Orinal público

17/03/2014 - 10:05

No quiero ser extenso en los comentarios, entremos en materia.  Los amigos a través de una respetuosa carta me indagan, ¿por qué siendo Cartagena una ciudad turística y reconocida en el mundo, no hay sitio, puentes,  parques, monumentos, calle callejón en el centro que no  presente malos olores a orín y a la misma física mierda? La pregunta fue dura y directa.

Me les metí por la cultura ciudadana. Sentí que no quedaron convencidos. Me preguntaban por las autoridades, sino hacen respetar los sitios emblemáticos, que son los que venden a la ciudad en el exterior. -No son las playas, hay mejores playas en otras latitudes- Las autoridades están haciendo todo lo posible por generar sentido de  pertencia por su ciudad, les comenté.

Bueno amigo lector, en verdad esta es una realidad de apuño.  No hay lugar en el centro y los sitios históricos que no presente mal olor. La ciudad se ha convertido en un orinal público. Por donde uno se meta, encuentra malos olores. Existen baños públicos, de nombre, por su uso hay que pagar. Esas personas deberían ser asumidas por el distrito y los baños convertirse en públicos realmente.

Se la dejo ahí  mejor, porque sí hacemos un recorrido por los barrios, los malos olores son en cada esquina. Y así aseguran muchos que el nivel de vida en Cartagena es bueno, no es cierto, nosotros vivimos mal, pero somos una ciudad tranquila, fiestera y conformista.

Reproduzco  nota del 12 de Enero en El Tiempo, escrita por el periodista Guillermo Santos Calderón que trata de lo mismo: “Empezó el 2014 y ojalá ocurran cosas muy importantes para Colombia. Lamentablemente, luego de pasar vacaciones en Cartagena, he decidido escribir no sobre tecnología, sino sobre el triste estado del Corralito de Piedra. Las calles de esta linda ciudad están inundadas de basura. Y no es solo por los visitantes de esta época, que aportaron botellas, vasos, papeles, envases y otras porquerías, sino por sus propios habitantes, que permanecen incólumes ante esto, que demuestran así falta de amor y cariño por Cartagena”…….

Cartagena es vida, colores, diversidad, participación, un Corralito de Piedra, una joya, una corona, un vividero, hay que cuidarla, respetarla y amarla. “No la ensucie, luzca su patrimonio”


TAMBIEN TE PUEDE GUSTAR