Educación Patrimonial :Urgencia Manifiesta en Cartagena de Indias (2)

22/01/2018 - 12:08

Educación Patrimonial: Una Urgencia Manifiesta en Cartagena de Indias. (2).
1. MÁS APORTES, FORTALEZAS Y DEBILIDADES.
En el marco de los vaivenes de la Educación patrimonial debe reconocerse también los avances positivos realizados por diferentes entes, liderados por el Ministerio de Educación Nacional con un equipo de talento humano orientado por Maritza Torres C. A este equipo y a la acción de miles de maestros ambientalistas se debe la Política Nacional de Educación Ambiental uno de los logros más importantes de este sector a lo largo de la historia de Colombia.
A la victoria anterior se adiciona la creación de la Institución Educativa ambientalista Cartagena de Indias y el Instituto Ecológico de Barbacoas en Santana, cuyas directoras con sus también valiosos equipos de trabajo, consolidaron sus sueños de “instituciones Verdes” con el modesto apoyo de varios de nosotros, quienes a pesar de los desaires y la invisibilidad a que hemos sido sometidos por entes de diversa naturaleza, con mucho orgullo y gestión por la vida nos ponemos la camiseta de la educación ambiental, el ambientalismo y el patrimonialismo a nivel planetario.
Importante, y de primera línea al igual que las anteriores menciones, es también el trabajo de la Universidad de Cartagena a través de la decanatura de la Facultad de Ciencias Sociales y Educación gracias a un equipo de trabajo bajo el liderazgo de Jorge Llamas y Edilberth Torregroza.
Hoy, La Facultad tiene el programa de pregrado en Educación Ambiental y gestiona una maestría en Educación Ambiental y Desarrollo Local, formando jóvenes de ambos sexos adeptos al ambientalismo, líderes de la defensa del Patrimonio Natural de la Tierra, Colombia, El Caribe y por supuesto de Cartagena de Indias.
Vistas así las anteriores situaciones es innegable que existen diversas preocupaciones y realizaciones de entes públicos y privados por la conservación del patrimonio global, a las que se suma la legislación nacional y local protectora del Patrimonio Cultural y Natural, la pasada y perenne gestión de la Sociedad de Mejoras Públicas (1928-2012),con Carlos Crismatt Esquivia a la cabeza durante 38 años, en torno a las fortalezas antiguas de la ciudad, y que hoy desarrolla con grandes aciertos la Escuela Taller Cartagena de Indias, y el accionar del Instituto de Patrimonio y Cultura de Cartagena.
Muy valiosos son también los aportes del Banco de la República a través de su área cultural, de manera especial con el Museo del Oro de la cultura Zenú, la Casa de Bolívar y la Biblioteca Bartolomé Calvo, el Museo Histórico de Cartagena con su incansable y valioso guardián Moisés Álvarez Marín, y su equipo de trabajo, el Museo de Arte Moderno de Cartagena, la Fundación Conservar liderada por Salim Osta Lefranc, Mincultura, UNESCO, Cooperación española, Casa de España, el Canal Cartagena, Concurso Nacional de Belleza, Cámara de Comercio de Cartagena, EPA y Cardique, las bibliotecas de la ciudad, entre estas las escolares y sus empleados, las cooperativas, de manera especial COOACEDED Y COOTRAISBOL, las secretarías de Educación de Cartagena y Bolívar , y otros guardianes más de una nutrida e importante lista, a cuyos representante presento excusas por no reseñar debido a su cantidad y extensión de este espacio.
Sin embargo, diversas situaciones no están de la mejor manera frente al patrimonio, algo anda mal, algo no se hace bien porque:
1. Miles de Educadores sector educativo oficial y privado en los niveles de preescolar básico, media y superior y del sector de la Educación para el trabajo carecen de una formación y una visión científica sobre el patrimonio natural y cultural del Distrito.
2. Un monto superior al 80% del estudiantado cartagenero , en todos los niveles de la educación y un monto del 90% de la comunidad distrital, pese a todos los esfuerzos realizados por los educadores, los ambientalistas , los patrimonialistas, las entidades oficiales y privadas con compromisos misionales en este ámbito, carecen de las nociones básicas sobre el patrimonio global del Distrito.
3. La gestión y los esfuerzos por educar y conservar el patrimonio de Cartagena, son aislados, entre diversas entidades lo cual resta mucha eficiencia al accionar educativo y conservacionista.
4. Los esfuerzos de las entidades promotoras del turismo, y de aquellas que se lucran de esta actividad, desde las aerolíneas, agencias, operadores, hoteles y similares , restaurantes, servicios de transporte, son tímidos , insuficientes e ineficientes, para educar y conservar el patrimonio, si se observa el comportamiento negativo(falta de aprecio y de valoración positiva) de los visitantes a los monumentos.
Esta situación se observa de manera cotidiana en temporadas altas de turismo y de manera muy especial en las fiestas de fin de año, cuando los desechos y residuos sólidos de toda clase son arrojados y dejados allí, por toneladas, sin consideración alguna tal como pude apreciar en vivo y en directo el pasado 31 de diciembre del año 2017.
5.Las Cátedras de Historia de Cartagena , Ecología y Educación Ambiental de Cartagena y de Ciencias Naturales y Educación Ambiental reglamentadas , las dos primeras por la Alcaldía Mayor del Distrito y la tercera por el Ministerio de Educación Nacional brillan por la ausencia física en el plan de estudios y por supuesto de sus contenidos en al aula, si nos referimos a las cátedras cartageneras; la educación ambiental integrada a la enseñanza de las ciencias naturales por efectos de la Ley 115 DE 1994 adolece la misma falla de las anteriores.
6. El patrimonio monumental al igual que el patrimonio natural de las islas está amenazado por el cambio climático, por la excesiva explotación de los humanos, con fines recreativos y por la negligencia del Estado a nivel local, departamental y nacional, como sucede a manera de ejemplo con Playa Blanca, La vía de Playetas en la Isla de Barú y con la Isla Tierra Bomba, la antigua Carex, morada de nuestros ancestros Caribes.
A ello hay que sumar:
*La actitud de algunos nativos de las islas de destruir el patrimonio monumental, de manera especial los hornos, para convertirlos en piezas de habitación.
*El abandono de los hornos de cal coloniales, y por supuesto de la llamada Ruta de los Hornos en la Bahía de Cartagena , que tanto desvelo y desvela a Alfonso Cabrera y su equipo de trabajo, arquitecto laureado a nivel nacional.
*El abandono total del antiguo cementerio de Caño de Loro y las ruinosas edificaciones del viejo “hospital de Incurables” en la misma zona.
*El ruinoso estado del mal llamado Paseo Pedro de Heredia, (destructor de la cultura Caribe), antes, antiguo Revellín de la Media Luna y del antiguo puente del ferrocarril en la Laguna de Chambacú.
*El deterioro del Parque Apolo en el histórico Barrio El Cabrero.
*El abandono absoluto y la invisibilidad total de que han sido objeto las zonas arqueológicas indígenas en las inmediaciones del Aeropuerto Rafael Núñez, en la Isla Tierra Bomba, y en otras zonas de la cercanía de Cartagena, como por ejemplo Puerto Badel.
Es innegable, entonces, sin negar los factores positivos que encierra la gestión de conservación del patrimonio, que dos variables muy nocivas y amenazantes penden sobre este como son:
• El deterioro y la degradación del patrimonio global,
• y la carencia de estrategias educativas y sensibilizadoras, que motiven a los habitantes de la ciudad y a los extranjeros a conocer las riquezas patrimoniales, a amarlas, estimulando su conducta y gestión permanente hacia la conservación de los legados de Dios, La naturaleza y nuestros antepasados.

II . CONSTRUYÉNDO SUEÑOS PARA UN MUNDO MEJOR.

Ante la situación descrita es innegable:
Primero. Que el Estado Nacional debe asumir con valentía y recursos la recuperación inmediata del legado patrimonial en sus componentes naturales y culturales, al igual que el Distrito, destinando recursos propios y fortaleciendo la gestión con la cooperación internacional, cuyo director nacional es nadie más y nadie menos que el Alcalde (e) Mayor de la ciudad.
Segundo: La necesidad de diseñar y poner en práctica urgente un Plan Maestro de Educación Patrimonial, el cual, acorde con nuestros criterios de ambientalista y patrimonialista debe comprender:
1. El diseño e implementación de la Cátedra del Patrimonio Natural y Cultural de Cartagena de Indias, acorde con los lineamientos curriculares del MEN, los fines de la Educación Nacional y de la Política Pública de Educación del Distrito, en construcción.
2. La incorporación de la Cátedra a la enseñanza de las Ciencias Sociales y de la Historia Nacional, de acuerdo con la reciente ley, l 1874 de 2017 sobre esta materia.
3. La creación de un canal de televisión público local, especializado en el tema que nos ocupa, al estilo Nathional Geographic en el cual participen todas las entidades comprometidas con el patrimonio global.
4. La capacitación de los educadores y la enseñanza a las comunidades, mediante las prácticas de campo de los primeros.
5. La difusión y promoción de la conservación del patrimonio a través de los medios de información: cine, prensa, radio, televisión, internet y redes sociales.
6. Reglamentación e implementación de la prestación del servicio social de los estudiantes en el ámbito patrimonial.
7. Difusión masiva de la literatura patrimonial en las escuelas y comunidades.
8. Tertulias pedagógicas permanentes en las entidades públicas y privadas comprometidas con la temática.
9. Creación de Escuelas Patrimonialistas asociadas a la UNESCO y otros organismos nacionales e internacionales.
10. Producción de videos y corto metrajes con temas patrimoniales producidos por la escuela y los expertos en el tema.
11. Concurso anual sobre saberes del patrimonio organizado por los entes referenciados líneas adelante.
12. Finalmente, un Consejo Distrital permanente del Plan Maestro de Educación Patrimonial Distrital que ponga en marcha estas y otras mejores ideas para conservar y salvar lo deteriorado y perdido, Plan en el cual tengan participación:
Las entidades públicas y privadas, con compromisos misionales en el tema, los maestros, los líderes comunitarios, a través de las JAL y JAC, los ambientalistas y patrimonialistas, los artistas, las cooperativas, las entidades financieras y todos los entes de buena voluntad que deseen conservar el patrimonio: El legado de Dios, la naturaleza y de nuestros antepasados.
Parodiando al revés al poeta Pedro Calderón de la Barca: los sueños, sueños son, pero nuestro empeño apasionado y constante, unidos a nuestros compromisos, los convierten en realidades hermosas.
Con los afectos de siempre, recargados este 2018.
uellesq@hotmail.com


TAMBIEN TE PUEDE GUSTAR