Rubén Blades: ( 1 ) Salsa y Liberación De América Latina.

14/05/2013 - 14:26

Rubén Blades: ( 1 ) Salsa y Liberación De América Latina.

Sin duda alguna, fue un domingo 24 de junio de 1977,día de San Juan Bautista, cuando por estas casualidades del destino de nosotros los humanos, conocí a Rubén Blades aquí en nuestra Cartagena de Indias.
Sucedió con exactitud en la Boquilla, antiguo poblado de los indios Caribes de Barlovento, primero, y luego hasta hoy, reducto de los descendientes de los esclavos africanos liberados formalmente desde 1850, cuando José Hilario López presidente de Colombia firmó la ley que consagraba tan memorable hecho.
El músico, cantante y compositor panameño, conocedor de la historia de “Nuestra América” (como denominó José Martí a la América Latina), y por consiguiente de la importancia de la cultura amerindia que habitó esta zona, a lo largo de la franja costera que nos une con Barranquilla , escogió el sitio para hacer el lanzamiento de su disco de larga duración ( L.P) :”Metiendo Mano”, uno de cuyos cortes más importante y significativo era el de la Canción : “Plantación Adentro” .
No cabe duda que la música atrae a la misma música y a los músicos, pues justo, cuando un tocadiscos portátil de mi hermano Rafael, hacía sonar un vallenato ejecutado con guitarra por” Bovea y sus Vallenatos”, Rubén, atraído por la letra y música de la canción “María Tere” irrumpió en la enramada donde me encontraba, sin La fannia All Star, sin Willie Colón, sin Los Seis del Solar, pero sí con Sofronín Martínez, Pedro Laza, Clímaco Sarmiento, Crescencio Camacho, Crescencio Salcedo, Tony Zúñiga, Fernando Carrillo, trompetista de Pedro Laza y vecino nuestro en Turbaco años atrás y varios músicos más.
Aún recuerdo la letra de esta hermosa canción que tanto llamó la atención y el gusto del panameño y sus acompañantes:
Ella es antioqueña de la serranía,
Pero fue allá en Cali,
donde nos encontramos…
María Tere, María Tere,
Antioqueñita de ojos lindos,
sólo te pido que me recuerdes,
mi María Tere, mi María Tere…
Una vez que finalizó la canción, Rubén empezó su evento de lanzamiento ,sonaron las notas de “Plantación Adentro”:
Plantación Adentro, camará,
es donde se sabe la verdad,
es donde se aprende la verdad.
Camilo Manrique falleció,
Por golpes que daba el mayoral,
y fue sepultado sin llorar,
Ja! Y una cruz de palo nada más!
Mi hermano Rafael, un buen cantante siempre, cantó a dúo con Rubén; a mí me tocó hacer este espectacular coro:
Camilo Manrique falleció,
Plantación adentro camará.
El cantante iniciaba así la salsa de la liberación latinoamericana, denunciando de esta forma, el genocidio cometido por el colonialismo español del cual fueron víctimas varios millones de indígenas desde el Rio Grande de Méjico hasta la Patagonia .
Camilo Manrique, fue uno de los pocos sobrevivientes hasta el año de 1745, cuando el palo del mayoral acabó con su vida, de acuerdo con esta historia del compositor puertorriqueño”Tite” Curet. Alonso.
Después de este primer espectacular encuentro, el siguiente fue en Nueva York, en el año 1978, cuando el panameño promocionaba la canción : “ Plástico”:
Ella era una chica plástica de esas que veo por ahí…
El era un muchacho plástico de esos que veo por ahí…
Era una pareja plástica de esas que veo por ahí..
El sólo pensando en dinero,
ella en la moda en parís,
aparentando lo que no son,
viviendo en un mundo de pura ilusión.
Era una ciudad de plástico,
De esas que no quiero ver,…
Con rostros de poliéster,
Que escuchan sin oír y miran sin ver
Gente que vendió por comodidad,
Su razón de ser y su libertad…
Oye latino, oye hermano, oye amigo,
Nunca vendas tu destino por el oro ni por la comodidad
No te me aguantes, pues nos falta andar bastante.
Vamos todos adelante, para juntos terminar,
Con la ignorancia que nos trae sugestionados,
Con modelos importados que no son la solución.
No te dejes confundir,
Busca el fondo y la razón,
recuerda se ven las caras , pero nunca el corazón.
Aquí en este espacio entraba mi coro con los respetables músicos acompañantes:
Recuerda se ven las caras,
pero nunca el corazón,
Se ven las caras, se ven las caras,
pero nunca el corazón.
Se ven las caras, del trabajo y del sudor,
De gente de carne y hueso que no se venció,
De gente trabajando, buscando un nuevo camino,
Orgullosa de su herencia, y de ser latino,
De una raza unida , la que Bolívar soñó…
Rubén educado en la Universidad de Harvard de Nueva york, conocía bien las entrañas del monstruo, la de los rascacielos más altos del mundo, pero también la de los edificios cancerosos, en los que aún se refugian muchos latinos que todavía tienen el “sueño americano”
“Plástico”, es una de las primeras manifestaciones político filosóficas del cantante panameño, invitando a buscar la identidad del latinoamericano, invitando al pueblo de este continente a buscar la libertad frente al opresor que maneja el capital en cada país y que gobierna el mundo a su antojo desde la globalización impuesta por el imperio.
Es también, el sueño de Rubén, el sueño de Simón de la Santísima trinidad Bolívar, el sueño de nosotros los humildes, ver una América Latina unida, sueño muy difícil de cumplir, pero si un continente con justicia social, en paz, sin los padrinos de la guerra, sin hambre en el rostro y el estómago de los niños y niñas y la sonrisa siempre feliz de nuestras madres latinas quienes al igual que todas las madres del mundo tuvieron el coraje de parirnos y criarnos a lo bien, en un país tan difícil como el nuestro. Continuará.


TAMBIEN TE PUEDE GUSTAR