Cartagena de indias - Colombia
Martes 06 Diciembre de 2016

Ediciones anteriores


Iniciar sesión

Silvestre Dangond(Parte Final):La Pasión Hecha Canción).

Silvestre Dangond (Parte Final): La Pasión Hecha Canción.

En medio  de la fantástica noche y la madrugada  del encuentro con las canciones reales de Silvestre Dangond, la música fue la nota predominante,  opacando  el diálogo que siempre se acostumbra en estas reuniones sociales de familiares y amigos.

El top 10 y más de sus canciones   iluminó nuestra alegría, trajo recuerdos gratos e ingratos de amores y desamores, optimismo sobre la vida, y de manera especial, cantos hermosos a las mujeres, así como también de aquellos cantos que alguna vez, en este corto peregrinar sobre la Tierra, quedaron grabados en mi vida sentimental.

“La Colegiala”, lució triunfante  en las notas de Juancho de La Espriella, en la  voz de Silvestre y de todos aquellos quienes de manera osada nos atrevimos  a cantar a dúo con él o a hacer los coros que casi siempre llevan las canciones del género vallenato, como herencia del areíto de los Indios Caribes  y de otras de nuestras culturas indígenas.

Estos fragmentos de La Colegiala, quedaron grabados para siempre en mi mente:

Me estoy enamorando más,

de tus ojos, de tu boca

y ya no puedo esperar más, porque

algo me provoca…

Anda, dime lo que quieras,

Se que eres la niña para enamorarme.

Yo sé bien que tus padres a mi

 No me quieren porque soy cantante…

Una vez terminada la interpretación, le comenté al conjunto en pleno que en ese instante me venía a la mente la otra canción de” La Colegiala”, de la inspiración del poeta sabanero, Rubén Darío Salcedo,   interpretada  a finales de los años 50 o inicios de los 60, ( 61,62, ayúdenme los expertos) por el Rey vallenato de 1975, el Gran Julio de La Ossa, otro  excelente juglar de nuestras sabanas del Bolívar Grande.

De igual manera, comenté la coincidencia de la letra en “el rechazo de los padres de la estudiante hacia el pretendiente”, con la diferencia que  el de Silvestre  es cantante y el de Julito es chofer, tal como él lo confiesa:

Entonces, porqué mujer,

te enamoraste de mí

sabiendo que este chofer

no puede hacerte feliz?

mejor piensa con cuidado o aléjate de mi lado…

Mejor piensa con cuidado, o búscate un abogado.

También, les dije que años después Alfredo Gutiérrez, del mismo Rubén Darío, grabó la “Contestación a la Colegiala” o “La Cuñada” una de cuyas estrofas dice así:

Ay! aquella colegiala que se burló de Rubén Darío,

Ahora me las pagó con su hermana,

Todas las penas que había sufrido,

Porque  a ella le había afrentado

que yo era un triste chofer,

 porque no era un abogado,

ella me mandó a correr,

pero yo le había formado, una trampa pa’ caer…

Finalmente  les recordé  que  EL Binomio de Oro  y Carlos Vives interpretaron también esa canción, con muy buen sabor y con mucho éxito, quizás con el mismo que tuvieron Hansel y Raúl, cuya versión  fue imposible hallar por la  web y  por los espacios de mi colección salsera.

De inmediato:

 “Dile”  trajo a mi mente recuerdos de un pasado muy lejano, de una situación que muchos de nosotros latinoamericanos hemos vivido, en algún momento de esta vida (Ay la vida, tan difícil que es vivirla, tan bonito que es vivirla); con  hermosa letra y bien interpretada,” Dile” en mi alma  dejó  grabada esta estrofa:

“Dile aunque vivas con él…que”:

 Dile que…Tienes a  alguien,

 que ya sus palabras poco te interesan,

que tienes mis brazos para calentarte,

 y a su vida nunca, jamás tu  regresas,

 dile que lo arrancaste  de ti eternamente

 y a su vida.

El acordeón de Juancho de La Espriella con sus notas llenas de mágica alegría no daba tregua al descanso y así entre notas y tragos, de pronto sonó:

 La Gringa:

Tengo unos amores nuevos,

Se los voy a presentar,

Ella vive en Nueva York,

…Pero para sorprenderla,

  yo vine y le hablé en Wayuu…

Y yo traduje el idioma de los gringos,

en un traductor que  en google hallé,

mientras aquella lengua de los indios,

no dio para traducirla en inglés.

Y nos la pasamos chatiando todo el tiempo,

me dice tu música me encanta.

… y yo le envío canciones vallentas…

Y yo le envíe una de Diomedes,

 una de Poncho Zuleta,

también una de Silvestre,

la gringa está muy contenta.

También una de Jorge Oñate,

y de Beto  Zabaleta.

“La Gringa”… Fue sólo  eso: una sola canción de escasos minutos   la cual dio lugar a tres momentos mentales sucesivos:

 El primero de estos  es el recuerdo de las luchas invencibles de los Wayuu  contra la invasión española, las guerras de resistencia  de  los nuestros que garantizaron  su supervivencia frente a las pretensiones inútiles de los chapetones (españoles) de exterminarlos para siempre de la faz de la Tierra,  como hicieron con los C aribes de los territorios y mar a que dieron su nombre.

 Fueron estas luchas las  que años después continuaría el ejército popular libertador liderado por Simón  Bolívar Palacios y el guajiro José Prudencio Padilla, libertador también con su ejército  popular de nuestra Cartagena de Indias, en  la que, de igual manera, fundó para Colombia la Armada Nacional, sin excluir la liberación de Venezuela.

Así mismo, el nombre de Valledupar trajo la evocación de aquella dama insigne de la independencia  del pueblo vallenato: Doña María  Concepción Loperena de Fernández de Castro la heroína  de esas bellas regiones, voz cantante del grito de liberación y apoyo invaluable con sus recursos logísticos para el triunfo del ejército popular del Libertador Bolívar.

EL momento siguiente fue el de  la evolución del género vallenato con su controvertida” nueva ola”, con sus nuevos  acordes y compases ( si es válido escribir así) y las nuevas costumbres  y palabras usadas en sus letras alusivas  a las nuevas tecnologías, las cuales obligan  a los amantes del vallenato clásico a cuestionar la evolución del género, como lo hacen  a manera de ejemplo los amigos Moisés Navarro e Inés Caraballo.

El lapso final lo representaron los recuerdos de aquellas  parrandas de mis viejos tiempos con Diomedes cantando” Fantasía” de Rosendo Romero, “Los Tiempos Cambian” de Poncho Zuleta, “Mujer Marchita” de Jorge Oñate y” Benditos Versos” de Beto Zabaleta.

 Todavía  no terminaban las notas del acordeón, cuando a continuación Silvestre anunció:

Ahora, amigos y amigos vamos a cantar  puras  canciones para  las mujeres, pero para las mujeres bonitas, como son las que están aquí en estos momentos, para las mujeres que nos han querido  a lo bien  y “para las que queremos que nos quieran”; para ellas van estas tres canciones siguientes.

Así, en medio del bullicio generalizado,  comenzaron a sonar una tras otra estas  preciosas interpretaciones:

GRACIAS:

Gracias por sembrarme

 en el alma nuevas ilusiones,

gracias, por hacerme

 escribir más de mil canciones.

A BLANCO Y NEGRO:

Tú eres la que puede pintar

con mil colores mi mundo blanco y negro

 y borrar mis decepciones.

  y tú eres la que puede

 arrancarme los años

 para ser siempre joven

 y estar siempre a tu lado.

LA MUJER DE MIS SUEÑOS:

Oye mi amor como hago para conquistar tu corazón,

Una mujer que me sepa querer,

Una señora que valga la pena .

Pa’ conquistar tu amor dame la clave por favor…

y  la gente dice que estoy tragao, enamorao

 de la mujer de mis sueños, no tengo paz ni tranquilidad,

 yo deliro por sus besos.

De esta forma, entre  canciones y copas, entre amigos y familiares, entre chanzas y risas, entre recuerdos  del pasado y proyectos futuros di las gracias a aquellas mujeres que habían pintado de mil colores mi mundo afectivo.

Recordé también en aquellos tiempos lejanos de mi soltería, a aquella  ejecutiva de mi ramo profesional, de una alta posición jerárquica, a quien jamás, por cobarde, confesé mis afectos;   evoqué, de igual forma, a aquellas que sembraron en mi alma  nuevas ilusiones y recordé al final que mis parejas siempre habían sido de menor edad que yo, salvo una  excepción con  una excelente mujer que iluminó  el camino en mi vida prematrimonial.

 Ya al final, cuando los rayos del sol del nuevo día se abrían paso firme entre los árboles de mango,  el follaje del mamón, la grosella y la  guanábana, Silvestre y su conjunto típico interpretaron, tal vez una de las mejores canciones del artista urimitero, de la inspiración de otro de los grandes compositores de la música del Caribe: Sergio Moya Molina:

 “EL Tiempo”,  poema musicalizado que  después grabaría con su acordeonista Lucas Dangond, canción que narra una visión muy personal del compositor,  pero que a la larga se convierte en  la saga de la vida de muchos de nosotros  del Caribe, dándole así un tinte histórico – biográfico a la creación de Sergio Moya, creación que al interpretarla como canción, Silvestre puso en ella todas su pasión y su fuerza vital, esa pasión que le caracteriza desde sus primeras grabaciones.

Son grabaciones que  comenzaron con: Román López, luego de iniciarse cantando con “Coco” Zuleta y que  siguieron con Juancho dela Espriella y Rolando Ochoa, heredero del arte de su padre, el juglar vallenato Calixto Ochoa y hoy siguen con Lucas Dangond, otro virtuoso del acordeón.

Por ser “El Tiempo” una de las mejores interpretaciones de Silvestre y una de las que mejor muestra  las cualidades que le han convertido en uno de los grandes  de la “nueva ola” cierro con esta canción, acompañado de una inmensa nostalgia, en esta lluviosa tarde del 17 de agosto, ese encuentro imaginado en un lugar imaginario con las canciones  reales de  este cantor  del Caribe:

EL TIEMPO:

El tiempo, se ha convertido en mi peor enemigo 
porque, me está quitando las cosas queridas 
se lleva la juventud de mis años floridos 
y al fin se va llevando hasta mi propia vida .

Y ya me quitó la niñez de mis hijos 
y hoy no puedo verlos jugando en el patio 
la juventud de mis viejos queridos 
hoy sólo han quedado plasmado en retratos 
también se fueron algunos amigos 
que andaban conmigo cuando era muchacho .

El mundo, se está quedando hasta sin sentimientos 
se alejan, del corazón las pasiones sinceras 
se mueren todas las flores de la primavera 
y todo por la carrera imparable del tiempo. 
 
Y ya se perdieron las cartas sentidas 
de aquellos amores los que un día partieron 
la inspiración de mi musa querida 
era un canto alegre, hoy es un lamento 
y la que ha sido el amor de mi vida,

a veces me mira con resentimiento.
 
El hombre, con el afán de sembrar la violencia 
se olvida, hasta de Dios y su inmensa ternura 
y todas las intenciones de paz y cordura 
se pierden bajo la sombra de la indiferencia.

Y desperdiciamos preciosos momentos 
buscando el dinero que un día prometimos 
y soportamos con remordimiento 
la triste nostalgia de los tiempos idos 
y  las promesas que no se han cumplido, las cubre el olvido por culpa del tiempo.

uellesq@hotmail.com

 

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.
Este es un espacio de participación de los usuarios Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Blogger

Imagen de uellesq

Ubaldo José Elles Quintana es una persona estudiosa amante del periodismo; es ambientalista también y por ello considera que el mejor amigo de los ambientalistas es el periodista , por cuanto por misión y proyecto de vida luchan juntos por conservar el patrimonio natural y cultural de la humanidad. Es doc ente con maestría en educación e historiador por haber estudiado Ciencias Sociales y tener a su haber la autoría de 15 libros sobre el patrimonio natural y Cultural de Cartagena Es colaborador de El UNIVERSAL, hace más de 20 años y ha incursionado también en el periodismo ecológico con el programa LA TERTULIA ECOLOGICA ganador de un premio distrital.

Últimos comentarios

uellesq

Apreciado señor Guillermo Lozano, cordial saludo. Gracias por sus palabras de apoyo.
considero que el sector turístico, del cual ud . es un importante agente, no debe perder esta oportunidad...

Fiestas de Independencia 2: El Carnaval del Gran Caribe.
uellesq

Gracias Guillermo por tus valiosas informaciones sobre la vida de nuestros artistas.
Abrazos :UBALDO.

Ochenta Salseros Inmortales ( 7 ): Salsas Románticas Inolvidables. .
uellesq

Hola, Adolfo, cordial saludo.
Las cuatro notas anteriores de Ochenta salseros y 160 Salsas Inolvidables, al igual que todos mis escritos, están disponibles en este medio.
Haz clic, en...

Ochenta Salseros Inmortales ( 5): 160 Salsas Inolvidables.
uellesq

Miles de excusas presento a mis lectores con el salsero 61 Papaíto pues anuncié: Mujer de Cabaret y reseñé otro gran "petardo" : Bruca Maniguá, clásico de clásicos

Ochenta Salseros Inmortales ( 4 ) :160 Salsas Inolvidables .
uellesq

Hola Gonzalo, cordial saludo.
En la segunda página de los blogs está la crónica anterior.
Todos mis trabajos sobre música y otros temas están disponibles en el blog PATRIMONIO SGLO...

Ochenta Salseros Inmortales ( 2 ): 160 Salsas Inolvidables .