Las esculturas de Cartagena: Historia de héroes,ídolos y villanos.1

26/07/2017 - 07:28

Las esculturas de Cartagena: Simbología e historia de héroes, ídolos, VIP y villanos. (1).
1. UN BREVE ESBOZO HISTÓRICO SOBRE LA ESTATURIA DEL ANTIGÜO CONTINENTE
La historia de la estatuaria en la Tierra es extensa y compleja, con un origen asociado a las culturas primigenias, vale escribir del modo producción primitivo, conocido también como prehistoria de la humanidad que abarca desde la aparición de los primeros homínimos en áfrica hace tres o cuatro millones de años, de manera aproximada, hasta la aparición de las clases sociales en la antigua Grecia, el año 1000 antes de Cristo.
A nivel planetario puede considerarse que la escultura más antigua, identificada hasta la presente, es la llamada Venus de Willendorf (Austria) descubierta en 1908, a la cual, los estudios científicos, le calcularon 24.000 años (Período paleolítico superior) de haber sido esculpida en piedra caliza, y que simboliza la fertilidad femenina o el culto a la Madre Tierra, al igual que muchas otras figuras semejantes descubiertas en el territorio europeo.
Más la historia de la humanidad con el paso inexorable de los milenios, las centurias y los años, condujo al progreso de la estatuaria y con este, al avance en la elaboración de esculturas representativas de las figuras humanas, deidades y animales destacándose en la antigüedad del llamado Viejo Continente las creaciones de los pueblos de la antigua Mesopotamia y Egipto, entre otras.
Mención aparte, merece también las creaciones de griegos y romanos de la antigüedad, y contrario al conocimiento equívoco existente, las creaciones religiosas de la edad media europea, (Modo de producción feudal) que aunque nunca comparables con las anteriores, si fueron importantes y fortalecieron las creencias del cristianismo durante el extenso periodo del siglo V al XVII después de Cristo).
El Renacimiento europeo dio un vuelco extraordinario a esta bella arte, al punto que las esculturas, entre otras, Moisés, David y la Piedad de Miguel Ángel,(inicios del siglo XVI) se encuentran entre las más famosas del mundo.
El advenimiento de la modernidad con los modos de producción del capitalismo y el socialismo dio lugar al mayor florecimiento de la estatuaria en la historia de la humanidad, con sus miles de miles de creaciones que van desde las figuras antropomorfas y zoomorfas, hasta las más abstractas representaciones en materiales novedosos que superaron el monopolio tradicional de la arcilla, el hueso, la piedra y el bronce.
2. BREVÍSIMO ESBOZO SOBRE LA ESCULTURA AMERINDIA.
En este ámbito “Nuestra América Indígena” no fue ajena al desarrollo de la estatuaria y por ello la presencia de esculturas representativas de las figuras de humanos, dioses y animales son de importancia mundial, como lo demuestran:
* Los Moai de la Isla de Pascua en Chile; representan un conjunto de más de 600 estatuas monumentales, construidas en piedra volcánica, controvertible por sus orígenes cuya creación se le atribuye a nativos de la Polinesia establecidos en esta isla; datan desde el año 1250 hasta el siglo XVI.
Analizada así la situación, el conjunto estatuario no corresponde a nuestros amerindios clásicos; sin embargo, hay que tener presente que los polinesios, son unos de los más remotos pobladores de América de acuerdo con las investigaciones del científico Paul Rivet, en su obra Los Orígenes del Hombre Americano.
*Las maravillosas creaciones de los Mayas, Aztecas e Incas, de Centro América, México y Perú hoy declaradas patrimonio cultural de la humanidad, representativas de la naturaleza, los gobernantes y los dioses.
*Las esculturas de San Agustín, Tierra Adentro y Mongua en Huila, Cauca y Boyacá, de manera respectiva.
*En nuestra Karmairí,(hoy Cartagena de Indias) y sus cercanías, sobresalen dos tipos de civilizaciones amerindias diferenciadas entre sí por el tiempo y por sus diferentes modos de vida y por sus realizaciones materiales.
La primera de estas es la del complejo cultural Puerto Hormiga, Monsú, Canapote y Barlovento, cuyas creaciones de esculturas pequeñas tiene importancia continental por haber trabajado una de las cerámicas más antiguas de América, y por ser tal vez las primeras en grabar en arcilla el rostro del hombre primitivo americano, hace unos 6.000 años de manera aproximada; a lo anterior es válido agregar el conjunto de figuras de serpientes y aves regionales labradas también en arcilla por los primeros escultores de nuestro suelo y algunos poblados vecinos.

La segunda civilización es la representada por los indios Caribes y los pueblos del Gran Zenú ( hoy Sinú) de las sabanas de Córdoba y Bolívar; en estos paisajes hermosos, si bien es cierto que no se dieron creaciones monumentales a granel, si existen importantes figuras de humanos, dioses y animales de la región, de manera especial de aves, hechas en arcilla, y metales preciosos como el oro.
Entre las más significativas creaciones están las pequeñas esculturas de músicos con sombrero vueltiao y de animales regionales hechas en oro y tumbaga (mezcla de oro y cobre) por nuestros amerindios del “Gran Zenú”.
De igual manera sobresalen las figuras de la avifauna regional, en especial de patos y la de un puerco espín, esculpidos en oro, pesando este último varias arrobas, cuya apropiación por parte del invasor español Pedro de Heredia y sus huestes conquistadoras “a sangre y fuego”, representan uno de los hurtos más significativos y uno de los sacrilegios más aberrantes a las deidades de los Caribes, desde el año 1533.
Sobre los tesoros hurtados, y la calidad de las esculturas, Lemaitre (1983) en la obra: Historia General de Cartagena escribe:
…”Heredia logró obtener las dos piezas de orfebrería más valiosas y renombradas , que por aquellos primeros días de la conquista se hallaron en el territorio…Un puerco espín de oro macizo que pesaba cinco arrobas y media, es decir un poco más de sesenta kilogramos y que era adorado como ídolo en el templo de Cipagua(Zipacoa, hoy corregimiento del Municipio de Villanueva, Bolívar) y ocho patos de oro con peso de cuarenta ducados que se hallaban en el poblado de Cornapacúa”.(Campo de La Cruz Atlántico).
A manera de final provisional sobre este tema hay que reseñar la escultura del macho cabrío, construido en oro de buena ley, al cual indígenas y negros rendían culto, con el nombre de Buziraco y que fue arrojado al despeñadero por sacerdotes católicos al llegar a la cima de La Popa, para construir allí un adoratorio a nuestra Señora de la Candelaria, desde el año 1606
Con la conquista de los Caribes en 1533, llegó el ocaso de las culturas amerindias de la Costa Norte de Colombia y la pronta extinción de sus pobladores; las esculturas trabajadas en oro fueron fundidas en su gran mayoría para saciar el hambre del metal precioso de los maleantes conquistadores; sin embargo, una muestra de la calidad del trabajo de nuestros artistas amerindios, es posible apreciarla todavía en las salas del Museo de Oro del Zenú en Cartagena de Indias.
Así, una vez establecida la colonización española, la cultura de los peninsulares se convirtió en la cultura hegemónica de nuestra tierra invadida; las artes, y con ellas la escultura nativa, cedieron el paso, a las creaciones europeas; es muy seguro que las primeras esculturas que se introdujeron a Cartagena, fueran de carácter religioso, ubicadas en los templos cristianos que empezaron a construirse en la ciudad desde el siglo XVI.CONTINUARÁ…


TAMBIEN TE PUEDE GUSTAR