Cartagena sigue siendo heroica

16/09/2016 - 09:22

Sí, Cartagena sigue siendo heroica. La cruzada que hoy emprendo, es alcanzar su dignificación como ciudad valiente, histórica, que ha aguantado los embates de los cosarios extranjeros, los corsarios criollos y algo peor, los embates de los corsarios mestizos. La cartagenidad, que habla Goyeneche, se perdió por un plato de lentejas. Seguimos siendo la comidilla nacional sin importarnos eso.

No acabamos de olvidar la ingobernabilidad por la muerte de Campo Elías, la interinidad de sus alcaldes, y ahora se le viene encima que ha quedado sin Concejo por haber violado las normas para elegir Contralor, según la Procuraduría Regional. Primera instancia, ahora hay que esperar el fallo definitivo de segunda instancia. Cómo les parece, ¿hasta para aplicar la meritocracia hay dudas? Y las grandes dudas vendrán cómo hacer para aprobar el presupuesto del 2017.

Carlos Vives acaba de catapultarla más lejos con el nombre de fantástica. Y todo es fiesta, alegría, inocencia, desconocimiento, pero en ella está oculta una lucha tenaz, un aguante feroz, una perseverancia sinigual por defender el Corralito de Piedra los nativos de esa época.

Miren cómo aparece en las portales, su significado de heroica, escrito por el historiador Rodolfo Segovia Salas el 4 de diciembre de 2014 en el periódico el Tiempo: “Cartagena de Indias resistió el asedio y bloqueo naval de fuerzas hispanovenezolanas al mando del general Pablo Morillo entre agosto y diciembre de 1815, 105 días. No bastó el heroísmo. Consumidos todos los víveres y mientras centenares morían de hambre en las calles, los últimos defensores se embarcaron al exilio. Con admiración y no sin remordimientos, Simón Bolívar la proclamó la Ciudad Heroica. Allí sucumbió la primera república, la que la historiografía colombiana conoce como la Patria Boba. Expugnada Cartagena, Morillo marchó a ocupar el resto de la Nueva Granada (hoy Colombia) casi sin encontrar resistencia. Santafé de Bogotá se preparó para recibir a Morillo con arcos triunfales”.( http://www.eltiempo.com/colombia/otras-ciudades/por-que-cartagena-es-llamada-cuidad-heroica/14933482)

Es fantástica, pero de padecimientos reales. Y agrega el historiador, “Perdió un tercio de su población y casi toda su clase dirigente. La reina del caribe tenía 18.000 habitantes en 1810 y solo 8000 en 1870. El tejido social se deshizo……” Hoy tiene más de 1 millón de habitantes, y su heroísmo sigue intacto, a pesar de los avances tecnológicos. Los invasores son los mismos de aquel 1810 con otra vestimenta. Y su tejido social sumido en la pobreza.

Nos hemos acostumbrados a que todo el mundo la usa, la ultraja, se aprovecha de ella y sigue incólume sin despeinarse. Oh Corralito de Piedra, como diría el poeta, tus hijos se han perdido en la manigua, buscando palenques para apartarse de la tiranía feroz en que sigue atrapada.

Una ciudad sin Concejo deja mucho que decir. ¿Serán nuestros dirigentes inferiores a sus responsabilidades? No podemos seguir siendo caballos cocheros, como lo acaba de decir el mismo alcalde, refiriéndose a las solicitudes de las comunidades. Hay que romper de verdad las cadenas y que los mejores hombres y mujeres de la ciudad heroica hagan fila para dignificar su terruño.


TAMBIEN TE PUEDE GUSTAR