Que no se nos pare…

11/04/2014 - 17:41

Para nadie ya es un secreto. Si alguien quiere conocer lo más parecido al caos, al desorden y al desgobierno tiene que ir a Cartagena. Parece que nada funcionara y los que nacimos y la vivimos hasta nos atrevemos a decir, muy con la frente en alto, que es el mejor vividero de Colombia. Pero, claro, creemos vivir felices porque es la ciudad en donde todo el mundo hace lo que le da la gana.

Para nada felices, para nada mejores. Crecimos en la ciudad donde lo último que ha tenido son gobiernos que la quieran, y lo que es peor, ciudadanos a los que les importe. Y no es que todo lo que se tenga que decir de Cartagena sea malo, pero lo malo sí es lo que más abunda por mucha muralla que tenga y muy fotogénica que sea.

Pero entre tanto lío, vamos a quedarnos atrancados en la movilidad, en la ciudad donde uno ya no sabe si suda por el calor o por el desespero de estar metido en una buseta de Ternera que no avanza. Porque al eterno problema de las largas filas, que tanto nos han aburrido y que tantos dolores de cabeza y mareos nos han causado no le encuentran otra solución que ponerle un pico y placa por doce horas a los vehículos particulares. Seamos claros: con pico y placa o sin él, a las 8 de la mañana están los mismos trancones en los mismos trayectos, donde el único día que, creería, que a esa hora no hay embotellamientos es el 1 de enero.

La solución no es que le digan a la gente que tiene sus carros que no salga, ni poner más días sin motos ─que deja en evidencia que el mototaxismo es necesario y que las empresas de transporte y sus buses no funcionan, y que esa situación poco les importa─, porque el problema es que la ciudad crece y mantiene las mismas vías en el mismo estado, sin alternativas y hasta con peajes con prórrogas interminables para concesiones. En Cartagena, para movernos, pagamos más por menos. Absurdo.

Pero, bueno, los trancones existen en todas partes del mundo solo que mientras en ciudades como Buenos Aires inauguran pasos bajo nivel en las intersecciones con las vías de los trenes porque generar impacto negativo en la movilidad ─desde 2008 hasta este año se han construido 22, y para 2015 se prevé la entrega de 6 más─ en Cartagena tumban un puente, hacen una glorieta que solo le va a servir a Transcaribe y ponen más semáforos donde los carros frenan ya por obligación y no, por ejemplo, delante de las borradas cebras, donde los carros se llevan al que sea que pase.

Considero que antes de tomar medidas queriendo demostrar autoridad, cuando no se tiene el don y que lo que dejan ver es falta de conocimiento, se necesitan decisiones inteligentes para ciudades tan complejas, como Cartagena, que reúnen tantos problemas en tan poco espacio.

Alcalde, la solución de la movilidad no está seguramente en restringir más el paso a los ciudadanos, sino en cambiar sus hábitos y rutinas. ¿Qué tal si reorganiza a sus funcionarios y los pone a trabajar en las dependencias de la Alcaldía,  dependiendo de la zona de la ciudad en donde vivan? Así empezaría por evitar la movilización de cientos de ciudadanos al Centro, les evitaría gastar plata de sus salarios en servicios de transportes que no valen la pena y, seguramente, haría más por la movilidad y la calidad de vida de los que viven en Cartagena. … Y qué tal si los empresarios le siguen el paso…

Seguir a @TresEnMil


TAMBIEN TE PUEDE GUSTAR