¿Quién Soy? ¿Para dónde voy?

31/05/2012 - 21:23

Con muchos rizos que intenté domar durante varios años cuando aún no superaba los 20 años, pero ante los cuales me rendí y acepté con dignidad y sin los cuales muchas personas no me conciben.

Hablo duro y soy capaz de bailar la pollera colorá con un vaso en la cabeza.

Trabajo mucho más de lo que mi hermano músico comprende, pero menos que algunas otras personas que conozco.

Tengo menos amigos que los que quise tener cuando tenía 18, pero lo suficientes para ser feliz a los 31.

Mi apellido es raro. Así que me tocó dejar de amargarme el rato porque aparecía registrada en cualquier seminario internacional con el lastname 'Merengue' 'Moreno' o 'Marín' y desistí de las peleas con los porteros para que mi apellido apareciera bien escrito en los libros de ingreso de computadores a los edificios públicos.

Nunca seré lo suficientemente flaca, pero espero nunca llegar a estar demasiado gorda. No fui capaz de mandarme a poner tetas, aunque de chiquita siempre quise tener un tetamen monumental, estilo la Toti Vergara, pero no tener la certeza de que iba a salir viva del quirófano o que la cicatriz fuera más grande lo deseado, me ganaron. Hoy me miro al espejo y doy las gracias por los brassieres con relleno.

Hablo alemán, inglés y español. Tengo pregrado, especialización y una maestría a la que le falta la tesis y el diploma.

Mi papá se puso aretes a los 50, mi mamá viaja a Bogotá cada vez que tengo un problema. Soy malcriada, consentida y llorona.

Lo que leerán aquí puede ser mi vida, la de mis amigos y amigas, primas o la de cualquier extraño cuya historia llegue a mis oídos. Pero de seguro también se parecerá a tu vida, la de tus amigos o tu novio o de seguro a alguna historia que hayas escuchado por casualidad en alguna fiesta.

Este espacio es Tuyo, mío y de todos los demás

Bienvenidos!


TAMBIEN TE PUEDE GUSTAR