Sólo para Románticos( 1) : Agustín Lara y Rocío Durcal Por Siempre.

21/01/2016 - 09:06

Sólo Para Románticos (1):

Agustín Lara  y Rocío Durcal: Por siempre.

En el leve espacio de la vida humana que Dios me ha otorgado para servir a mis  congéneres debo reconocer una vez más el impacto de la música popular en mi existencia desde los tiempos  de la primera infancia hasta el presente.

Fue en la segunda mitad de los años cincuenta del siglo pasado cuando en el marco del auge del cine mejicano tuve mis primeros encuentros con la música romántica del Maestro compositor y cantante Agustín Lara.

Sin embargo, con mucha pena debo confesar, que sus canciones, al igual que las de Toña “La Negra” me sumían en un profundo sueño, duro de vencer en la función vespertina  que abarcaba la franja de 6: 00 a 8:00 p.m. la sala de cine del Teatro Turbaco.

No obstante, muchos años después en el período de mi adolescencia, la pirámide “agustiniana” se invirtió y las canciones del “flaco de oro” interpretadas por “El Jefe” Daniel Santos se convirtieron en mis favoritas, de tal manera que del goce cotidiano de la música, y  de las reuniones familiares y de amigos  no faltaba la composición hecha a una de las mujeres más hermosas de Méjico, y mucho menos, las de aquel álbum legendario: Daniel Santos Interpreta a Agustín Lara.

En esta entrega musical, gracias a la ciencia y las nuevas  tecnologías aún es posible escuchar a:

Rosa, Palmeras,

Santa, Mujer,.. y

Señora Tentación, entre otras.

 En esta tarde, extasiado con los recuerdos de más de 50 años atrás, recuerdo la voz grave, pero melodiosa del maestro Agustín Lara, y  en mi condición de fiel discípulo del Maestro Daniel  recuerdo la voz inmortal del Anacobero cuando cantaba con pasión de hombre enamorado, (al igual que el mejicano), esa que sentimos los caribeños cuando encontramos el amor de nuestras vidas, aunque sólo sea por un tiempo breve:

…Santa, Santa mía,

alumbra,

 con tu luz mi corazón.

 Poco después, con el acompañamiento sonoro de las marímulatas y el susurro de las ramas de los árboles alentados por los Vientos Alisios evoco los momentos aquellos cuando mi papá, en medio de una celebración pedía que le repitieran en el vetusto tocadiscos Garrard y el radio Philips la canción :”Rosa”, el amor de su vida: mi mamá

 

…Rosa palpitante,

que en un instante mi alma cautivó,

Rosa la más hermosa,

la primorosa flor  que mi  ser perfumó.

No obstante las anteriores piezas musicales, la canción más hermosa que compuso Agustín Lara, se la hizo a una de las mujeres más lindas del mundo: María Félix, “La Doña” y sin duda alguna es una de las mejores canciones que un hombre enamorado puede dedicar a una mujer y  sin lugar a dudas, la mejor versión de “María Bonita” es la de julio Iglesias en aquel inolvidable álbum LP.: Julio Iglesias A Méjico (1975):

Acuérdate de Acapulco,

de aquella noche… junto… a la playa.

te dije muchas palabras, de esas bonitas,

con que se arrullan los corazones,

pidiendo que me quisieras

 y convirtieras en realidades mis ilusiones…

La vida transcurre y en ese dialéctico paso del tiempo  llegan a mi vida en los años 80 y 90 e incluso en estos primeros 15 años del siglo XXI las canciones de Rocío Durcal, quien hizo de la balada, el bolero ranchero y la ranchera, uno de sus momentos cumbres, de manera especial con otro de los grandes poetas populares y cantautores de México: Juan Gabriel, interpretando ella sus canciones o bien cantando a dúo con el artista, en una serie inolvidable de álbumes musicales.

…Como quisiera ahhh, que tu vivieras,

que tus ojitos jamás se hubieran cerrado

y estar mirándolos.

Amor eterno e inolvidable,

 tarde o temprano estaré

Contigo para seguir amándonos.

“Amor Eterno” (1984) es tal vez la más bella interpretación de Rocío Durcal, la cual fue  objeto de muchas controversias al interior de mi círculo de melómanos, hasta cuando llegamos a la obvia conclusión que se trataba de un homenaje real a un ser querido desaparecido, tal vez familiar de Rocío o de Juan Gabriel; pero  solo hoy conocemos que es una dedicatoria a la madre del cantante, la cual falleció en  1974 de acuerdo con el testimonio del blog Cántameycuéntame y de Wikipedia (2016).

Así las situaciones, hoy, es costumbre interpretarla en los funerales, acto que deja un sensación muy dolorosa en el alma de los parientes del finado, tal como me sucedió en el funeral de mi suegra María Del  Carmen Zárate hace tres años.

Por esta razón hoy, después de tenerla como una de mis favoritas en mis celebraciones alegres, ahora la obvio, para no revivir una vez más aquel cruel momento porque…una buena suegra es también una madre  y se quiere como tal… sin discusión alguna.

Hoy, en medio de  este maravilloso mundo de las canciones, no preciso pensar si son estas las que moldean la vida de las personas, o es nuestra vivencia  la que encuentra respuesta en cada una de las interpretaciones que nos impactan y  hallamos   los versos para expresar con canciones lo que no nos atrevemos a decir de manera formal.

Tal vez “No Renunciaré” sea la  respuesta precisa a  “esta loca vida”  a esos amores tercos, a esos sentimientos que desafían  a cualquier lógica humana que en algunas oportunidades de la vida nos encontramos:

No renunciaré ni a tus brazos, ni a tus ojos,

ni a tus brazos, ni a tu boca, ni a tu risa,

ni a tu loco proceder,

 ni a tus besos con los que me vuelvo loco,

ni a la fuerza con que tú me haces querer.

Sin embargo, la razón insiste, y la lucha persiste, y con esfuerzos denodados avanzamos  y angustiados al extremo, entonces nos preguntamos:

¿De qué manera te olvido?

de que manera yo entierro  ese cariño “malo”,

que a diario atormenta mi corazón?

De que manera te olvido?

si te miro en cualquier gente,

y tú no quieres ni verme,

porque te conviene callar nuestro amor!

Pero que va! Los hombres somos más débiles que las mujeres y terminamos vencidos en los brazos  de aquella a quien pretendemos olvidar, aunque en el peor de los casos nos pase igual que a Felipe  Pírela en su famosa canción: El Mal Querido.

Son estas,  tal vez, las razones que dan fuerzas y motivos a las mujeres para cantarnos con Rocío:

Costumbres: (1984).

…Sé que tú no puedes,

aunque intentes olvidarme.

siempre volverás, una y otra vez,

una y otra vez, siempre volverás.

Aunque ya no sientas más amor por mí,

sólo amistad,

¡Yo tampoco  tengo nada que sentir,

y eso es peor!

¡Pero te extraño, como te extraño!

¡No cabe duda que es verdad,

 que la costumbre es más fuerte que el amor!

Quizás A juan Gabriel y a Rocío Durcal no le falten razones para  donar estos poemas musicalizados y las “Costumbres” sean más comunes de lo  que muchos pensamos; las uniones de las parejas siempre han presentado situaciones complejas y los afectos  del alma tienden a ser reemplazados por la seguridad económica y personal, los perjuicios sociales y tantas otras cosas  extensas de enumerar.

¡Sin embargo,  la nota alta que no se pone en duda,   es que el amor, la pasión  y la ternura no se dejen vencer por las “costumbres”,  al contrario de lo que dice la letra   de  esta bella  canción! CONTINUARÁ…

 

 

 

 

 

 

 


TAMBIEN TE PUEDE GUSTAR