Disminuir la pobreza

10/10/2018 - 08:40

No hay que hacer ningún estudio, ya está hecho. No hay que identificar a familias a atender, ya están identificadas.  No hay que priorizar territorios a atender, ya están priorizados. Lo que hay es que actuar rápido ante tantas necesidades que tienen los pobres históricos del distrito de Cartagena y lo nuevos que se han sumado.

Celebro con entusiasmo como ciudadano preocupado por los pobres de la ciudad, que este gobierno fugaz haya incluido en su agenda la lucha contra la pobreza. El ruso Rostow ya lo había dicho, “si la pobreza no se erradica ni se atiende, se vuelve un círculo vicioso”. Pero fue el Premio Nobel de Economía Gunnar Myrdal (1974) quién introdujo dentro del crecimiento económico de las empresas y los países en general, el concepto de “el círculo vicioso de la pobreza”. Aseguró que los países pobres están inmersos en la pobreza y no pueden salir de ella, si las grandes utilidades no se ven reflejadas en el bienestar de la  gente. Después llegó Amartya Senn con los nuevos conceptos del Desarrollo Humano, actualmente vigente por las mismas Naciones Unidas.

Cartagena es una ciudad considerada Patrimonio Histórico de la Humanidad y está próxima a cumplir 500 años de fundada, exactamente en el año 2033. Ya se cumplió el plazo de los Objetivos del Milenio8 (2015) y la erradicación de la pobreza raja a todos los países en vías de desarrollo. Colombia no es ajena a esta realidad, pero una cosa sí es cierta, la falta de oportunidades, las desigualdades sociales y una inequitativa distribución de las riquezas es lo que tiene sumida a muchos  compatriotas en la Extrema Pobreza.

Desde el gobierno de Judith Pinedo, ningún alcalde había anotado en su agenda hasta que llegó Pedrito Pereira en un encargo atípico y lo agendó. Disminuir la pobreza en Cartagena. Somos la segunda ciudad del país  con pobreza monetaria. Y es bueno anotar, por los menos hay indicios, así lo dicen la estadísticas,  que los niveles de violencia que vive la ciudad tienen algún origen en la pobreza.

Y por último, expertos en problemáticas sociales han demostrado que “la pobreza es una situación no una condición del ser humano”. Nadie quiere ser pobre, nadie quiere estar más estricto que un cuarto de manteca, todo el mundo quiere vivir mejor. Los gobiernos y sus gobernantes son los responsables del desarrollo de sus gobernados. Pero cunde la ignorancia de muchos dirigentes que se atreven a asegurar que la pobreza es mental. 


TAMBIEN TE PUEDE GUSTAR