Fernando de la Vega : Una Institución Educativa Patrimonialista.

20/03/2013 - 14:38

1 .NO TODOS SOMOS PATRIMONIALISTAS.
Promover la conservación del patrimonio natural y cultural de Cartagena de Indias, hace parte del proyecto de vida de este cronista y de muchos cartageneros, aunque debiera ser el de todos y de todos aquellos quienes sin ser hijos nativos, de una u otra forma recibimos los beneficios de convivir en una de las ciudades más emblemáticas de Colombia.
De igual manera, todas las instituciones educativas del distrito debieran ser patrimonialistas por la sencilla razón que ostentamos el título de “Patrimonio de la Humanidad y por la inexcusable razón de salvar un planeta al cual cada día se le agotan los recursos de manera irracional y acelerada , por una parte, y por otra el patrimonio que dejaron las generaciones pasadas que desaparece ante el mal llamado proceso del progreso.
Sin embargo, aunque todas las instituciones educativas de la ciudad no son patrimonialistas, a pesar de los esfuerzos de much@s maestr@s y de la Red de Educadores Ambientalistas por conseguirlo, si hay determinadas entidades que optaron por este compromiso.
En este ámbito es conveniente destacar a la Institución Educativa Fernando de la Vega, cuyo nombre honra a uno de los más eximios personajes de la ciudad, desde el año 1954, cuando fue creada como escuela de primaria , primero ,y luego como Concentración de Quinto de Primaria en la década de los años 70; hoy desde el 2005 es Institución Educativa
2 .LOS PRINCIPIOS DE UNA ESCUELA PATRIMONIALISTA.
En nuestros días de marzo del 2013 es fácil distinguir los principios de una escuela patrimonialista, los cuales están referenciados a:
-Un enfoque metodológico global sobre la enseñanza y el aprendizaje del patrimonio natural y cultural.
-Enseñanza vivencial centrada en el patrimonio, es decir en contacto vivo con el bien material o inmaterial.
-Una educación constructora de la identidad local, regional y nacional, apta para enfrentar los avatares de la globalización que pretende homogenizar en una a todas las culturas del planeta
-Una pedagogía, cuyas metodologías se apoyan en el uso de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, Tics.
-Una “Cátedra de Patrimonio” que transversaliza el currículo y pone siempre de presente las realidades locales., vale decir: Una cátedra que hace una conjunción dialéctica conceptual sobre nuestras riquezas naturales, materiales e in materiales, cuya visión permite apreciar la historia en sus verdaderas dimensiones, retrotrayendo el pasado, confrontando el presente y proyectando al futuro el cuidado y preservación de los excelsos dones que nos legó Dios , la naturaleza y las generaciones pasadas
-Construcción de una cultura ciudadana, que asume como propio el cuidado del patrimonio mundial de la humanidad, bajo la consideración que el nuestro, es parte integral de este.
3. NUESTRA PROPUESTA PATRIMONIALISTA.
Si miramos , entonces la práctica pedagógica y social se aprecia que nuestra orquesta Puerto Azul, con sus decenas de niños , niñas y jóvenes preserva uno de los bienes más preciados y valiosos de Cartagena, el Caribe y el mundo hecho Tierra como, es el patrimonio musical; a ella se le suma la participación de seis egresados y dos estudiantes activos de la institución en la Orquesta Sinfónica Juvenil de Cartagena de Indias.
De igual forma, se nota que nuestro plan de estudios tiene como asignatura la Cátedra de Historia de Cartagena, la cual cumple con los preceptos asignados a esta práctica pedagógica, complementada de manera más integral con la enseñanza de las ciencias sociales contextualizadas y críticas de la globalización, el capitalismo salvaje y de las sociedades injustas.
Así mismo, es ritual pedagógico nuestro las expediciones pedagógicas periódicas al patrimonio natural y cultural de Cartagena, en cuyas realizaciones participa toda la comunidad educativa.
Es válido resaltar también los proyectos ambientales con su cuidado permanente sobre el entorno y las sedes de la institución, las cuales, sin falsa modestia, hacen exclamar al visitante la controvertida frase: esta institución no parece un colegio público de lo bien que están sus espacios educativos y administrativos.
Las decenas de niños, niñas y jóvenes guardianes de los mares , de las vías y de la Tierra, son fiel muestra del compromiso con la salvaguardia del patrimonio, tarea que cumplen con sus maestr@s extraordinari@s preservando el ambiente y construyendo una nueva cultura ambiental ciudadana que valora la conservación y la recuperación y desecha la depredación.
Más debe agregarse que el uso las Tics facilita la comprensión del patrimonio y pone en contacto virtual directo a los actores de los eventos pedagógicos fortaleciendo la calidad de la enseñanza y las valoraciones positivas de los estudiantes hacia el legado patrimonial.
Finalmente, nuestra escuela patrimonialista, con sus prácticas pedagógicas , deportivas y culturales, con la emisora de radio Jóvenes en Acción , el proyecto de pintura artística::”Nuestra aula es Cartagena”, conserva y protege de manera global los bienes materiales e inmateriales de nuestra comunidad, teniendo muy presente que somos “ciudadanos del Planeta Tierra”, como lo enseña la parábola del maestro fernandista y que el patrimonio que hoy valoramos, amamos y cuidamos en Cartagena de Indias , es parte del patrimonio de la humanidad, concepción y práctica que nos da la carta de ciudadanía terrícola, aunque a muchas personas “Doctas” de los escenarios ambientales y culturales donde actuamos les cueste trabajo reconocer esta teoría, aceptada hoy en los grandes centros conceptuales del mundo, uno de cuyos representantes más significativo es la UNESCO: Organización de las Naciones Unidas para la Ciencia y la Cultura


TAMBIEN TE PUEDE GUSTAR