Transversal 54 sigue sin terminar

13/10/2013 - 12:57

Aquí en el corralito de piedras nos acostumbramos a ver las obras inconclusas y pasado un tiempo de tanto verlas igual las aceptamos como buena. Ahí es donde radica el adormecimiento mental de los ciudadanos y los grandes empresarios de la construcción lo saben. Se toman todo su tiempo, esperan…..esperan, y listo todo bien. La obra está felizmente terminada.

La trasversal 54 sigue sin terminar. El tramo que va desde el Colegio INEM hasta la bomba del Amparo, por esa cera, está en tierra pelada, le falta los adoquines que lleva su pare de enfrente. Sus obras de arte. El trayecto es largo. El constructor ahora no tiene ninguna responsabilidad y entonces, ¿quién responde? El distrito como el responsable del desarrollo de la ciudad.

La pregunta que muchos se estarán haciendo, ¿cuánto cuesta adoquinar la transversal 54 del INEM hasta la bomba del amparo? Eso debe valer mucho dinero. Pero que va, el dinero que hizo falta fue a parar a otras manos. A unas manos seria, prestante y honrada de la ciudad. Prohombres que toda su vida se han dedicado al desarrollo de la ciudad. Que cuando DIOS los recoja, no falta quien diga,” la ciudad perdió un gran hombre hay que hacerle un monumento”.

Uno también se pregunta, ¿dónde están las veedurías ciudadanas? Y peor, ¿quién realizó la interventoría de la obra? No aparecen; seguramente que les tocó en dinero una parte de los adoquines faltantes. Pareciera que las obras en Cartagena desde el momento en que definen al contratista que las va a realizar, fíjense bien, un particular o ente privado, viene con veedor e interventor incorporados. No hay noticia que estas instancias de control y seguimiento a las construcciones se pronuncien enérgicamente. Jamás de los jamases.

Quiero que la ciudadanía sepa, que todas las personas somos veedoras por naturaleza. No se necesita de ningún título especial para ejercer esta actividad ante las cosas que no están bien en mi calle, barrio o ciudad. Por ley se forman en una red de veeduría, pero uno también puede hacer esas funciones cuando las veedurías no cumplen su rol. Las Juntas de Acción Comunal es otro espacio comunitario con merecido reconocimiento nacional donde se pueden ventilar estos asuntos de interés general. Y es la instancia más cercana a los problemas comunes de la sociedad.

La ciudad, los estudiantes del INEM, los vecinos directos beneficiarios de la transversal 54 reclaman en una sola voz su terminación cuanto antes. No hay justificación posible que la obra esté sin terminar. La Concesión Vial quien construyó la obra, hace caso omiso a las protestas y exigencias de los estudiantes del INEM y de toda la vecindad. Valorización tiene la palabra, hay que sacar la plata de donde sea pero hay que terminar la obra como fue diseñada.


TAMBIEN TE PUEDE GUSTAR