La Cátedra del patrimonio: Una propuesta para fortalecer la identidad, la pedagogía y la vida en Cartagena de Indias

22/11/2012 - 21:59

Está comprobado mediante múltiples experiencias, estudios, tratados y teorías que la educación con sentido liberador es una de las estrategias más válidas para acompañar la correcta formación de las personas y a su vez uno de los medios más efectivos ( no siempre ), para promover la movilidad social de los humildes.
Así, desde esta perspectiva, bajo el liderazgo de la UNESCO, diversos países del mundo han adoptado el sistema de Cátedra, para dar mayor significación a algunas de las realidades o temas de importancia trascendental; incluso algunas , de las instituciones de educación superior , más importantes del país han adoptado el sistema, o mejor aún , naciones latinoamericanas como Mexico, tienen en la actualidad 15 Cátedras tipo UNESCO.
Sin embargo, en nuestro medio local y regional, e incluso en altas esferas nacionales, algunos funcionarios con ostentosa ignorancia han rechazado los efectos positivos de la Cátedra, nadando sin suerte contra la corriente mundial, la cual pretendemos fortalecer en nuestra Cartagena de Indias con la implementación de la Cátedra del Patrimonio.
Con la propuesta de esta iniciativa, pretendemos superar debilidades vigentes en el sentido de la existencia aislada de la Cátedra de Historia y de la Cátedra de Ecología y Educación Ambiental, iniciativas nuestras acogidas por sendos decretos distritales de los años 1990 y 2005, y las cuales aunque sus magros resultados saltan a la vista , mantienen la vigencia de la necesidad que la historia actual de nuestra sociedad en crisis exige.
Una Cátedra del Patrimonio, tiene la virtud de integrar una visión global de lo natural y lo cultural de Cartagena de Indias , dando una conjunción dialéctica que permite apreciar las realidades en su verdadera dimensión, retrotrayendo el pasado y proyectando el futuro de los excelsos regalos de Dios, la naturaleza y las generaciones anteriores, cuya importancia y fuerza vital pretenden negar y destruir hoy, importantes sectores de las clases populares y dominantes.
De manera obvia, la Cátedra será escolarizada desde los niveles de la enseñanza del preescolar hasta la educación superior, adoptando en cada uno de estos sus contenidos, metodologías y características propias y especiales.
Más la Cátedra, tendrá un carácter vivencial, aprovechando la riqueza de nuestro espectacular patrimonio, un carácter activo y científico , cuya enseñanza y aprendizaje, ha de involucrar el uso de las nuevas tecnologías para la información y la comunicación (tics,).
No obstante lo anterior, es imposible explicar en este escrito los pormenores de una propuesta científica y compleja, por lo que a manera de conclusión , hemos de anotar que la Cátedra del Patrimonio , sin duda alguna fortalecerá la identidad cartagenera, envuelta hoy en el huracán de la globalización y la estupidez mediática predominante, posibilitará los conocimientos pertinentes desde la educación inicial, hasta el pregrado, partiendo del principio:” Sólo se ama lo que se conoce y lo que se ama se conserva hasta la eternidad de la vida”.
Desde otra perspectiva, la Cátedra , fortalecerá los procesos pedagógicos, al introducir en la escuela una nueva visión metodológica, una nueva tendencia mundial que se abre paso en medio de una sociedad con su cultura y las instituciones educativas en crisis, producto ,de un Estado , que defiende el orden de la inequidad, la exclusión y por supuesto la injusticia.
Finalmente, con la propuesta, la pedagogía cartagenera matizada por la enseñanza y el aprendizaje sobre patrimonio, contribuirá de una manera más certera a formar ciudadanos que defienden sus derechos, cumplen con sus deberes, valoran lo público, aman y defienden su patrimonio.
Por último, debo confesar que el escenario no es fácil, que las dificultades son múltiples y que la incomprensión ,es tal vez, el mayor de los obstáculos. Sin embargo, en algunas instituciones educativas con el rect@r a la cabeza hemos emprendido el difícil sendero.
Por lo anterior en la Institución Educativa Fernando de la Vega hemos entendido junto con el poeta amigo: Caminante, no hay camino, se hace camino al andar.


TAMBIEN TE PUEDE GUSTAR