieri, hermano de otro virtuoso del piano: Charlie, el de la espectacular canción tema de la Duboney, lo conocí cuando El Gran Leovi, La Tv del Mata, El Viejo y La clave de Oro, pretendiendo ahogar su sonido el uno al otro, con sus sonidos a decibeles prohibidos para la salud auditiva , allí, en las calles de mi barrio Las Delicias de La Esperanza, amenizaban tómbolas y casetas de la acción comunal, bailes de negocios o simplemente casetas de las reinas populares.
Allí aprendí que Eddie incorporó a su Orquesta La Perfecta los trombones, la trompeta de Barry Rogers y otras innovaciones que lo convirtieron desde entonces en El Sol de la Salsa, como se conoce en los medios artísticos.
La gran degustación que nos dio el neoyorkino a los jóvenes de ese 1965, traía ritmo caliente, pero con dulce: fue “Azúcar pa’ Ti”… la salsa brava a la cual en un inicio las parejas le temían porque según ellas duraba 15 minutos y las dejaba más sudadas que a una yegua; entonces a Azúcar solo se le medían los bravos bailadores como El Mata, Yuca Y Bofe y el Papi Lozano, tres bailadores insignias de la calle 41 con carrera 27, valorando cual de los tres tiraba más pases bailables...
Más “el punto cocá” de Azúcar del cual hablaba mi abuelita lo puso Ismael Quintana, entre otras cosas primo mío de la décima generación, quien acompañó a Eddie durante muchos años, hasta cuando el cantante se convirtió en solista.
Fue ese mismo 1965 , cuando también sonó con muchísima fuerza “Ajiaco Caliente” en la voz del mismo Ismael; de hecho mis hermanos bailadores gozaban doble moviendo sus caderas y piernas con maestría mientras yo cantaba:
El ritmo que traigo es azúcar, azúcar pa’ ti…
Pero oye mi ritmo, mi ritmo azúcar, azuquita pa ’ti…
O algo parecido, pues la letra aunque corta me la borró el paso del tiempo y entonces me metía en la letra de Ajiaco Caliente:
Está caliente el ajiaco
la yuca quema la boca,
si me la tibias un poco
podré comerla sabrosa.
Esa malanga quema la boca,
tíbiala un poco para comerla sabrosa…
Con el paso de los años Eddie continuó grabando éxitos y así en 1970 aparece Bilongo, una de las clásicas de la salsa a la cual el Maestro le pone su sello personal, y el compositor Guillermo rodríguez declara su amor a la negra Tomasa que le dio bilongo, es decir lo cautivó, lo hechizó, lo encantó, me imagino yo… con sus caderas y su swing.
Este próximo 15 de diciembre cuando Eddie cumple sus primeros 81 años, pienso yo… los celebrará con mucha música, homenajeado por sus amigos y familiares y por la buena vibración de quienes apreciamos su persona y su extraordinario don artístico.
Pienso que a su casa llegarán aquellos grandes salseros: músicos y cantantes con quienes ha compartido una extraordinaria historia musical aportando piezas eternas a la salsa y el jazz latino; todos ellos y nosotros desde nuestra Cartagena de Indias cantaremos:
Que Dios continúe bendiciéndote Eddie y te de otros 81 años más de vida.
De igual manera, estoy convencido que el maestro a horas tempranas del día 15, antes que lleguen las amistades autorizará a la floristería más cercana, el ramo de flores más hermoso que se pueda imaginar, para depositar en la tumba del otro gran Maestro: Ismael Quintana, quien el año 2016 partió para el cielo de los cantantes y los hombres buenos, pero nos dejó su música y su voz inmortal, con Palmieri, su propia orquesta y con la Fania.
Con los afectos de siempre: uellesq@hotmail.com

-


TAMBIEN TE PUEDE GUSTAR