Vagas Lleras en una encrucijada

06/07/2017 - 10:10

Las elecciones presidenciales del 2018 están bien surtida de candidatos y para todos los gustos. El escenario es propicio para que sea una contienda de programas, planes y proyectos. Nada de ataques personales, esperamos ideas novedosas que conviertan a Colombia en un país nuevo dentro del ambiente de paz que está viviendo.

Lo más probable es que las elecciones presidenciales del próximo año den como ganador a Vargas Lleras. Todas las encuestas así lo confirman. Sin embargo, por los últimos acontecimientos, las cosas han tomado otro rumbo. Por ejemplo, los niveles de corrupción tienen a la gente incrédula de las instituciones. Los últimos ataques terroristas atemorizan al ciudadano. El impacto político y social la firma de la paz con la guerrilla de la Farc. Uribe y Pastrana en coalición. Gaviria envía al ruedo a De la Calle. El presidente Santos aferrado a la continuidad de su gobierno. El partido de la U, más permeable que nunca. La izquierda más desunida que nunca. Cambio Radical tiene claro que solo no saca a su líder de presidente. – Las 100 mil viviendas, acueductos y las vías 4G no son garantía-

Así las cosas, Vargas Lleras está en una encrucijada. Cuando los cruces de caminos indicaban que él aglutinaría a los partidos tradicionales, y por supuesto a la Unidad Nacional la cosa no está definida. Los líderes del NO, quieren capitalizar sus votos y se abrieron en coalición con el conservatismo para llevar candidato único. ¿Quién lo creyera?, Uribe y Pastrana juntos por el poder. La pelea continúa entre Santos y Uribe, sumando a Pastrana, enemigos en cubierta del proceso de paz.

Cuando se pensaba que Uribe mostrara simpatía por Vargas Lleras, debido a su posición neutral al proceso de paz y ataques tenues a la Justicia Especial de Paz JEP, cambia de rumbo y muestra su filiación conservadora invitando a esta colectividad hacer coalición. Esta acción disminuye el potencial de Vargas Lleras y acrecienta la favorabilidad de la oposición.- No hay que desconocer que la imagen del ex presidente sigue intacta y la del presidente en picada, llega sólo al 12% de favorabilidad- En ocho años los asesores de imagen del presidente se rajaron.

A mi modo de ver las cosas, Uribe ya mostró sus intenciones. No quiere correr otro riesgo como lo hizo con Santos. Y Santos en doble encrucijada, Vargas Lleras su candidato, su amigo, su socio y De La Calle su escudero, su ejecutor, su técnico. Y Gaviria muestra sus dientes ante cualquier giro político. Nada está fácil, ni siquiera pescar en río revuelto. El cotarro político nacional se seguirá moviendo. En la segunda vuelta, los candidatos minoritarios tendrán mucha incidencia, hasta el partido político de la Farc, para definir el nuevo presidente de Colombia 2018- 2022.


TAMBIEN TE PUEDE GUSTAR